Portal informativo de análisis político y social

“Niños a la carta”, un negocio lucrativo en todo el mundo: Libro de María Antonieta Flores Astorga

“Niños a la carta”, un negocio lucrativo en todo el mundo: Libro de María Antonieta Flores Astorga

Oct 29, 2017

Por Diego Morales //

Así nos tapemos las orejas, nos tapemos los ojos, le cambiemos de canal a la televisión, es una realidad, cuando se trata de temas tan escabrosos a nadie nos gusta”, expresa la periodista María Antonieta Flores Astorga, en el contexto de su nuevo libro, “Niños a la Carta”, una crónica de su investigación sobre las adopciones de niños mexicanos.

La obra, narra cómo operaba la red de Carlos López Valenzuela, quien se ganaba la confianza de las madres solteras en las zonas marginadas de Jalisco, quienes a cambio de dinero le prestaban a sus hijos durante varios días y este personaje comenzaba los trámites para que extranjeros los adoptaran.

Resulta preocupante saber que a lo más preciado que tenemos como son los niños y los jóvenes, en todos los rincones y alcantarillas de la ciudad nos damos cuenta que no cuentan tanto, que no son una prioridad, no le hemos dado la importancia, es lo más valioso que tenemos en México, en ese sentido, no estamos apostando a cuidarlos, que tengan calidad de vida, educación, oportunidades”.

Subraya: “Más que una denuncia, conocemos que se da el tráfico en todo el mundo, es uno de los negocios más lucrativos en el planeta, pero aquí nos pasa, por ineficiencia, descuido, ignorancia, se conjunta todo, es triste verlo, pero es parte de la conciencia, de lo que está pasando y que va a pasar en el futuro si seguimos así”.

LA ENTREVISTA

Pregunta. Es una investigación de años, que inició con “Carriolas Vacías”, ¿en qué está basada la historia?

Respuesta. Es algo delicado, estamos hablando de un país que está a la vanguardia como Irlanda, que realmente es una potencia, me parece que es una cuestión de aprovechamiento, de mujeres, hay cosas interesantes donde por qué escogen México, se aprovechan de la ignorancia y pobreza, venían por niños, un segundo, tercero, con una rapidez. Están detenidos algunos en Veracruz, los de abajo, porque es una mafia.

Pregunta. Los que orquestan no están detenidos…

Respuesta. No, creo que están bien custodiados, protegidos, porque finalmente cómo te explicas, truena la historia, y todavía tiene la oportunidad de hacer un escrito desvinculándose de todo, a las mamás las detienen, por eso siento que es parte de que sí hay corrupción e impunidad en todo. Lo que sigue son las situaciones bochornosas con los padres.

Pregunta. El libro es una plataforma de denuncia, como lo hizo como periodista, pero no es autoridad, se tuvo consecuencias, ¿cómo está aquí el asunto?

Respuesta. Originalmente el que era procurador en Jalisco Tomás Coronado lo dijo, hay mínimo dos niños abusados, entrevisto al abogado de los irlandeses, ya estaban liberados, dijo que ya cumplió, como clientes les dijo que se fueran, muchos ya habían adoptado. No hubo un seguimiento, hay cosas interesantes, Carlos García de Alba, quien fuera embajador de México en Irlanda, lo conocía, me acuerdo que le hablé y le escribí, después tuvo las cartas que él mismo envío, para iniciar una investigación, eso de descubrir la red no fue trabajo de la Procuraduría, fue un caso aislado, Juan Manuel Estrada ya había dicho, no hicieron nada, para mí que sí hubo contubernio.

Pregunta. La corrupción termina en impunidad, la persecución para dar justicia no tiene seguimiento en Irlanda…

Respuesta. Allá quedaron libres, salieron de víctimas, diciendo que actuaron de buena fe. Un abogado me platicó todo, salió todo lo de la red, el niño rentado, las investigaciones de la Procuraduría lo recogieron, eran once niños, los irlandeses se fueron a quitárselos. Platico la historia de varias muchachas implicadas.

EN IRLANDA HAY OCHENTA NIÑOS MEXICANOS

Pregunta. ¿Cuántos niños estarán en manos que no deberían estar?

Respuesta. En Irlanda hay alrededor de 80, es muy curioso, porque tienen un solo organismo para dar adopciones, ellos hacen toda la investigación, les dan opciones, aquí creo que lo que ha fallado es que son muchos, hay mucho mercado, muchas instituciones, mucha demanda, se pelean los bebés, porque es mucho más fácil cambiarle sobre todo si no han sido registrados, los registran y se acabó, de buena fe, todo se va así.

Pregunta. ¿Algunos niños estarán bien?

Respuesta. No hay seguimiento, la ley obliga, pero nadie lo hace, México debería, pero se van a pasear, no van a investigar si están bien las criaturas.

Pregunta. ¿Habrá de otros países también?

Respuesta. Estuve con Juan Manuel Estrada hace poco en Guatemala, curiosamente hay un movimiento que se llama “cunas vacías”, con mujeres poderosas, la que inició todo me estaba contando que se llevaron 27 mil, se los arrebataban, pero la corrupción estaba pesada como aquí, hay gente en la cárcel por estos casos contrario aquí”.

Recuadro

UN PERIODISMO PERSEVERANTE

QUE INVESTIGA Y DENUNCIA

Indaga, investiga, escudriña, pregunta, averigua, comprueba y expone a la luz pública los resultados de sus reportajes”.

Perseverante e incisiva, María Antonieta Flores Astorga, con la madurez, la experiencia que le han dado las incontables lides periodísticas que ha librado, ofrece al lector Niños a la Carta, que bien se puede considerar una secuela de Carriolas vacías, el libro que antecede al presente y en el que aborda otra parte del tema que se ha convertido en prioritario para su autora: la indefensión y tráfico que sufren niños y madres pertenecientes a los estratos sociales más desprotegidos”.

Oscar Trejo Zaragoza así lo plasma al prologar el libro “Niños a la carta”, autoría de la periodista María Antonieta Flores Astorga.

María Antonieta, hace notar Trejo Zaragoza, es de las pocas voces que se ha alzado, denunciado y exhibiendo a quienes han hecho del tráfico de infantes, una forma de vida. En esta obra, la autora, con sobresaltos emocionales, nos transmite las experiencias que vivió con las madres en extrema necesidad, que fueron empujadas al precipicio de la desolación a través de la venta de sus propios hijos.

La corrupción, plaga que ha echado sus raíces desde la pasada centuria en casi todo el planeta, es no solo una constante, sino un personaje que permea las páginas del libro.

María Antonieta, no se ha limitado a preguntar y redactar, sino que es una activista que quijotescamente ha y sigue luchando en contra de molinos con nombre y apellido propio”, escribe Oscar Trejo. “Valiente, decidida, sigue en pie de guerra abanderando una causa desigual de fuerzas; los molinos con aspas alimentadas por la impunidad, no solo se defienden, sino que contratacan con la furia que causa el temor de perder no solo sus privilegios mal habidos, sino su libertad”.

Destaca la conciencia social que distingue a la periodista Flores Astorga, quien está muy lejos de contarnos historias superficiales y hasta frívolas, desde el cómodo apoltronamiento de las rutinas cotidianas.

Apunta que la periodista va al fondo, con pelos y señales, sin reparar en las formas. “Niños a la carta es una denuncia frontal, documentada y vivida por la autora que espera contribuya a despertar a una sociedad que se debate entre la indiferencia y la ignorancia; siempre y cuando no viva y sienta en carne propia, lacras como las que documenta, que sin duda, se debe convertir en una exigencia para que las autoridades correspondientes hagan lo que han dejado de hacer”.

Las historias de las Lauras, Leticias y Karlas que fluyen en estas páginas, delatan brutalmente la marginación, la ignorancia, explotación y abusos que sufren cientos de mujeres en los cinturones de miseria de los grandes centros urbanos del país”.

Sin duda, apunta, las principales víctimas de este tráfico ilegal son los niños, sus voces son inaudibles para todos los que se benefician con su comercio.

Puntualiza el prólogo Oscar Trejo Zaragoza resaltando que Niños a la carta enarbola banderas utópicas en sociedades como la nuestra, sin embargo, ondean con la fuerza del viento de la esperanza.