Portal informativo de análisis político y social

EL RIESGO DE POLARIZAR LA ELECCIÓN ES GRAVE ALERTA LEONARDO GARCÍA CAMARENA

EL RIESGO DE POLARIZAR LA ELECCIÓN ES GRAVE ALERTA LEONARDO GARCÍA CAMARENA

May 2, 2015

A la capital jalisciense le puede ocurrir lo que a la capital del país en el 2006, no porque Alfaro o Villanueva pudieran actuar como López Obrador, sino porque el encono en las campañas está polarizando a los tapatíos.

Esto desde la óptica de Leonardo García Camarena, candidato a la alcaldía de Guadalajara por el Partido Humanista, quien para prevenir esta situación ha pedido de manera urgente la intervención del presidente de México, Enrique Peña Nieto; la del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y la del Instituto Nacional Electoral.

El planteamiento lo hizo a raíz de que se revelaron las grabaciones del magistrado con licencia, Leonel Sandoval, «para que investiguen, analicen, finquen responsabilidades y garanticen un proceso electoral en Jalisco apegado a derecho y a las reglas democráticas que nos hemos dado entre todos los mexicanos».

Exigimos que obliguen a todas las instituciones jaliscienses, sobre todo a las electorales, judiciales y del Poder Ejecutivo, a que se mantengan firmes en el cumplimiento de sus funciones, dando garantías de libertad, de equidad y de amplia participación ciudadana y eviten todo sesgo de inclinación a favor o en contra de partido político o candidato alguno.

Exigimos —abundó— que eviten la presencia de otras historias de manipulación electoral y de violencia poselectoral que se generan con autoridades cómplices u omisas de sus responsabilidades jurídicas ante los procesos electorales y se anulen las manías de quienes creíamos, habían aprendido la lección.

Leonardo García Camarena, con mucho el candidato más experimentado y con mayor cantidad de cargos públicos desempeñados en su quehacer dentro de la política, expuso que sin importar quién vaya a ser el que la voluntad de los tapatíos le designe la responsabilidad por la elección de la presidencia municipal de Guadalajara, «flaco favor nos hace un entorno de esta naturaleza, si ganara Villanueva tendría un problema de legitimidad verdaderamente grave con lo que está ocurriendo en torno al papá del gobernador; pero igual pasaría con cualquiera de los otros candidatos como con el mismo Alfaro, porque vamos a terminar con una elección en encono, con una elección con diferencias que parecen insalvables y que en nada le abonan a que los tapatíos aspiren a la construcción de una ciudad diferente, de una ciudad mejor».

Precisó que si estás hablando de la talla de un magistrado cuya obligación es hacer cumplir la ley y está invitando a violarla, y si además ese magistrado es el papá del gobernador, «lo menos que debes pedir es que no sea ninguna instancia estatal, dirían los abogados con sus famosos latinazgos, «ad cautelam» (por si las moscas) que sea una instancia federal, es lo más sano y estas tres instancias: Presidencia de la República, Secretaría de Gobernación e INE tienen la posibilidad de garantizar que la elección sea verdaderamente una fiesta electoral y no un parteaguas de encono, en donde lo que le sigue no van a ser tres años de gobierno, sino tres años de conflicto, de división, y yo pensando en los tapatíos, serán otros tres años de colonias olvidadas con inseguridad, con desempleo y con servicios municipales a veces paupérrimos».

 

La trayectoria del más experimentado

Leonardo García Camarena es alteño, nace en Tepatitlán hace 49 años, pero tiene raíces tapatías por su abuelo Jesús García Casillas y su parentela avecindada en la colonia Talpita, Analco y la zona de la Plaza de la Bandera. Está casado, tiene 4 hijos y es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNIVA, con maestría en Desarrollo Humano.

En el servicio público, con mucho es el más experimentado de los 9 candidatos a la presidencia municipal de Guadalajara, incluyendo a los tres «grandes», es decir, rebasa con mucho su trayectoria y su experiencia a la que han tenido Alfonso Petersen, Enrique Alfaro y Ricardo Villanueva, candidatos del PAN, PMC y PRI, respectivamente.

García Camarena ha sido diputado local y diputado federal por la vía de la mayoría, fue presidente municipal de su natal Tepatitlán, fue además subsecretario de Educación, oficial mayor del Congreso del Estado, comisionado de Desarrollo Político en la Secretaría de Gobernación y coordinador general de Concertación Social en la propia Secretaría de Gobernación.

La candidatura a Guadalajara le llegó estando en el limbo político, estaba en un remanso de silencio político autoimpuesto, de 2013 a la fecha con el ánimo de reflexionar qué le estaba pasando al PAN, no se registró, no se reafilió para no dañar a una institución a la que dice querer mucho, donde tiene muchos amigos, algunos honestos y con ganas de servir a los ciudadanos, pero admite que lamentablemente hay otros que han perdido la brújula y se les ha olvidado que un partido político de la talla del PAN que no les sirve a los ciudadanos, es como la sal sin sabor, nomás no funciona.

Lo invitan al registro del Partido Humanista, participa, lo invitan como candidato a diputado local o federal y declina, finalmente la Junta de Coordinación Estatal, vieron el perfil, el currículum y le insisten pero ya para la candidatura a la alcaldía; se resiste y les ofrece alguna opción adicional, un empresario, un candidato de buena talla, de buen perfil, pero insistieron en que el candidato a Guadalajara sea él.

«Y aquí andamos recorriendo las calles de Guadalajara, las colonias, los tianguis, los mercados, saludando a las personas de a pie, personalmente y tratando de presentar qué queremos para Guadalajara», explica Leonardo García Camarena.

Explica que la estrategia de su campaña la ha dividido en tres tiempos, en la primera la intención es darse a conocer, en la segunda ha entregado una papeleta casa por casa, negocio por negocio, en donde se le pregunta a la gente qué necesita hacerse para transformar esta colonia, en una colonia más humana y la gente podrá optar por una serie de 8 o 10 opciones, o bien tendrá algunos renglones por si quiere agregar algo más de lo que no esté contemplado ahí; el tercer lapso será recoger la información y con lo que surja de las papeletas estará realizando el plan de gobierno propio de esa colonia.

 

Los tres problemas fundamentales

Pero al margen de lo que le habrán de contestar los tapatíos en la papeleta, a juicio de Leonardo García Camarena son tres los graves problemas de Guadalajara.

  1. La seguridad, en algunos casos por ausencia de la policía, en otros por vandalismo, pero en otros me empieza a preocupar lo que escucho, que las colonias tienen dueño, que los policías saben dónde viven y que además en algunos casos cuidan sus casas las patrullas las 24 horas del día, cuando deberían estar cuidando al ciudadano, no a sinvergüenzas.
  2. El desempleo, un fenómeno muy riesgoso, gente de 30 años que no encuentra oportunidades aunque hayan estudiado, madres solteras, en su mayoría jóvenes, sin trabajo y un sector que me está preocupando, los mayores de 45 años a los que ya nadie los quiere contratar.
  3. Dos servicios, de salud que no son responsabilidad directa del municipio, pero que se debe coadyuvar para que haya una mayor cobertura, sobre todo en temas de geriatría. Y los propios servicios municipales ya que nos encontramos con colonias a las que si no les faltan lámparas, no funciona el agua, hay problemas con los rondines de la policía, la basura no pasa con regularidad.

Finalmente Leonardo García Camarena advierte que según sus propios datos, a la fecha de la elección el Partido Humanista podrá llegar hasta el 7–8% del porcentaje de votación y podrían desplazar al PRD como la cuarta fuerza política en Jalisco.