Portal informativo de análisis político y social

DIANA ARREDONDO: «ESTOY VOCACIONADA A LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA»

DIANA ARREDONDO: «ESTOY VOCACIONADA A LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA»

Ene 21, 2017

La perseverancia y la tenacidad son valores que la han acompañado a lo largo de su vida; no lo duda, y es que por séptima ocasión está compareciendo ante la Comisión de Justicia del Congreso del Estado aspirando al cargo de magistrada. Se trata de la maestra doctoranda en derecho, Diana Arredondo Rodríguez.

Lejos está de ser una obsesión el cargo, sin embargo, asegura que insiste en lograrlo por el compromiso personal con la impartición de justicia, pues su vocacionamiento profundo con el tema de derechos humanos, así como el compromiso de transformar en términos de modernización y calidad al Poder Judicial la motivan a no desistir de esta lucha.

«Me he preparado durante los últimos doce años de mi ejercicio profesional por este objetivo, me preparé académicamente, me preparé en desarrollo humano, considero que un impartidor de justicia debe tener una formación integral, no basta solo lo académico ni el vocacionamiento sino construir todas tus áreas de desarrollo humano. He cuidado de cubrir todos esos aspectos durante los últimos años».<

Y a pesar de ser creyente que no solo lo académico es importante al momento de una designación, también es consciente que durante los últimos años se han hecho designaciones que dejaron mucho qué desear a la ciudadanía.

«Es importante en la medida que tenemos frente a nosotros una enorme responsabilidad, la justicia es uno de los más altos valores, objetivos y servicios que debe prestar el Estado, entonces a la justicia se le debe incorporar a su ejercicio personas profesionales acreditadas, preparadas para ello, ciertamente la preparación es ineludible, no debe haber justicia sin preparación».

 

 

 

MEJOR PREPARADA

Contrario a sus anteriores intentos para el cargo de magistrada, se siente preparada, pues cada experiencia la ha dejado más fortalecida y convencida que es competente para un puesto tan relevante para la sociedad jalisciense.

«Cinco ocasiones pasaron en blanco, una más en la lista, de los últimos cuatro años me he acercado a la sociedad civil organizada porque estoy vocacionada al tema del respeto a los derechos humanos y la igualdad sustantiva de hombres y mujeres. Mi historia personal de vida me ha hecho transitar hacia el feminismo, los derechos humanos, la defensa de las personas, grupos vulnerables. He dedicado mucho de mi tiempo libre, no laboral, a actividades relacionadas con las organizaciones de la sociedad civil para generar un cambio en el imaginario social y construir ciudadanía, incentivar la participación de las mujeres y las personas en general en la agenda pública, con todos estos temas que son importantes y trascendentales para la transformación del Estado de Jalisco, para una mejor calidad de vida, un servicio más amigable, cálido, eficaz».

«Considero que con independencia de mi perfil académico y laboral que me sobrecalifica para el puesto, con conocimiento, con las habilidades extras que debe tener un impartidor de justicia distinta a las meramente académicas y el conocimiento de la normativa, sino la habilidad de ponderar entre una norma y otra, ponderar en torno a los derechos humanos, habilidades de interpretación de leyes. Yo me he preparado para esto, porque estoy vocacionada totalmente a la impartición de justicia».

Subraya: «Estamos trabajando para cambiar la percepción; al interior del Poder Judicial habemos personas realmente comprometidas con la impartición de justicia, que estamos comprometidas con la calidad del servicio, que tenemos ese espíritu humano que nos obliga a brindar un servicio con altos estándares para los usuarios».

 

 

 

SIN RECOMENDACIONES

Con 25 años de carrera judicial, ha ocupado cargos diversos desde auxiliar judicial, taquígrafa judicial, segundo secretario, secretario ejecutor, primer secretario, secretario de acuerdos de sala y actualmente es secretario de acuerdos en funciones de magistrada para integrar quórum por vacante en el cargo. Su trabajo la ha ayudado a posicionarse; pues lejos está de ser funcionaria por recomendaciones o por un padrino político. Acepta que esto no ha sido sencillo, no obstante, ha aprendido a transitar en este escenario.

«He aprendido a lo largo de siete experiencias en convocatorias para la magistratura y tres integraciones distintas del Congreso del Estado, mi aprendizaje más fuerte ha sido que sola, sin tomar una bandera ni estar protegida por un color no lo voy a lograr, eso me lo dice mi experiencia, pero como mujer idealista que soy me niego a aceptarlo, por eso he desempeñado otras actividades distintas, con organizaciones civiles, porque es la sociedad quien necesita que tomen el control del Poder Judicial personas probas, honradas, preparadas, expertas, decentes, incorruptibles y considero que tengo ese perfil».

«Me he acercado a asociaciones civiles, universidades, buscando apoyo, lo que tengo es de la sociedad, como lo constatan las 47 cartas propuestas que presenté en la convocatoria. Soy idealista, lo repito, estoy convencida que el modo de hacer las cosas y la forma que se toman decisiones al interior del Congreso tienen que cambiar, la sociedad los hará cambiar, no pueden seguir pactando en lo oscurito, hay acuerdos internacionales, necesidades del servicio de impartición de justicia que los jaliscienses están reclamando, todos hemos sido testigos del crecimiento que ha tenido la ciudadanía con motivo de las crisis económicas, de inseguridad, ausencia de Estado de Derecho que vivimos, lo que pasó ahora con el «gasolinazo» es increíble la respuesta de la sociedad civil, me causa cierta tristeza el tema que los mueve a salir a las calles a manifestarse, que sea motivo económico, pero no dejo de celebrarlo, me congratula que los ciudadanos estén despertando y se estén manifestando ejerciendo su derecho de exigir a las autoridades que respeten nuestros derechos humanos, que cumplan con su función de acuerdo al cargo que están desempeñando. A eso es a lo que le estoy apostando».

Además de su motivación personal, Arredondo Rodríguez precisó que el cargo al que aspira es un objetivo profesional que se ha trazado, por lo que estará haciendo todo lo que esté en sus manos dentro del marco legal para conseguirlo.

«Soy una convencida que hago lo que me toca, espero que en el Congreso vean eso. Ciertamente uno de mis grandes compromisos es que estoy acompañada por mujeres, por compañeras de la sociedad civil, tengo un compromiso moral con ellas, quiero cambiar ese imaginario y esa percepción social que impera en el Poder Judicial, trabajar al interior del poder judicial para transversalizar el tema de la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres. Mi objetivo es poder incidir en la institución, para poder hacerlo debo estar en un puesto clave, eso es lo que me mueve».

 

 

 

CON LA CONCIENCIA TRANQUILA

Diana Arredondo es madre de familia, abogada, maestra en derecho, activista social, defensora de los derechos humanos, docente, siempre proactiva y apasionada de sus actividades. Así se describe. Vive y deja vivir, es su lema de vida, que va de la mano en hacer lo que a cada quien le corresponde.

«Soy proactiva, apasionada de lo que hago, que siempre da su cien por ciento en todas sus funciones y actividades, soy una mujer con altos valores humanos, altos estándares morales, que siempre toma decisiones en valor del bien mayor, soy una mujer con la conciencia tranquila».

Aunque en la actualidad el Poder Judicial enfrenta grandes retos, está segura que se debe trabajar al doble para que la sociedad los vea como prestadores de servicios y como un poder que brinda una cara humana, sensible, cálida y eficiente. Por ello, exhorta al Congreso de Jalisco a cumplir con los términos de paridad y que su decisión sea tomada con base en el derecho.

«Quisiera dejar constancia que estamos exhortando al Congreso del Estado a través de distintos organismos internacionales a cumplir con los compromisos en términos de transversalización de la paridad en las instituciones; espero que el Congreso pondere como algo esencial tomar una decisión con base en esos objetivos prioritarios y elija en términos de profesionalización a alguien con carácter moral y en términos de paridad», puntualizó.