Portal informativo de análisis político y social

El escultor urbano Francés Henri Marquet

El escultor urbano Francés Henri Marquet

Mar 5, 2016

«Un camino de creación… casi medio ciego», es la síntesis que hace el escultor francés Henri Marquet sobre su recorrido en el arte público, que desde su perspectiva sale de la noción de la escultura pura, que rápidamente es visible para quien es el punto medular de una metrópoli, los ciudadanos.

Años después de aprender la estética de hacer urbanismo, el reconocido escultor afirma que en el espacio público hay personas que viven en una ciudad que les pertenece, por lo que la misión del artista debe ir encaminada a dar sentido social a sus obras.

«Lo menos que puede hacer una creación el artista de ambiente urbano es entender y trabajar con esto, no solamente para hacer pedagogía urbana, sino para dar a su producción un sentido social como siempre ha ocurrido en la historia del arte, donde el artista urbano tenía algo que hacer con las personas que vivía en su época, no era el artista solo que trabajaba por su cuenta en el taller, era alguien que tenía una pertenencia social, en su momento religioso o forma de poder de las personas importantes en su sociedad, entonces siempre el artista ha tenido la oportunidad de representar una oportunidad en la sociedad».

Como artista, Marquet ha presentado obras en diversas ciudades como París y Chicago; pero antes del reconocimiento internacional, recuerda que a principios de su brillante trayectoria, su mayor aspiración era trabajar de la mano con la gente, generando una cadena de creación artística.

«A principios del siglo 20 se entró a otro tipo de práctica como el mercado internacional que se ha vuelto el arte, esto se vuelve una forma de dejar al artista sólo frente a una sociedad, esta situación no me gustaba, pensaba hacer un trabajo útil para los demás, un trabajo que le diera a conocer al mundo mi vida, a funcionar con voluntad de entrar en contacto, eso era mi forma de hacer mi trabajo de forma feliz, teniendo contacto con otros humanos para hacer un proyecto, se trata de intercambiar al máximo las ideas; así a principios de los años 80 empecé a trabajar así, a veces de forma rara trabajo con encargos de proyectos urbanos solos, pero la mayor parte del tiempo trato de hacerlo en comunidad, así no tengo edad de predilección, trabajo con todas las personas, esto me ha llevado a tener una forma de pedagogía urbana, hacer mi trabajo y aprender, unas cosas que no sabía antes, con esto haciendo un camino, un método y camino de creación».

 

Las características de sus obras

El sentido de sus obras es la comunicación, resalta el escultor, quien busca calidad final de sus proyectos, que son inamovibles, pues están diseñados a base de la idiosincrasia de quien lo pide, en el caso del arte urbano nunca será igual en ninguna parte del planeta.

«Cada que tengo un encargo público, mis obras, hay que ver que no son objetos, están construidas, inamovibles, no se puede tomarla y ponerla en otro sitio, no se puede fabricar en México para llevarla a Japón, son únicas y hechas en sitios, son útiles para la gente que las usa día a día, eso es importante porque no es quién paga la obra, pero sí a quién le pertenece. Una ciudad está más hecha de vida que de muros, lo que da la vida a la ciudad es la gente, una ciudad sin gente no es ciudad, no existe. No son grandes ideologías, ni política, son vivencias de cada día, si hay una escultura y veo un niño encima me alegro, si veo un hombre que ha trabajado conmigo y trae a sus nietos diciendo que lo ha hecho conmigo, me encanta».

 

Su visita a Guadalajara

CUAAD

Además de participar en conferencias y talleres con los alumnos del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUUAD), Henri Marquet visita por primera vez México y Guadalajara, a lo cual explica el motivo de su presencia.

«El origen del movimiento es cien por cien mexicano, los tres grandes maestros del monumentalismo estético de la pintura son los que han inventado el principio que era estético, antes de ellos fue José Guadalupe Posada que era el arte público del arte público, nacido en su pueblo y con un discurso que era totalmente natural, nada de conceptos, hacer las cosas natural, que se entiende de la forma más sencilla posible, para la gente que está a diario, con esto empieza para mí el arte público».

Agrega: «Estoy encontrando que en la historia moderna se ha hecho este camino, el mundo sin saber dónde venía, ahora al estar aquí es porque se inventó el arte público. Es la primera vez que vengo a México, he esperado mucho tiempo, tuve la suerte de acercarme para poner en limpio las ideas que tenía y verificarlas, por un concurso de circunstancia y hacer amistad aquí, es un placer enorme estar en la escuela y dirigir el taller de escultura, esto es fabuloso, los profesores te esperan, los estudiantes están listos, semanas después tengo amigos, el resultado principal ha sido buenísimo, me llevo formas de pensar del arte público que no es totalmente la forma de presentar en los estudios, las técnicas es lo principal, aprendo en este círculo de amistad».

A unos días de regresar a Europa, Henri Marquet acepta que será difícil irse de México, pero espera que a corto y mediano plazo se presente la oportunidad de visitar nuevamente México y seguir exponiendo el arte público que crea.

«Para mí era muy importante estar aquí, darme un baño de la vida cotidiana de la gente, estoy compartiendo la vida de los estudiantes, de la gente que habla conmigo, siempre encuentro interesante viajar y conocer un país así, me pasó en España, en Estados Unidos, en América del Sur, hasta sentirme en casa, ahora me tengo que ir con una pena muy grande, me quiero quedar, pero no puedo porque mi vida está en otro lado, pero haré todo lo posible por volver, porque es como un circo, se instala, la gente viene, pero luego se va, y el vacío queda en el terreno, entonces es ese sentimiento, muy sentimental, de apreciar y ser apreciado, de vivir un momento», puntualizó.

 

III semana de la escultura

150430_lunes_semana_de_la_escultura_fq_5

Bajo el tema de «Intervención Plástica en el Medio Ambiente de la Ciudad», los alumnos del CUUAD realizaron su exposición de trabajos que fue el resultado de diversas charlas con Henri Marquet.

El proyecto, cuya principal característica era conceptualizar una idea para posteriormente realizarla en el contexto de una metrópoli, contó con gran participación de treinta alumnos divididos en cinco equipos quienes resaltaron el valor de trabajar en equipo y hacer uso de los espacios públicos.

Por su parte, el Departamento de Artes Visuales resaltó el interés de que los alumnos estén en contacto con grandes exponentes como Henri Marquet, además de hacer un llamado a todos los interesados a asistir a sus instalaciones para dar a conocer los trabajos de los estudiantes y que estos puedan ser tomados en cuenta en las decisiones de la ciudad.