Portal informativo de análisis político y social

Conciencia en la Cultura: Jesús Flores Torres y el arte de pintar los dolores de México

Conciencia en la Cultura: Jesús Flores Torres y el arte de pintar los dolores de México

Dic 3, 2017

Por Belisario Bourjac

Me interesa mucho todo el tema social. Me gustaría abordar todo lo que es referente a la sociedad, a las personas, creo mucho en el ser humano, sin especificar color ni nacionalidad, ni religión, a todos veo por igual, no me importan las clases sociales…”

Tiene 30 años y a los 20 años encontró su vocación. Dejó la mecánica automotriz que había estudiado para seguir el camino de la pintura. Es Jesús Flores Torres, quien después de caminar por cerca de una década ha encontrado el sentido de su arte, es el tema social, los dolores de México, no busca convertirse en un artista de protesta, su interés es llegar a la conciencia y generar la reflexión del ser.

Actualmente estudia Artes Plásticas en la Universidad de Guadalajara, cursa el séptimo semestre. Jesús es un joven introspectivo, desde donde surge su creación, como observador del entorno y de la realidad social que en los últimos años ha empezado a plasmar. Sus pinturas retratan los dolores de la sociedad, los dolores de México.

Jesús Flores forma parte del Grupo de Artistas Plásticos Emergentes que están en Piso Cuatro del Condominio Guadalajara, que lo visualiza como oportunidad, responsabilidad, crecimiento y madurez. “Estar allí me hizo salir un poco de mi zona de confort, ver las cosas de otra manera ser más responsable de mi tiempo y madurar, ver las cosas más en serio”.

LA VISIÓN DE LA VIDA

La visión de Jesús no es de blanco y negro. Le duelen las injusticias. Le duele la pobreza. El clasismo. La marginación. La discriminación. El olvido. Y ve la pintura como un escaparate para llevarlos y oportunidad para provocar cambios. Cambios no con la visión mesiánica, sino lo que le pueda provocar y generar, con lo que plasma sobre un lienzo, aunque sea a una persona.

La entrevista con Jesús es reflexiva. Jesús comparte su introspección con los lectores de Conciencia. Se advierte la pureza y la autenticidad de un espíritu bueno que cree en el ser humano, pero al que le lastima la indiferencia y la apatía social ante los grandes temas que debemos en conjunto enfrentar y resolver.

CONTRA LA INCOMPRENSIÓN FAMILIAR

¿Cómo ha sido la carrera de Jesús en el mundo del arte plástico?

Mi papá quería que siguiera en la carrera de mecánico automotriz, por el cliché de siempre, que el artista se muere de hambre, que no gana dinero, que es complicada la vida de un artista, lo entiendo, es un camino de resistencia”.

El camino lo veía con miedo. Todavía lo sigo viendo con miedo. En mi casa no nos caracterizamos mucho por ser positivos, en mi familia nunca hemos tenido la costumbre de darnos como el impulso, ejemplo cuando decidí dejar de ser mecánico y ser pintor, fue un pleito con mi papá…”

Para mí ha sido muy difícil desenvolverme en este medio. Me ha costado, me ha pesado, ha sido de mucho sacrificio, pero sigo aquí y estoy totalmente resistente y totalmente visualizado a hacer cosas…”

Mi obra habla por sí sola a pesar de que he llevado una transición de cambios, desde que empecé hasta ahorita, ha sido una evolución total, tanto en argumento, en técnica, me ha costado trabajo encontrar una identidad, encontrarme y ser auténtico, que la gente reconozca eso”.

SUEÑO MUCHO, DUERMO POCO”

Algo que me ha caracterizado es que sueño mucho, soy una persona que normalmente casi no duerme, tengo problemas para dormir, todo el tiempo mi cabeza está pensando, ideando, trabajando…muchas noches sueño a veces cosas muy raras…extrañas”.

Algunas de mis obras, las primeras, eran retrato de mis sueños, a lo que veía, soñaba, empecé así, expresar lo que soñaba, totalmente surrealismo; después entendí que está padre, pero hay cosas más fuertes, si tienes el poder de dar un mensaje por medio de la pintura, por qué no dar un mensaje más trascendente, más objetivo y no tan onírico, eso hizo que tuviera esa transición en mi pintura”.

Estaba tan idealizado y enamorado de Salvador Dalí que todo lo que hacía era surrealismo total, elementos surreales, mágicos, todo dirigido a sueños”.

CONTRA LAS ETIQUETAS

Para mí no existen esas etiquetas, ‘este es homosexual’, ‘este es negro’, no me gustan las estigmatizaciones, somos seres vivos, podemos vivir en armonía y no tenemos porqué tacharnos, señalarnos…Todos somos mezcla de un mestizaje, tenemos combinación de cultura”.

Jesús Flores Torres, contra viento y marea, ha seguido su vocación por el arte, con subidas y bajadas, viviendo momentos muy difíciles, pero su carácter, su amor a la pintura, ha sido el motor para seguir adelante en su lucha por trascender y tratar expresar su cosmovisión de la vida a través de la pintura, buscando llevar a la gente a la reflexión.

LA INDIFERENCIA Y LA APATÍA

Pregunta. Jesús, hoy tienes un concepto…pintas temas que le duelen a la sociedad. ¿Cómo se dio ese proceso evolutivo de Jesús Flores?

Respuesta. Fue ver todo lo que está a mí alrededor, el prestar atención a cosas que normalmente la gente no ve y claro que duele ver las cosas que hay en el país. Somos como cómplices de nuestro propio entorno, contexto, vivimos con indiferencia, inconciencia y apatía (…)

Ver cambios que ha sufrido el país (…) México no es de lo peor, no lo es, pero hay muchos países que pasan por esta misma transición, es la transición de las personas, como sociedad estamos muy equivocados, nos vamos a un camino muy erróneo.

Pregunta. ¿Y cómo te adentraste a este mundo?

Respuesta. Me hicieron la invitación en la escuela para participar en esto de Ayotzinapa, normalmente no soy de ir a protestas, me abruma ver tanta gente, el adentrarme a este tema, conocer a papás de los desaparecidos, me nació en mi esa forma de decir hay que voltear a las cosas sociales, ver el entorno para poder plasmarlo en una pintura…Tlataya, Guardería ABC, cosas que se han quedado impunes todo el tiempo en México.

Cerramos los ojos ante lo que pasa en nuestro entorno. Y eso fue lo que me hizo reflexionar de algo más trascendente y real.

Pregunta. ¿Qué buscas con tu pintura? ¿Qué quieres decirle a la gente?

Respuesta. Un mensaje a la gente. El arte es subjetivo, cada quien le puede ver una interpretación, pero si algo puede servir si plasmo algo así con que a una persona le quede algo es suficiente…

Pregunta. ¿Qué buscas en la vida?

Respuesta. No ser una estadística. No me gustaría ser una estadística más de vida. Quiero ser la diferencia por más difícil que sea pero no quisiera que la gente me recuerde no solo por mi arte sino como fui como persona, aportar un legado, más allá de lo económico, de tener algo material (…) Si puedes encontrar la felicidad por dejar algo a alguien y ese alguien crezca por lo que hiciste.

Pregunta. ¿Ya te hallaste, ya encontraste tu camino?

Respuesta. Me interesa mucho todo el tema social. Me gustaría abordar todo lo que es referente a la sociedad, a las personas, creo mucho en el ser humano, sin especificar color ni nacionalidad, ni religión, a todos veo por igual, no me importan las clases sociales…