Portal informativo de análisis político y social

El reto Kumamoto

El reto Kumamoto

May 5, 2015

Los proyectos que han buscado una sociedad más democrática si lo han conseguido. De vivir en un monopolio del poder con el PRI, pasamos a vivir en un oligopolio en el PRI tiene que negociar para poder conseguir más poder. En estos momentos de crisis política y en los que parece que Peña nos ha devuelto al pasado, surge una figura que pone a prueba a la ciudadanía.

La figura del candidato independiente nace en el 2012 a través de la reforma política y, hasta el momento, no ha habido un candidato independiente que haya empujado un avance sustancial hacia el empoderamiento de la ciudadanía; la percepción general de ellos sigue siendo similar a la de los pequeños partidos políticos con ideas radicales que explotan un nicho del mercado electoral para conseguir los votos suficientes para sobrevivir y seguir obteniendo presupuesto. Esta percepción difiere de la realidad, ya que a los candidatos ciudadanos se les otorga aún menos presupuesto.

Esta puede ser su principal ventaja porque, al no contar con recursos suficientes para financiar se, los candidatos independientes se ven obligados a acercarse aún más a la ciudadanía, a empezar desde abajo, salir a la calle y tomarse el tiempo para escuchar a los ciudadanos. De esta manera se crea una relación de confianza, necesaria para conseguir votos, y se da un aprendizaje bilateral, tanto la ciudanía aprende a proponer, como el candidato aprende a escuchar. Esta situación se da al revés con los candidatos afiliados a un partido, la principal diferencia entre un candidato independiente y un político de partido viene a ser que a los últimos el poder se los otorgó el partido, mientras que a los primeros, al no contar con recursos, el poder se los otorga la ciudadanía. Entonces un candidato independiente necesitará de algo más que un voto, algo a lo que estamos profundamente desacostumbrados: la participación ciudadana. Por eso surgen las preguntas ¿Está lista la ciudadanía tapatía para un candidato independiente? ¿Está listo el distrito X para Pedro Kumamoto?

Basta con verlo pedir votos para darse cuenta de que Pedro no es un político convencional, más bien parece una persona normal caminando por la calle, un ciudadano común y corriente que, visto al lado de los políticos, es como un niño pequeño que se le acerca a su papá cuando está con sus amigos y le dice que quiere participar de la plática. El papá se lo niega y le dice: tú eres sólo un niño, vete a jugar (quejar) con los demás niños. Pedro Kumamoto nos invita a nosotros, los niños, a unirnos para participar de la plática de los grandes. Él ve la gestión pública como un servicio a la ciudadanía y se postula como la voz de los ciudadanos en el congreso del estado.

 

“Ocupemos la ciudad, habitemos la política”

Kumamoto 2

El proyecto político de Pedro Kumamoto es tan ridículamente democrático que inmediatamente polariza las opiniones de quienes se ven envueltos en él. Cuando le preguntas a un ciudadano bien informado acerca de Pedro Kumamoto te va a decir que le encanta y que se quiere unir a su campaña o que piensa que Pedro favorece el monopolio del poder Priista al quitarle votos al PAN (considerar que el distrito X ha sido representado en el congreso local por panistas desde 1997). De cualquier forma, solamente un agente del cambio puede generar opiniones tan dispares.

El slogan de la campaña de Pedro “Ocupemos la ciudad, habitemos la política” busca cambiar la percepción de lo público. Hace falta sentir que algo es propio para cuidar de ello como si fuera propio, la percepción actual de lo público nos invita a pensar que no es nuestro, sino del estado. Este movimiento tiene la cualidad de cambiar para siempre la percepción de la ciudadanía de lo público, que pasa de las manos del estado a las de la ciudadanía quien, gracias a este nuevo sentido de pertenencia, asumirá gustosa la responsabilidad de cuidar de ello.

La candidatura independiente de Pedro Kumamoto también plantea un dilema: Si Pedro gana y la ciudadanía no se involucra y hace propuestas, entonces no va a funcionar; para que gane, la ciudadanía tiene que involucrarse y decidir cómo quiere que sea su distrito, entonces si gana, funciona, pero si no gana es porque no queremos decidir nuestro futuro y porque tenemos al gobierno que nos merecemos.

 

Reflexionar acerca del poder que tenemos

Kumamoto 3

Apoyar a Pedro Kumamoto va más allá de darle tu voto, es un tema mucho más riesgoso, involucra poner todo el poder en manos de una ciudadanía que históricamente ha sido desinformada, cínica y apática. Pedro confía en nosotros, pero no nos invita, como cualquier otro político, a confiar en él. Nos invita a confiar en nosotros mismo. Nos invita a reflexionar acerca del poder que tenemos y lo que debemos hacer con él. Es un experimento muy interesante porque, por no llegar prometiendo el gran cambio, si no funciona, lejos de generar desilusión (como lo hizo el PAN), las cosas solo seguirán como están.

Mi pregunta entonces no es si vale la pena apoyar este proyecto, claro que vale la pena. Si tenemos razón al decir que todos los políticos son corruptos, entonces ¿Qué tanto mal podrá causar un político honesto? No tenemos nada que perder. Mi pregunta es si estamos listos como ciudadanos para lidiar con un proyecto político tan inclusivo y tan honesto, esto es lo que hemos estado pidiendo durante tanto tiempo; Pedro ya está haciendo su parte, ahora nosotros tenemos que hacer la nuestra.

 

Autor: Luis Carlos Macías
correo: luiscamacias@gmail.com
BuzonCP
El BuzonCP es una sección donde se publican los mejores artículos que recibimos desde internet. Si deseas que tu articulo sea publicado, manda un correo a buzoncp@concienciapublica.com.mx

No comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. PERSONALIDADES | Pedro Kumamoto | Semanario Conciencia Pública - […] escribió el joven Luis Carlos Macías (Conciencia Pública El reto Kumamoto/) y que al igual que miles de jóvenes…