Portal informativo de análisis político y social

EL PAN NO NECESITA BULES PARA NADAR: RAMÍREZ ACUÑA

EL PAN NO NECESITA BULES PARA NADAR: RAMÍREZ ACUÑA

Ene 25, 2014

Por Rubén Bautista I. —-

Francisco Ramírez Acuña se puso el overol para hacer activismo político, como lo hacía en sus mocedades, haciendo a un lado sus blasones que incluyen regiduría, diputación, presidente municipal, gobernador del Estado, secretario de Gobernación y embajador de México en España.

El político jamayquense vuelve al escenario político de Jalisco que abandonó en 2006, dejando a su partido con carro completo, gobernando el Estado, los municipios más importantes y el Congreso del Estado, para encontrarlo, a su regreso de España fuera del gobierno y hundido en una profunda crisis, que llevó al PAN a un inesperado tercer lugar.

Escogió el escenario del subcomité municipal del PAN en el populoso barrio de San Andrés, para anunciar su cruzada en favor del restablecimiento de Acción Nacional, y dijo que para ello recorrerá todo el Estado para postular el legado de los fundadores del PAN, como una fórmula para motivar al alicaído panismo jalisciense hoy con una grave pérdida de identidad que tiene una buena parte de sus miembros con un pie, algunos con los dos, en el Partido Movimiento Ciudadano, atraídos por la exitosa mercadotecnia de Enrique Alfaro.

Solo unas 70 personas (no cabían más en las modestas instalaciones de la casa panista en San Andrés) fueron su auditorio, al que logró capturar toda su atención, y quienes en respuesta, brindaron entusiastas aplausos para celebrar sus palabras, y hasta gritos de entusiasmo como cuando dijo:

“Quiero recordarles que en pasado proceso electoral del 2012 yo no estaba aquí, pero me enteré por la prensa y por algunos amigos, que aquí hubo muchas traiciones por parte de los panistas”.

Y levantó la voz para enfatizar:

“Quiero recordarles a los panistas que no nos está permitido el voto útil, por eso somos miembros de un partido político y tenemos la obligación de ir a las casillas electorales y votar por los candidatos de Acción Nacional o de abstenerse si gustamos pero nunca votar por candidatos de otro partido político, porque entonces somos unos traidores”.

Y levantó más el entusiasmo con voz fuerte:

“Demos un no rotundo a las alianzas, sea quien sea el partido. El PAN no necesita bules para nadar”.

Invitó a la membresía albiazul a hacer un análisis profundo, serio y objetivo, y aprender la lección, ver lo que no hicimos, lo que hicimos mal, los errores cometidos y lo que dejamos de hacer.

Les puso como ejemplo al alcohólico que se empieza a aliviar desde que reconoce que está enfermo.

Continuó: “No vamos a ganar nuestras próximas contiendas si no lo hacemos así, y volvemos a nuestros básicos que nos legaron Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna”.

Les recordó que el PAN siempre caminó sin alianzas, y sin chaqueteo, y supo flotar solo, y en cada elección mejoró su votación, hasta llegar a ganar la presidencia de la República y antes la gubernatura de Jalisco.

Vamos a ganar, dijo, por nosotros mismos. Tenemos militantes que serán buenos candidatos a regidores, diputados, presidentes municipales, a gobernador y a presidente de la República.

Insistió que el PAN debe volver a sus valores básicos y a los orígenes para recuperar valores.

Criticó a quienes en la pasada elección hicieron uso del voto útil algo que en el PAN no se vale.

—————–

¿EN BUSCA DE LA DIRIGENCIA ESTATAL?

En la plática entre amigos, como se promocionó el evento realizado en San Andrés, a Francisco Ramírez Acuña lo escuchaban atentos panistas que incluso no son reconocidos en su grupo sino que han militado en otras corrientes del panismo, como los hermanos Alejandro y César Madrigal e Irving Ávila y sus amigos como Absalón García y su inseparable compañero desde estudiante, Toño Miranda.

También estaban militantes que en los últimos años han estado distantes de la actividad partidista como el ingeniero Teófilo Arreola, histórico primer regidor panista en Guadalajara y el activista José de Jesús Rivera entre otros.

En entrevista al final de la conferencia, el ex Secretario de Gobernación considera que el PRI ha tenido una debacle importante en el primer año de gobierno, al no registrarse el crecimiento que se esperaba y no poder resolver el problema de la inseguridad.

Dijo con orgullo: “Los panistas no tuvimos el problema que hoy se tiene en Michoacán”, y complementó que en el gobierno de Calderón no había el problema de narcotráfico y autodefensas que hoy tienen en una grave crisis a la entidad vecina de Jalisco.

Y se burló: “Este problema lo generaron las actuales autoridades, que pasó, pues no que sí sabían”.

Entre el público se comentaba y especulaba sobre las aspiraciones del ex gobernador, y alguien decía que no fuera a pasarle un “bebetazo” en referencia a Alberto Cárdenas, que de gobernador y senador, y secretario de Estado pasó a regidor de Guadalajara.

Muchos coincidían en que lo más probable es que busque la dirigencia del PAN Jalisco, porque durante la conferencia estuvo criticando fuertemente el trabajo del Comité estatal sobre todo en el papel que han desempeñado los diputados panistas.

Respecto a sus posibles aspiraciones a una candidatura, él mismo se encargó de aclararlo al afirmar que no busca ningún cargo de elección popular, pero nada dijo de un cargo dentro del partido.