Portal informativo de análisis político y social

Corona Marseille: del dicho, al hecho

Corona Marseille: del dicho, al hecho

Oct 17, 2015

Ayer hablaba con pleno conocimiento de causa en cuanto tenía una grabadora enfrente, hoy evade el tema, pide que se entreviste a otra regidora de su misma fracción y cuando se le insiste sólo comenta tibiamente que

«no hay una varita mágica para resolver los problemas que por muchos años han agobiado al Centro de Guadalajara».

Recientemente el alcalde Enrique Alfaro presentó lo que será su apuesta por el rescate en el polígono prioritario del Centro Histórico, concretamente en las 90 hectáreas que serán tomadas como parte del núcleo central en los tres polígonos en los que estará subdividida la ciudad.

Esto es lo que ha sido la especialidad de Corona Marseille durante muchos años, y seguramente seguirá siendo por el hecho de ser regidora, no pierde su calidad de ciudadana ni de empresaria del Centro Histórico.

 

La entrevista

Corona Marseille Fb

Por ello Conciencia Pública intentó buscar su opinión, hoy como autoridad, como un factor importante en la toma de decisiones y sus respuestas no son muy optimistas que digamos, es más, bien podrían considerarse como evasivas y faltas de compromiso.

¿Le viene bien a la ciudad este nuevo proyecto?

«Bueno, ese estudio se estuvo realizando desde hace cuatro o cinco años, en esta ocasión me gustaría que lo consultaras con nuestra compañera Lety, la de Centro Histórico y Barrios Tradicionales, porque ellos estuvieron trabajando con información que ya se venía trabajando desde hace más de seis años, entonces sería bueno que lo hablaran con ella y que ella les dijera cómo lo han venido conceptualizando».

¿Pero como expresidente de los Comerciantes del Centro Histórico, considera indispensable este nuevo proyecto para el centro?

«No, bueno, pues tú dime, es un capullito que nos lo están maltratando muchísimo con todas las obras que se están realizando, ese apodo que tenía Guadalajara como la Perla de Occidente se está cayendo por tanto que lo hemos maltratado, pero tengo confianza de que con las decisiones que se están tomando de parte de todos los interesados y en esta ocasión hablo de los ciudadanos y del gobierno y nosotros tratando de engranar que todo funcione lo mejor posible dentro de las circunstancias que tenemos en este momento, logremos llevar si no es a una perla magnífica como la que teníamos, al menos a una ciudad Guadalajara digna para los tapatíos».

Como empresarios ustedes también padecían la delincuencia, el ambulantaje y la movilidad, ¿Son estos los objetivos a combatir o a atender?

«Ahora estoy de regidora y me encantaría que fueras con los empresarios a preguntarles qué es lo que quisieran ellos, porque…»

Pero como empresaria insistió siempre que la delincuencia y el ambulantaje fueron los graves problemas de Guadalajara…

«No fueron, siguen siendo y tienen que tener un tratamiento muy especial, que seguramente entre todos habremos de encontrar el mejor camino posible, pero definitivamente no tenemos la varita mágica para solucionarlo en 10 días, esto va a llevar su tiempo y va a implicar algunos sacrificios, ideas, voluntades, habremos de sumarlas para que de verdad tengamos lo que estamos esperando».

¿Y de ese crecimiento a las 90 hectáreas para el Centro Histórico, qué opina?

«Ya tienen el primero, el segundo y el tercer perímetro que se está marcando, si iniciamos ya con el primero vemos los resultados y si fue positivo pudiéramos seguir con el siguiente perímetro si es aplicable, si resultó bien no hay por qué detener nada.

¿Usted, en cuánto tiempo esperaría resultados en esta materia?

«Bueno, mi chiquito, tenemos años con lo de la inseguridad y no lo hemos podido superar, pero debe haber algún resultado visual en 100 días. Tengan paciencia, seguramente habrá buen tema de conversación».

 

Los antecedentes

Claudia Corona Marseille en 2012

Claudia Corona Marseille en 2012

 

Teresa Corona Marseille nunca se cansó de criticar la supuesta indiferencia de los gobiernos tapatíos ante la invasión del Centro Histórico por parte de los vendedores ambulantes, denunciaba sin tapujos la ausencia de inspectores municipales en la zona, lo que generaba que el ambulantaje operara sin regulación.

La presidente de la Asociación de Empresarios del Centro Histórico, María Teresa Corona Marseille, habló incluso de una situación de caos y desde que rindió protesta Ramiro Hernández como alcalde de Guadalajara se convirtió en uno de sus críticos recurrentes.

Externó de manera repetida la entonces representante de más de 700 empresarios formalmente establecidos, la desesperación de su gremio ante la indiferencia de la autoridad municipal, de quienes decía que no tenían ganas, ni recursos humanos, ni tiempo para atender a un Centro Histórico invadido por los comerciantes ambulantes.

Sin embargo, por momentos la hoy regidora llegó a ser propositiva reconociendo que no se pretendían grandes obras, sino el mínimo de promoción para restaurantes, librerías, hoteles, hostales, joyerías, y centros de artesanías ubicados en el primer cuadro de Guadalajara.

Incuso en más de alguna ocasión plantearon en mesas de trabajo con la autoridad municipal varios proyectos que incluso no requerían un costo económico, sino de simples decisiones políticas de parte del alcalde.

El objetivo fue en todo momento el mismo, tener un centro histórico ejemplar, con un gran plan de ordenamiento municipal para abarcar seguridad, limpieza, cultura y ecología. La gran diferencia justamente es ir del dicho al hecho.

 

Nueva delimitación

Centro de Guadalajara

La nueva estrategia de atención a la ciudad y en concreto al Centro Histórico por parte de la administración de Enrique Alfaro Ramírez, toman en cuenta que porque el Centro Histórico de Guadalajara mide mil 24 hectáreas, se imposibilita la impartición adecuada de servicios públicos.

De ahí que Alfaro Ramírez decidió establecer un polígono prioritario en el primer cuadro con el objetivo de tener mayor control y orden. Esto generará la eliminación del comercio informal y una mejor prestación de los servicios de aseo y seguridad pública.

En el tema del Centro histórico, este nuevo polígono es una especie de cruz vista en un mapa, que va desde el Instituto Cultural Cabañas hasta el Ex Convento del Carmen. Mientras que de norte a sur, va desde el barrio del Santuario hasta la plaza de las Nueve Esquinas. En total se busca tener un control y manejo de 90 hectáreas, y que este modelo vaya siendo radial y expansivo en el corto plazo.

Alfaro Ramírez dijo: «En el nuevo polígono del Centro vamos a definir políticas públicas específicas con un sistema de barrios y nodos adicionales. Hoy se toma una decisión importante para la ciudad y para la construcción de la visión general que queremos, junto con los tapatíos, hacia donde quiere caminar la capital de Jalisco».

Y abundó diciendo que la pretensión es

«iniciar todo el proceso de reestructuración de lo que, sin duda, es un problema en el centro, particularmente el comercio ambulante. También se trabaja en la estrategia de aseo público, del modelo de operación específico de la policía en el centro y de otras políticas de recuperación de espacios públicos, alumbrado y programas especiales».

En este primer polígono de 90 hectáreas el comercio ambulante ya no tendrá cabida, «salvo aquellos cuyos productos contribuyan a vivir la experiencia de visitar el Centro». Incluso detalló que se estará pensando en la construcción de quioscos en donde se pueda encontrar quizá flores o cacahuates, pero no se podrá comprar piratería, ropa o juguetes. De hecho anticipó que habría rigidez en el establecimiento de un nuevo reglamento y transparencia en el proceso de empadronamiento y asignación de espacios».

En la fase dos del proyecto se pretende que estas intervenciones tengan influencia en barrios como Analco, la Plaza de la Bandera, Expiatorio, Medrano, Obregón, la Normal, Mezquitán y la Capilla de Jesús.

En otra fase se busca intervenir otros polígonos de la ciudad como la Barranca de Huentitán, el Estadio Jalisco, la Plaza de Toros, Zona Oblatos, Tetlán, Parque Morelos, Agua Azul, Antigua Central Camionera, El Deán y Miravalle.