Portal informativo de análisis político y social

LE URGE A PUERTO VALLARTA REVISAR Y REPLANTEAR SU POSICIONAMIENTO: GABRIEL IGARTÚA

LE URGE A PUERTO VALLARTA REVISAR Y REPLANTEAR SU POSICIONAMIENTO: GABRIEL IGARTÚA

Jul 5, 2014

Por Diego Alejandro Morales Heredia —-
“A Puerto Vallarta le urge un plan estratégico a 10 años que le permita enfrentar y resolver problemas de fondo que enfrenten y al mismo tiempo impulsar acciones en conjunto para reposicionar de nueva cuenta la marca de Vallarta, y la tarea es trabajar en conjunto sociedad, autoridades y empresarios”, propone Gabriel Igartúa Sánchez desde los micrófonos de Conciencia al Aire.
Dice desconocer el plan de trabajo de la Secretaría de Turismo de Jalisco para con Puerto Vallarta. “He tenido poco contacto con el Secretario de Turismo, tengo buena imagen de él, pero desconozco el plan de trabajo de ellos, sé que ha tenido acercamiento con líderes empresariales en Puerto Vallarta”, aclara.
La mala política y la alternancia han sido negativas para el desarrollo de Puerto Vallarta. “Los problemas de malas administraciones tienen que quedar al margen del turismo y de la hotelería en Vallarta”, critica el presidente de la Asociación Mexicana de ex presidentes empresariales A. C. (AMEXE), capítulo Puerto Vallarta.
Habla de la necesidad de impulsar acciones estratégicas en conjunto para reposicionar de nueva cuenta la marca Puerto Vallarta como punta de lanza a nivel nacional. “Para que no se estanque el progreso de Puerto Vallarta, hay que trabajar en conjunto”, subraya.
La zona turística de Puerto Vallarta –se le señala– da la impresión que durante los últimos años se ha estancado y es la zona de Nuevo Vallarta, llamada “La Riviera Nayarita”, la que está en auge a lo que lamenta el ex presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Puerto Vallarta el hecho de que no se hayan unificado criterios en esa zona turística para promover la marca que es Vallarta, por la cuestión de orden político, toda vez que los gobiernos de los dos municipios que están pegados en esta zona de la bahía, suelen corresponder a partidos distintos.
“Sufre mucho socialmente la ciudadanía y quienes trabajan de ambos lados y que no entendemos que gobierne uno u otro. En plan hotelero, el turismo no tiene nada que ver con la política ni qué partido gobierna, las necesidades de promover y posicionar marcas son las mismas, eso es lo que hemos visto. Riviera Nayarit nace queriendo tener una identidad propia y dejar de ser la sombra de Puerto Vallarta”, argumenta el empresario hotelero.
“Recuerdo haber tenido un encuentro con un ex gobernador de Jalisco que decía que el nombre es Puerto Vallarta, no Vallarta, y yo le comenté que Vallarta es una marca, no era cambiarle el nombre, son principios mercadológicos que se tienen para ganar atención de los consumidores, queremos posicionar el producto”, expresa entrevistado en Guadalajara, cuya familia es propietaria del Hotel Las Palmas, que es típico en aquel destino turístico.
Gabriel Igartúa acepta que han existido problemas que han limitado y estancado el desarrollo de este destino turístico jalisciense que es el segundo en importancia nacional, superado únicamente por Cancún.
Lejos está Puerto Vallarta de disfrutar de la preferencia del turismo extranjero, que hace tres décadas el 95 por ciento del turismo que llegaba era internacional y únicamente el cinco por ciento era nacional. Hoy la tendencia cambió. El 90 por ciento es nacional y el 10 por ciento es extranjero.
Los vallartenses quisieron ganar sólo dólares, no querían a los mexicanos. ¿Qué pasó? Muchos dejaron de ir por esa situación…
Sí existía esa percepción, debemos reconocer que era en tiempos donde la mayoría del turismo en Vallarta generaba el 95 por ciento de turismo internacional y cinco por ciento nacional. Eso marcaba la diferencia, la necesidad, como si ahorita empezara a llegar una tendencia de turismo japonés pues tendríamos que tener señalamientos de idioma, pero no era con la idea de segregar a nadie.
La industria del turismo tiene tendencias discriminatorias pero no significa que se actúe de tal forma. Lo cierto es que a partir de 2008 con los problemas económicos de Estados Unidos, más el problema de la influenza, hay un cambio en la fisonomía y comportamiento del turismo mundial, deja de tener aspectos de exportación o importación que trasciendan fronteras, todos los destinos turísticos del mundo empiezan a enfocarse en su turismo doméstico en este caso en Vallarta y en los destinos turísticos de México nos volteamos a ver internamente y empieza a salvar la tensión generando una afluencia mayor; hoy en día, el turismo es un 90 por ciento turismo nacional y un 10 por ciento turismo internacional, se ha invertido muchísimo.
¿No fue denostativo que lo llamaran “turismo galletero” al turismo que va de zona metropolitana?
Como al canadiense se le llama turismo de pan y mantequilla. Son términos peyorativos que no caben en un lugar donde proveemos un servicio, que no tiene ni colores, ni sabores, ni mucho menos la intención de lastimar la susceptibilidad étnica ni de nacionalidad. En ese aspecto Puerto Vallarta entendió el mensaje y definitivamente nos hemos abocado a irnos ajustando a las condiciones que marcan los mercados de consumo, pero sí existía la tendencia.

CIERRE DE MEXICANA GOLPEÓ A VALLARTA
En estos cambios que ha vivido la industria turística nacional. ¿Tiene definido Puerto Vallarta sus mercados? En algún momento se habló de ser paraíso gay…
Fallaron las estrategias, por no tenerlas sólidas, pues tuvimos que tener estrategias de adaptación, en lugar de ser proactivos éramos reactivos. La idea del mercado gay es complementaria, democrática, como es la clase media y alta, tuvo en su momento una connotación de asombro y rechazo, creemos que hoy en día con los movimientos de aceptación de un esquema demográfico más no queda más que irnos adaptando, es difícil y peligroso segregar elementos.
Puerto Vallarta fue perdiendo vista de sus mercados más importantes, después viene un suceso fuerte no nada más para el turismo de Vallarta sino para todo el país, el cierre de Mexicana afectó de tal forma que no hemos podido recuperar en un 40 por ciento el número de asientos de avión, hay que entender que los puentes aéreos para Puerto Vallarta eran línea de vida, antes de tener carretera tuvo aeropuerto, la gran mayoría llegaba en avión.
Hoy en día la vía más cara es la de Guadalajara-Puerto Vallarta, porque existe falta de asientos de avión, es un círculo vicioso. Tenemos que retomar el aspecto de hacernos presentes en los mercados internacionales, abrir brechas en mercado, opcionales o secundarios, pero siempre nuestros mercados primarios serán a nivel nacional.
Vallarta era reconocido por su pueblo, su malecón, su hotelería. Hoy ha cambiado su esencia. ¿Qué ha pasado?
Sí está, si caminas sobre sus hermosas calles empedradas, sus techos de teja, sus fachadas blancas, pero ciertamente la esencia cambió, el Vallarta donde caminabas en el malecón típico, ahora hay un malecón que copiamos de otra ciudad, muy bonito no quiero denigrarlo, pero no es el típico.
Ciertamente el cambiar la esencia tiene un costo, hoy los vallartenses estamos trabajando fuerte unidos para recuperarlo; en años pasados se lograron recursos para hacer obras de recuperación del centro de Vallarta, falta continuidad y darle un vocacionamiento diferente.
Hemos trabajado con las autoridades para que se retome el tipo de permisos que se dan y usos de suelo, se está trabajando en un patronato que le dé un empoderamiento a la sociedad y organismos empresariales para tomar la responsabilidad de rescatar Puerto Vallarta, tiene que reinventarse, pero no ha perdido ni su esencia ni lo que es, ciertamente el centro es la joya de la corona que debemos rescatar, pero también tiene muchas bellezas que ofrecer, que nos visiten, es mucho lo que se dice pero hay que ir a constatarlo y verán que tiene grandes fortalezas y áreas de oportunidad, tiene mucho que ofrecer, es un destino turístico de nuestro Estado. Tenemos buen flujo de turistas, pero es bueno que se cambie la impresión de un gran destino como lo es Puerto Vallarta.

TURISMO SIN PLAN DE TRABAJO
¿Cómo les va con el actual Gobierno de Jalisco? ¿Cuál es el plan de trabajo de la Secretaría de Turismo para Puerto Vallarta?
He tenido poco contacto con el secretario de Turismo, tengo buena imagen de él, pero desconozco el plan de trabajo de ellos, sé que ha tenido acercamiento con líderes empresariales en Puerto Vallarta. Toda moneda tiene dos lados y acá también se hacen cosas buenas, hay inversiones nuevas en hotelería, en muchos segmentos, sobre todo el de tiempo compartido, y lo más importante es la entrada de nuevos vuelos, tenemos un vuelo a Londres, son dos llegando de Inglaterra a la semana, pero también la fusión de las líneas aéreas internacionales tiene una afectación, viendo las estadísticas de los números de vuelos es importante subir el número de asientos, que el puente aéreo es línea de vida.
Debemos entender que lo más importante es trabajar de la mano con las autoridades, hacer propuestas que puedan ser viables y definitivas, para cada uno tomar nuestra responsabilidad y tengamos éxito como lo planeamos. No creo que se tenga mala voluntad, sí existe gente buscando beneficio particular pero nuestra intención es generar criterios, estamos trabajando unidos para enfrentar el rezago y darle una reingeniería a un destino con tantas bondades, tendremos que seguir siendo consientes con lo mismo.
Si estuviera en una reunión con el gobernador del Estado, Jorge Aristóteles Sandoval. ¿Qué le diría?
Que se haga una evaluación y un estudio, hay algunos ya muy importantes que se han hecho en Puerto Vallarta, que se analicen, que se saquen diagnóstico, que se haga un plan de trabajo de forma y fondo, ver qué necesitamos hacerlo con la participación de autoridades municipales, estatales y federales.
Por otro lado ver lo de fondo, qué se tiene que hacer, un problema es la movilidad, la presencia del transporte público en Puerto Vallarta es poco agradable, ayudar a tener otra imagen, él cómo en el que la autoridad tiene la obligación.
Que se cumplan las bases que están otorgadas, imponer un principio de orden y limpieza que no tiene un costo mayor, para poder ir fijando un planteamiento a 10 años, porque seguir manteniendo el rezago lo único es agravar el problema.
Los grandes padrinos de Puerto Vallarta son los jaliscienses que han invertido, gente con visión, puedo decir muchos nombres, pero no necesitamos que llegue Fonatur, lo que queremos es que entiendan las autoridades que la atención no puede ser de minutos porque los problemas de Puerto Vallarta se siguen acumulando, yo he visto gobernantes buenos, malos, pésimos y la situación sigue siendo la misma.
Nosotros tenemos la obligación de poner las propuestas sobre la mesa para buscar soluciones sin afectar a nadie, porque todos tienen derecho, pero no de la forma anárquica que se está haciendo ahorita, damos un mal aspecto”.

“NO PRETENDO SER PRESIDENTE MUNICIPAL”
Un factor determinante en el progreso o estancamiento de Puerto Vallarta es el gobierno. Durante los últimos 20 años se han tenido malas gestiones, la alternancia que se ha vivido en la región no ha ayudado a mejorar al destino turístico, dejando al municipio como competencia de ocurrencias. Al respecto, Gabriel Igartúa comentó:
“Es algo que ha cambiado y ha generado problemas de sobre carga. Cambiaron usos de suelo, más que por el color del partido es algo que no quiero satanizar, no soy partidista, tenemos una responsabilidad con Puerto Vallarta y es lo que queremos tomar.
“Llegaron gobiernos y presidentes municipales que se olvidaron de la esencia de Vallarta, empezaron a hacer torres de 30 pisos, el problema no es hacerlo, sino que son los mismos drenajes, las mismas calles, entonces no puedes ser tan irresponsable como autoridad para ver que los puntos de equilibrio son importantes, si al rato estamos nadando en aguas de residuos fecales entonces sí vamos a tener una afectación que con ninguna inversión revertiremos. La autoridad tiene la obligación de hacer obras planeadas de infraestructura, no nada más dar permisos que violan la ley”.

%d bloggers like this: