Portal informativo de análisis político y social

PRIMERO LOS PERROS, DESPUÉS LOS NIÑOS

PRIMERO LOS PERROS,  DESPUÉS LOS NIÑOS

Jul 26, 2014

Por Diego Morales Heredia

Luego de que se dieran a conocer públicamente las irregularidades del albergue “La Gran Familia”, fundado por Rosa Verduzco alías “Mamá Rosa”, se abrió nuevamente el expediente y se alertó a la sociedad. Al respecto, María Antonieta Flores Astorga, entrevistada en el programa radiofónico Conciencia al Aire, lamentó lo sucedido y platicó ampliamente sobre la lucha que ha tenido en tan lamentables y desgarradores historias.

“La situación que está ocurriendo es un escupitajo más de la cloaca. Quisiera encontrar gente que con enjundia defienda su proyecto y la causa de los niños. Es lamentable que cuando hago una comparación entre asociaciones defensoras de animales y la de niños pues la de animales es larga la lista, la de niños díganme una, si no es Juan Manuel Estrada no conozco otra, son de membrete, personas tibias, que no sé a qué le apuesta, pero lo que se escucha ahorita de Mamá Rosa pues revisarán todos los albergues. Me da pena, además me indigna la actitud del Consejo Estatal de Familia del DIF Jalisco, se sienten muy orondos, debería darles vergüenza a todos los funcionarios que no son nuevos, que no sabían que había tantos niños de Jalisco”.

AQUÍ, PRIMERO LOS PERROS

Pregunta. ¿Cómo es posible que lleguen niños a los albergues sin registro?

Respuesta. Tenemos el caso que publicó Conciencia Pública la semana pasada. Fue la madre y el abogado al Cabañas y les dicen que no está el niño; una falla administrativa. A los niños aquí no les importa a nadie, aquí yo siempre he dicho, primero los perros, y mi lema es que primero los niños, luego los animales, tercero los árboles, estamos acabando con nuestra riqueza. Yo alabo el trabajo que hace la comisión, pero para qué.

P. ¿A qué se debe eso? El asunto va más allá de partidos políticos, es a fondo…

R. Es un asunto de tibieza, de mediocridad de un sistema de gobierno que tenemos en donde acomodan a la prima, la tía, la abuela, los acomodan en puestos. Quién es la señora que está de secretaria ejecutiva del Consejo Estatal de la Familia, me puse a investigarla porque tuve la atención de invitarla al programa, me dio pena ajena y no quise exhibirla pero la señora no sabe absolutamente nada, es prima de la señora Lorena, esposa del Gobernador, viene de Sinaloa, la señora no sabía que le estaba diciendo un caso tan mediático como la travesti que le quitaron la niña. ¿Por qué ponen a esa gente? No somos responsables, eso lo más grave.

P. En general la sociedad tiende a deshumanizarse, se muestra en los asilos, en los centros de rehabilitación… ¿es lo mismo con los niños?

R. Lo peor es que no lo atendemos bien. Esto responde a un problema de justicia, de pobreza. No puedes exigir a unos padres que no tuvieron educación, no los atienden los padres, pero lo que me da más tristeza es que el Estado tampoco. En albergues que nos consta, reciben dinero, apoyo; hay lugares donde puedo decir qué padre pues viven de gorra las que manejan, traen camioneta que les da el IJAS, les regalan la comida, sé que es un gran trabajo pero falta ese amor a lo que están haciendo.

He visto niños que han salido de los albergues y no los puedes controlar, están desquiciados, hay una decadencia, ni siquiera los nutren bien. Creo que lo de los albergues, como de los ancianos, como los puntos vulnerables de la sociedad, se han convertido en modus vivendi de muchas personas, estoy sorprendida, con nariz de periodista me he ido metiendo; conocí una señora en un albergue de buen nivel, pero la conocí primero en Tlaquepaque, después la vi en el centro, ahora sé que está en Zapopan, entonces es algo muy escabroso, creo que a muchos de los albergues los usan como criaderos de niños. Con este desorden, como ahora lo que vimos, obviamente es general.

P. Dentro de los descuidos que se tienen, ha propiciado ganadores en el negocio de adopciones…

R. Recordemos al señor Carlos López Valenzuela; primero les cobraba tres mil 618 dólares, entonces no está y mandaban más, son dos millones en efectivo. El señor yo lo conocí, todos lo conocían, los jueces y demás nunca le hicieron nada, hay impunidad. Cuándo se ha visto a alguien en la cárcel de todas las dagas que nos hacen día a día, funcionarios, diputados, nos dejan saqueados y a quién se ha visto, nada más a Rodolfo Ocampo, realmente no se ve que se haga justicia. Me parece criminal el delito porque son criaturas, con los años quisiera ver cuál es el devenir de esas criaturas, sin amor, sin una buena nutrición, sin una buena educación.

P. ¿Servirá de algo el caso de Mamá Rosa?

R. Qué haremos con las criaturas, recuerdo un libro donde se habla de tribus africanas, todos se hacen cargo de ellos aunque no sea suyo. Debemos hacernos cargo de los niños, así como cuando quemaron los perritos y ese mismo tiempo abusaron del niño en el CODE, no fue lo mismo, los defensores de animales no se dieron cuenta porque estaban enojadas.

Lograron inmediatamente la reacción de la autoridad, claro que los perros no dirán qué sienten y los niños sí, entonces por eso tal vez prefieren trabajar con perros que con niños. Enséñenos cómo hacen sentir su voz para que la gente que tiene interés en los niños haga lo mismo, que se organice igual y se tenga resultado, porque de los niños no hay nada. La historia lo va a cobrar, esos niños sin rumbo qué van a hacer, cómo vamos a resarcir ese vacío que tienen las criaturas.

P. ¿Tenemos una legislación adecuada en el tema? ¿O el asunto está mal de origen?

R. Creo que en eso sí se ha avanzado; durante el sexenio del señor Emilio González Márquez recuerdo que Mariana Fernández, que era diputada, presentó una iniciativa que fue rechazada. Una de las cosas que se me hacían más graves y era el punto donde el Consejo Estatal de Familia se quedaba con los niños es que decía ahí que a los tres meses de que abandones a la criatura en alguna institución pues perdiste los derechos, entonces nos dimos cuenta porque fue una mera intuición periodística, se me hacía extraño, le escondían a los niños para que los perdieran.

P. ¿Qué falta hacer en este caso?

R. Que todos nos hagamos responsables, hay gente que se da cuenta que están maltratando niños por su casa, del barrio, y no dice nada. Es una cobardía. Un niño no puedes dejarlo solo, todos tenemos que hacernos cargo, pensar en ellos como si fueran tus propios hijos, esa actitud es la que debe cambiar.

P. ¿Conoces algún lugar, ya sea público o privado, donde se le dé la atención debida a los niños?

R. Yo ponderaba como el único el Cabañas, pero ahí tengo casos donde los descuidos, en segundo lugar cuando estaba la señora Amparo, se dieron casos lamentables, los derechos de los niños no caducan, tengo el interés ojalá se pueda lograr porque palpé cómo le quitaron a una pareja un niño de meses, los argumentos del juez y demás eran tontos, lo vi, a ellos por cien pesos los metieron a la cárcel, todo se fue montando para que el niño se quedara con el Consejo, ahorita no sabemos dónde está el niño, no aparece en los archivos generales ni el registro. Se supone que para la salud mental de los niños tienen derecho a saber que son adoptados y conocer a sus padres.

P. ¿Qué papel ha jugado la Comisión de Derechos Humanos?

R. La Comisión lanza una recomendación, pero tienen que ser menos tibios, lo único que pido a los funcionarios es que no sean tan tibios, si ganan tan bien y tienen un empleo tan seguro, que no tienen millones de mexicanos, pues que lo hagan al menos trascender, por amor propio, que no se la pasen navegando agusto como artistas de cine.

P. ¿Ha sentido que temas de esta índole no tienen eco en los medios de comunicación?

R. A menos que no sean mediáticos no se vuelcan, depende mucho de los jefes de información. Todo mundo le entró a la cuestión de Mamá Rosa, hasta los más intelectuales.