Portal informativo de análisis político y social

JUAN JOSÉ RÍOS, EL PUEBLO DE ROBERTO OSUNA SEMILLERO DE BEISBOLISTAS

JUAN JOSÉ RÍOS, EL PUEBLO DE ROBERTO OSUNA SEMILLERO DE BEISBOLISTAS

Dec 18, 2016

La franja de Gaza, le dicen a la calle que divide a Los Mochis y Guasave y donde empieza el poblado de Juan José Ríos. Es curiosa esta avenida, ya que en la parte que le corresponde a Los Mochis está pavimentada y la otra que es ya Guasave, es terracería.

Esta comunidad ejidal de Juan José Ríos, municipio de Guasave, es la que vio nacer el 7 de febrero de 1995 a Roberto Osuna Quintero, a quien aquí le dicen «El Chufito», porque su padre Roberto Osuna Escalante es conocido como «El Chufo», y su hermano Antonio Osuna Escalante es «El Cañón».

Juan José Ríos, con una población que ronda los 60 mil habitantes, es un semillero de beisbolistas, como lo es Guasave y Sinaloa, donde nació la dinastía de «Los Osuna» y que hoy por el éxito logrado por Roberto Osuna con Azulejos de Toronto, alcanza relevancia internacional. El bulevar Batequis es la avenida central de Juan José Ríos y es de las pocas calles con pavimento, la mayor parte es terracería.

«A Roberto Osuna lo conocimos desde chiquillo, desde que tenía 11 o 12 años, presentaba ya condiciones muy favorables para jugar beisbol: bateaba, tenía poder y también tenía muy buen brazo, ya que fue desarrollándose se le fue encaminando para que fuera lanzador», recuerda Gabriel Low, scout de Diablos Rojos del México y de Mets de Nueva York, quien lo llevó al equipo escarlata.

 

 

 

LA DISPUTA

Como Guasave y Los Mochis está muy pegado, por los derechos de Roberto Osuna hubo una disputa entre Los Mochis y Guasave, toda vez que de acuerdo a la reglamentación respectiva, cada equipo de la Liga Mexicana del Pacífico tiene derecho a proteger a 3 jugadores del territorio que viene siendo de su municipio y como Roberto Osuna vivía en Juan José Ríos, municipio de Guasave, fue protegido por el Club Algodoneros de Guasave que hoy es Charros de Jalisco.

Incluso por tener los derechos de Roberto «Chufito» Osuna se llegó hasta la falsificación de un acta de nacimiento para hacerlo oriundo de Ahome, que es el municipio al que pertenece la ciudad de Los Mochis, donde precisamente jugaba el hoy cerrador estelar de Azulejos de Toronto.

«Él nació en el municipio de Guasave, pero la mayor parte de su desarrollo como pelotero fue en Los Mochis desde las ligas infantiles, ellos querían que lo consideraran del municipio de Ahome, pero por derecho a esa territorialidad queda en Guasave donde nació», explica Gabriel Low.

El scout de Diablos Rojos se abstiene de hablar sobre el pago millonario que hizo Azulejos de Toronto a Diablos Rojos por el contrato de Robertito Osuna, pero trascendió que es el más alto que se ha pagado por un novato mexicano y que alcanzó los 2 millones de dólares.

 

 

 

SEMILLERO DE PELOTEROS

Guasave y Juan José Ríos es semillero de peloteros, comenta el scout también de Mets en México. «Están los dos Osuna, el tío y el padre de Roberto que también se llama Roberto y son jugadores destacados de la región, y hay otros peloteros más nuevos, como Gabriel Gutiérrez, receptor de Charros y Diablos Rojos del México; Jesús «Chuyito» López, parador en corto que jugó con estos dos equipos; Édgar Leyva, Randy Gálvez, Raciel Acosta, Cecilio Garibaldi (…) Han salido muchos talentos de esta región».

De Sinaloa son Teodoro Higuera que en la década de los 80 tanto brillara con los Cerveceros de Milwaukee, contemporáneo de Fernando «Toro» Valenzuela; Oliver Pérez, otro ligamayorista; Julio Urías que promete mucho con Dodgers de Los Ángeles; Juan Carlos «Harper» Gamboa, que en verano juega con Diablos Rojos y en invierno con Cañeros de Los Mochis, por citar a algunas de estas figuras oriundas de la tierra del chilorio.

En el 2015 el diario «El Debate» publicó una investigación en la que mostraba que Sinaloa es el estado con mayor producción de peloteros del país; en el 2013 los de la tierra donde toca fuerte la tambora contaba con el 25%, superando a Sonora que tenía el 23%, Veracruz con el 12% es el tercero en esa lista.

En 2015 se estimaba en 165 los peloteros profesionales que aportaba Sinaloa a la Liga Mexicana de Beisbol y el municipio de Ahome —donde está Los Mochis— el municipio de donde más salen.

Juan José Ríos cuenta con dos ligas de beisbol, la Clemente Grijalva Cota es la más antigua y de mayor tradición, de donde surgieron los hermanos Osuna, así como «El Chufito», además de una liga infantil y juvenil, en la que participan 8 equipos en su edición 2016.

 

 

 

«EL CHUFITO» JUGABA EN LOS LLANOS

Carlos Eugenio Soto Escalante «El Geno», amigo de Roberto «El Chufo» Osuna, resalta su labor como entrenador y preparador en el desarrollo profesional del hoy estelar lanzador mexicano en Grandes Ligas, recuerda que este jugaba en los llanos de Juan José Ríos.

«Roberto “El Chufo”, hizo de Robertito un atleta, como buen instructor de beisbol. Primero al atleta y luego al pelotero. Esa es la clave del éxito de “El Chufito”, porque es muy raro que llegue un joven con facultades, si no se le prepara físicamente. Son garbanzo de a libra», destaca.

«Aquí puede haber jóvenes con grandes facultades para jugar beisbol, pero que no llegan porque les falta esa preparación de ser peloteros pero también ser atletas y eso lo entiende muy bien “El Chufo”», señala «El Geno».

«El beisbol cobra cada vez mayor relevancia en Juan José Ríos. Antes la comunidad ejidal tenía sus campos de beisbol en el llano, los famosos tastes, pero ahora ya cuentan con una unidad deportiva con campos de beisbol con pasto, tanto para niños como para adultos, incluso hay un estadio de softbol con pasto sintético e iluminación.

 

 

CON FÁBRICA DE PELOTEROS

Roberto Osuna padre tiene además dos hijos menores que juegan beisbol y que tienen ya 15 años de edad. «Roberto “El Chufo” tiene fábrica de peloteros en su casa, tiene dos cuates, tienen capacidad física», hace notar «El Geno».

Sobre el éxito de «El Chufito» con Azulejos de Toronto, dice que es de gran alegría para la gente del beisbol que vieron el esfuerzo que hiciera Roberto el Padre en su formación. «Es un gran instructor, que supo encontrar como elemento número uno la disciplina, además la sencillez nunca la ha perdido, es nuestro amigo, no ha cambiado, sigue siendo el mismo de siempre».

La madre de Robertito mucho tiene que ver también en sus logros, dice «El Geno». «Le doy mucho mérito a la mamá, alguien que salga bien como persona, el empeño que le puso la señora madre, así como la madre de Toño y Roberto, su madre apoyó al hijo y nos da más gusto todavía».

Recuerda que así fue también Doña Toña Escalante, la madre de «El Cañón» y «El Chufo», que supo crear y sacar adelante a 9 hijos, una familia grande de Juan José Ríos, cuatro mujeres y cinco hombres.

 

 

UNA ACADEMIA

Finalmente considera que sería muy positivo que se creara una academia de beisbol en Juan José Ríos para formación de estos peloteritos. «Es el deseo que se concrete, que se enfoquen las baterías. Ya tenemos campos deportivos, antes era un llano donde jugaban. Nos falta mucho, crecer y desarrollar la liga infantil».