Portal informativo de análisis político y social

‘SEIS ENCUESTAS LE DAN DELANTERA’

‘SEIS ENCUESTAS LE DAN DELANTERA’

Jun 4, 2015

El reloj marca las 6 en punto. La cita, en Javier Mina en su cruce con la calle 58, como referencia la estación de Tren Ligero Cristóbal de Oñate. Al acercarse al punto, ya se ve el colorido, comenzaba la denominada Ruta de la Victoria.

Algunos autos chopper encienden sus motores, los conductores vestidos con playeras y chamarras de su candidato; todo estaba listo, apareció Ricardo Villanueva Lomelí, vestido de manera cómoda, pantalón de mezclilla, botas y su camisa blanca, con insignia de su partido. De inmediato, los militantes, prensa, y alguno que otro curioso corrieron ante él. De entrada, agradeció a todos su presencia, y comenzó una pequeña entrevista con los medios de comunicación. Afirmó que seis encuestas le dan el triunfo y que el PRI no contribuyó a la guerra sucia. No pudo dar más respuestas, pues la gente lo aclamaba y acudió al llamado.

Entre porras y aplausos, el candidato abordó un Jeep rojo y comenzó el recorrido por la ciudad de Guadalajara con motivo de su cierre de campaña. El rumbo Javier Mina, en su sentido oriente-poniente, en donde la calle lucía como una valla humana apoyando con vestimenta roja y blanca al candidato. En algunos casos recibieron señas de apoyo, en otros el tan famoso claxon del desprecio de los automovilistas.

 

Un candidato feliz

La consigna del Partido Revolucionario Institucional era compartir alegría a las calles de Guadalajara; por ello, en cruces de alto tráfico se instalaron brigadas, unas a ritmo de mariachi, otras al son de la batucada, incluso otros con bocinas con música en apoyo de Villanueva Lomelí. Propios y extraños, de entrada, lo disfrutaban.

En algunos de los puntos, gente de renombre en el PRI manifestaba su apoyo, como fue el caso de Miguel Castro Reynoso quien compartía banderas y alientos junto con los muchachos de las brigadas; o el presidente del Partido Verde en Jalisco, Enrique Aubry, quien en la Minerva respaldaba al candidato de la coalición con banderas verdes; el presidente de la Fundación Colosio Filial Jalisco, quien en la cera de enfrente hacia el contraste con las rojas; Martín López Cedillo, candidato a diputado federal por el distrito XI de Guadalajara, enfundado en su chamarra con insignias del candidato, entre otros.

Ricardo Villanueva, cual estrella de rock, bajaba continuamente del vehículo para atender a la militancia priista, quien se rindió a su candidato; imposible atender a todos, pero de inmediato publicó en su cuenta de Twitter durante el recorrido “tantas sonrisas y caras conocidas me siguen alentando”.

Visitó distintos puntos distritales; miles de personas que caminaban y aguantaban estoicamente en las calles envueltos en banderas rojas, blancas y verdes entonando porras que prometían que “Villanueva será presidente”.

 

Punto final de encuentro

Los organizadores dijeron que ocho en punto llegaría a Palacio Municipal de Guadalajara para el cierre; pero, resultó imposible. No obstante, el contingente llegaba cada vez más, incluso se añadieron uno que otro, pues el ambiente de fiesta los atraía.

Y que es en pleno corazón de la ciudad no se hablaba de otra cosa sino que política; algunos apoyando al priísta, otros que iban con rumbo al evento de Movimiento Ciudadano; otros tantos con Lagrimita quien también cerraba campaña en el centro histórico, y unos cuantos más dudando del proceso electoral y sus gobernantes.

Siendo las 9 horas con 5 minutos, arribó Villanueva a Plaza Guadalajara. De inmediato llegó la gente, fotos por todos lados, gritos augurando una victoria y todos con esperanza de construir un camino mejor en la vida pública.

La vida política está acostumbrada a los grandes mítines y cierres espectaculares de campaña. Villanueva decidió hacer lo contrario, sin acto masivo y mejor una marcha distrital, en un lugar en el cual espera laborar en los próximos tres años.

“Terminamos aquí porque aquí queremos hacer todo por los tapatíos; es simbólico, espero que a partir de Octubre sea mi oficina para resolver todos los problemas la ciudad”.

Y es que el motivo también fue debido a no excederse en gasto de campaña, en donde aseguró están por debajo de los 5 millones de pesos que les permite la ley.

“Es un tema del gasto, hemos sido cuidadosos de no excedernos del tope que tenemos. Ya no nos daba para hacer un concierto, no quisimos hacer nada costoso y mejor salir a la calle con mensajes de alegría para los ciudadanos, vamos a empezar a resolver lo que hace falta y continuar con los proyectos de esta gran ciudad”.

En lo que pudieron ser sus últimas palabras de campaña, pidió a la gente primero salir a votar el próximo domingo y posteriormente otorgarle la confianza de ser el próximo alcalde tapatío.

“Confíen en Ricardo Villanueva, he demostrado que podemos hacer las cosas bien, que tratamos el dinero con honestidad y transparencia. Están todas mis declaraciones, quiero hacer mucho por Guadalajara”.

Sin más, y con el reloj marcando las 9 con 30 minutos, arribó el denominado “VillaMovil”, en el cual el candidato partió, esperando ya la ansiada contienda del domingo que marcará su rumbo político.