Portal informativo de análisis político y social

DEMOCRACIA ENCARECIÓ LA CORRUPCIÓN: MACEDONIO TAMEZ

DEMOCRACIA ENCARECIÓ LA CORRUPCIÓN: MACEDONIO TAMEZ

Ago 16, 2014

Por Diego Morales Heredia

“No tuvimos democracia por años, muchos luchamos por tenerla desde el PAN, otros desde la izquierda, algunos desde el mismo PRI, finalmente la tuvimos pero fracasó en México, porque no sólo no ha acabado con la corrupción, la ha encarecido, porque hay que repartirla entre más, lo primero que se democratizó fue la corrupción”, sostiene en entrevista Macedonio Tamez Guajardo, de cara a las elecciones a realizarse el año entrante, como aspirante a la candidatura a la alcaldía de Zapopan por el Partido Acción Nacional (PAN).

Macedonio Tamez ya gobernó la ex Villa Maicera y dentro de su gestión destacó el tener una Policía municipal de primer nivel. Al respecto, comenta: “la democracia no acabó con la corrupción, ha sido ineficiente para la población; eso es frustrante. Hay personas como yo que buscamos tener democracia para mejorar las condiciones del país. El envilecimiento general es lo que pienso combatir, la alternativa de quedarme cruzado de brazos no lo haré, tengo fuera interna, ganas, tengo la vocación política de ayudar a la gente a que viva mejor”.

Luego añade: “no estoy en precampaña, pero ya anuncié mi pretensión. Yo me apunté, cuando el partido abra la contienda voy a participar. Durante el periodo he encontrado gente de buena fe, que tiene esperanza, que quiere trabajar bien, en su momento iré a convocarlos. Insisto, el problema no es del PAN, es de todos los partidos, invito a todos los partidos a lanzar buenos candidatos y no los malos que luego se reciclan como la basura, cada tres años los vemos en diferente posición y tantos años más ricos”.

Al cuestionarle sobre la estrategia que implementaría para revertir la situación de empobrecimiento de la política, señala: “de alguna manera uno tiene que cargar con el paquete completo, sin embargo el sembrar confianza es cultural, hay que enseñar a los niños que es malo mentir, el típico dile que no estoy, estamos sembrando la cultura de la mentira. También la facilidad y complacencia que se ve a los que toman lo que no es de uno, hay una admiración a los políticos que se enriquecen, el endiosamiento que hay de la frase de Hank González de político pobre es pobre político, como no, tiene razón. Hay una complacencia generalizada de una cultura que tenemos que revertir con el discurso, con la enseñanza, pero sobre todo con el ejemplo. Muchas veces los políticos son el peor ejemplo, veamos a los diputados y senadores con sus relojes de miles de dólares, que representan el sueldo de años de obreros”.

Muestra del empobrecimiento de la política es la doble moral en algunos actores, quienes son militantes a su partido y tienen un pie en otro.

“Hay que distinguir dos situaciones. Es lícito renunciar a un partido para afiliarse a otro, o quedarse sin partido, para eso mis respetos; lo que no se vale es militar en un partido y trabajar con otro, ese fenómeno es el que se dio mucho en 2012, lo viví, fui candidato del PAN a diputado local y no gané, vi que dentro de Acción Nacional había algunos operando a favor de otros candidatos, es totalmente inadecuado e inmoral. Por otro lado he visto últimamente cómo panistas han renunciado al partido por alguna crítica y se van a otro, viendo renuncia no creo que haya problema”.

“Para mí la política es una forma de ejercer la medicina, la diferencia es que como médico uno atiende un paciente a la vez y como político a cientos de miles. La política es una forma de atender a la gente”.

Sobre los diputados inmiscuidos de su partido inmiscuidos en la situación, agrega: “no sé hasta qué punto estos tres diputados estén respondiendo a intereses de otro partido. Creo que falta algo de parte de ellos, como de nuestro partido, para arreglar las cosas. Hay que dar marcha atrás, hay cosas indefendibles, hay individuos impresentables y siguen apareciendo cada tres años, no doy nombres porque tendría que tener documentación y no la tengo, pero todo mundo sabe quién es. Es preciso que todos demos un paso adelante”.

“Antes de ser alcalde de Zapopan trabajé en Ciencia Forenses que tiene a su cargo la criminalística. Ahí empecé a escuchar cosas, a conocer a los delincuentes, luego me nombraron parte del Consejo Nacional de Seguridad, de tal manera que cuando me convertí en presidente de Zapopan puse en práctica cosas que había aprendido, sobre todo las de sentido común, el no tolerar ninguna desviación, escoger los comandantes, supervisarlos, cambiarlos constantemente en la medida que hacían cosas indebidas, sobre todo tratar bien a los policías, ganaban bien, tenían capacitación, buen equipamiento. Todo esto dio resultados, tuvimos una excelente Policía en Zapopan; años después, cuando Alfonso Petersen estuvo en Guadalajara me invitó de Jefe de Policía, estuve muy agusto, fue una gran experiencia”.

Cuando pretendió ser candidato a la gubernatura de Jalisco por Acción Nacional, Macedonio Tamez se encontró con un camino lleno de trampas y artimañas políticas que le impidieron llegar a la boleta electoral, aunque en su discurso siempre mantuvo por delante los valores y la ética.

“Mi campaña para candidato a gobernador en 2005 tenía como rival a Emilio González Márquez, precisamente mis propuestas eran de orden ético que debe cubrir como una sombrilla protectora de toda actividad política independientemente de cualquier partido. La respuesta fue poco favorable, me sentí mal, me deprimí, me retiré de todas las actividades. Volví a la vida pública ya no con un cargo de elección, fue con Alfonso Petersen en Guadalajara. Sí recogí esa experiencia ingrata en 2005”.

El presente del PAN no es el ideal, puesto que los valores y la congruencia han sido manchadas por ciertos actores políticos que han pasado por los blanquiazules. Ahí es donde una figura como Macedonio Tamez pudiera resultar incómoda al interior de su partido. No obstante, el político señala que no es cuestión exclusiva de un partido y ese será su reto mayor, erradicar el envilecimiento de la política.

“Ese es el reto que tendré cuando sea precandidato, lo haré con esperanza. Hablo de un envilecimiento general de la política, no sólo en Acción Nacional, se critica a mi partido y se vale, pero es cosa de todos los partidos, el problema de la corrupción es un problema del mexicano que tiende a faltar a la verdad, eso pasa en todas las instituciones públicas y privadas, de tal manera que en lo genérico, y más que en campaña porque no es el tiempo adecuado, lo que estoy haciendo es una propuesta de limpiar la política, de una renovación moral”.

EL ACTUAL GOBIERNO NO ESTÁ CUMPLIENDO

La vocación política es el principal motor que tiene para regresar a la gestión pública. Desde su perspectiva es momento que los políticos le respondan a la ciudadanía, pues no sólo Zapopan, sino el país entero se encuentra sumido en una crisis, la cual aún se está a tiempo de revertir.

“Me motivó la desesperación, indignación, enojo, de ver cómo nuestro país está hundido en un charco de fango, se está envileciendo la política, se está extendiendo la miseria, se están perdiendo las formas de convivencia.

“Creo que quienes tenemos una deuda social, los que tenemos el privilegio de educarnos, ir a la escuela, tener un cargo público donde aprendimos cosas, estamos obligados a velar por la mayoría que no ha tenido las oportunidades, es una hipoteca social”.

Señala que la inseguridad es un tema de dar miedo, entonces la desesperación lo motiva a participar en Zapopan que es el territorio que conoce, donde vive y milita políticamente, “creo que hay condiciones para que gane un partido diferente al PRI, veo un Zapopan descuidado, deprimido, con obra pública errática, con una corrupción rampante. Te enteras de cada cosa que quedas espantado, me decían algunos empleados de Obras Públicas que tienen que hacer coperacha para parchar un camión porque el ayuntamiento no es capaz de hacerlo”.

Dijo, se llena la nómina de Zapopan de aviadores pagando favores políticos. En 2012 quedé espantado de ver cómo viven al norte del municipio de Zapopan, en abandono, calles sin pavimento con aguas negras corriendo, viejitas cargando agua, muchos drogándose sin nadie que les preste atención, gente sin esperanza, si eres humano eso es indignante, que tengamos entornos que parecen de África Central que como se dice indebidamente la rica Zapopan, finalizó.