Portal informativo de análisis político y social

Revive lucha por la sobrevivencia de las calandrias con caballos: Sentencia alcalde tapatío que desaparecerán

Revive lucha por la sobrevivencia de las calandrias con caballos: Sentencia alcalde tapatío que desaparecerán

Ago 4, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Diego Morales //

Tradición histórica o maltrato animal, son las vertientes de las calandrias en Guadalajara, que ha llevado a un conflicto entre los calandrieros y el Ayuntamiento Tapatío durante los últimos meses y que ya involucra también a la sociedad civil y los turistas que visitan la capital jalisciense.

Debido a los incidentes en donde un caballo murió en plena jornada de trabajo y otro en el cual una yegua parió en el Parque Morelos, el Ayuntamiento de Guadalajara intensificó la supervisión de calandrias e insistió en continuar con el proyecto de calandrias eléctricas para erradicar el maltrato animal.

A la vez, ante la declaración del Gobierno del Estado a través de la Secretaria de Cultura donde determinan a las calandrias jaladas por caballo como patrimonio de Jalisco, el alcalde de Guadalajara, Enrique Ibarra Pedroza manifestó su rechazo y reafirmó la intención de su administración de pasar al nuevo modelo de calandrias eléctricas.

No compartimos esa expresión de la Secretaría de Cultura y aunque no es vinculante, por supuesto que vamos a continuar con nosotros a lo que el reglamento nos obliga y hacer paulatinamente el retiro de calandrias jaladas por equinos”, argumentó el edil.

NO ACEPTARÁN EL ACUERDO

El conflicto es del ayuntamiento y no firmarán un acuerdo que termine la tradición de las calandrias, es la postura de los calandrieros, dicha por su líder Rafael Méndez Barajas, Secretario General de la Unión de Conductores de Calandrias, quien asevera que en esta transición el Ayuntamiento de Guadalajara solo piensa en hacer suyo el negocio.

El conflicto es entre ellos, nosotros nunca vamos a firmar un acuerdo donde se acabe esta tradición y lo que corresponde llevar a los animales al rastro, nunca lo vamos a hacer. La negativa es porque esto es propiedad de nosotros, y aquellas siempre serán del ayuntamiento, en el mentado comodato que nos están dando a 99 años fállales a una cláusula, te retiran la unidad y que te vaya bien. Ellos quieren quedarse con el negocio, todas las cláusulas son a favor de ellos, a la hora que quieran nos dicen adiós, cómo lo vamos a aceptar y menos sabiendo que los animales se van al rastro”.

Subraya: “Quieren el negocio. Ellos a principio de esto hicieron la propuesta de calandrias más livianas, por ahí llegó un vivo a decirles que fueran eléctricas y se fueron sobre eso. Nosotros dijimos ok, es tu propuesta pero es nuestra propiedad. Cómo lo haremos, en donación, en pagos, pero esto tiene que ser mío, no daré lo mío para ser su trabajador”.

En lo que tiene que ver con los cuidados de los animales, Rafael Méndez Barajas expresó que hay varios mitos sobre el tema, pues los caballos son cuidados al máximo por veterinarios y tienen su alimentación balanceada, negando completamente el maltrato animal.

Se nos critica mucho que cuando nos vamos a despegar agarramos un promedio de media hora de irnos a vuelta de rueda, mucha gente dice que esos animales van cansados ya, pero debemos dejarlos bien fríos para que puedan comer porque si no explota el maíz en su estómago, les da cólicos y los mata. Los caballos debes llevarlos al paso, darles una vueltita, para que el caballo esté frio a la hora de comer. Se le da su comida, tiene sus revisiones con veterinarios especialistas, qué más se requiere. Ayuntamientos pasados nos pusieron tomas de agua de drenaje en todos los lugares donde pasan, nos apoyaban mucho”.

Respecto a la yegua que parió en el Parque Morelos que ocasionó molestia en la sociedad civil y el ayuntamiento de Guadalajara, el líder calandriero explica la situación del animal que es de su propiedad.

Esta yegua iba para el rastro, la compré hace unos años. La enseñé a trabajar, la llevé a la primera revisión, el doctor me dijo que no andaba cargada sino alborotada. En su otra revisión ya le vemos la panza colgada, me dijo el doctor trabájala tres meses y descánsala, esto hace menos de un mes. Cuando me hablaron pensé la yegua ya malparió, la sorpresa fue que parió en su tiempo, sí se adelantó un poco, pero se acostó y parió sin ningún problema. En las mujeres, cuando llegan los doctores las ponen a caminar hasta que dilaten, esta yegua no es un orgullo que haya parido ahí, pero lo hizo sin sufrir”.

Agrega: “Este potrillo lo voy a cuidar como nunca, porque si le llega a pasar algo dirán mira ya se murió porque parió antes”.

Contento con la postura que tomó el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Cultura al ser considerados patrimonio cultural de Jalisco, expresó que seguirán trabajando para sus clientes, pues la mayoría de los turistas los ven con buenos ojos por su manera de operar.

Gracias a Dios tenemos mucho trabajo, las calandrias vuelta y vuelta. Vienen muchas personas, hacemos dos, tres hasta cuatro paseos, porque mucha gente viene de rancherías, a uno le da gusto escuchar jaliscienses que te dicen que vienen a pasearse porque no quieren morirse sin haberse paseado en una calandria. Aquí estamos para servirles, es mucha gente la que nos viene a visitar”.

PIDEN CONGRUENCIA

Sin dar nombres y sin tener certeza de una persecución, pero sí seguro de que solo se meten con la gente que menos tiene, Fernando Osorno, Presidente de Por Guadalajara, su historia y sus tradiciones AC, pide congruencia al Ayuntamiento de Guadalajara y llegar al diálogo para preservar una tradición de más de 100 años en la perla tapatía.

Con las corridas del toro no se metió el gobierno municipal porque era meterse con Alberto Bailleres, un hombre rico en México, obviamente las más importantes plazas en México son de él. Sin decir nombres, quien intentó hacer cambios no se mete con ellos, se mete con quien menos tienen, la gente de las calandrias con caballos. ¿Por qué no se mete con los Yáñez, con los del Lienzo Charro Zermeño? Con los grandes charros que sí son una tradición en México, el deporte nacional, pero en una charreada los caballos son tirados y ahí no pasa nada”.

Agrega: “Hay que tener congruencia con lo que se dice y se hace. Si vas a tratar de salir en defensa de los animales, es matarlos y mandarlos al rastro. Pero si vas a quitar una tradición que tiene que ver con los caballos, quita el palenque de las Fiestas de Octubre porque hay matanza animal con los gallos, hay muchísimos millones de dólares que se juegan, quitan las corridas de toros que obviamente daremos la defensa si estos cuates quieren hacerlo, que quiten las tortas ahogadas porque tiene carne de puerco y es un animal. Se debe tener congruencia”.

Minutos después de una rueda de prensa llevada a cabo en la Rotonda de los y las Jaliscienses Ilustres, en donde dieron datos precisos del cuidado de los animales, Fernando Osorno exhortó al ayuntamiento tapatío a sumarse a los esfuerzos para preservar la tradición en Guadalajara.

Le pedimos al Ayuntamiento de Guadalajara que se sume al esfuerzo que estamos haciendo para nuestros caballos, estamos pidiendo un terreno comodato cerca del Parque Morelos para poder tener caballerizas, donde estén cuidados los caballos con médicos veterinarios, para que los caballos no tengan que ir hasta sus lugares de origen, se resguarden ahí, donde el gobierno municipal, estatal y calandrieros tendrán que aportar una parte para el cuidado de estos caballos”.

A la vez, precisó que no están en contra de las calandrias eléctricas, pero sin quitar a las jaladas por caballos, que se genere una competencia en donde el turista sea quien elige a cual se sube.

Pueden seguir metiendo calandrias eléctricas, no hay problema. Así como hay competencia en las compañías de móviles, puede haberlo, igualito. Que la gente decida si se sube a una calandria eléctrica o si se sube a un caballo. Los turistas a los que les hemos preguntado, el 93 por ciento decide subirse a una calandria con caballo. Entonces, que ellos decidan, pero la tradición histórica se va a preservar en Guadalajara”.

En cuanto a las manifestaciones de la sociedad sobre el cuidado de los animales los cuales se agravaron después del parto de la yegua en el Parque Morelos, Fernando Osorno indicó:

La yegua que parió a un potrillo en el Parque Morelos, se le adelantó el parto, el caballerango la estaba sacando para hacer labores de parto y el potrillo no se quedara pegado al vientre. Nace bien, está bien en su estado de salud, estamos agradecidos porque esa yegua iba a ser sacrificada si se quitaban las calandrias con caballos, con la lucha que hicimos para defender las calandrias nació este nuevo ser, que se convertirá un ícono de las calandrias con caballo”.

Agrega: “Es respetable. Ellos apelan al respeto de los animales pero son irrespetuosos con las personas. Es incongruente de su parte lo que están haciendo, es respetable lo que realizan, defienden su postura, creen que un animal tirando la calandria es lastimado y están equivocados, pero no lo saben, es triste que no saben que están equivocados, es algo que no conocen. Yo los invité a que conocieran, para después tener una opinión al respecto”.

DEFENSORES SE OPONEN

Un paseo en calandria es sufrimiento, sufrimiento privación de la libertad no uses calandrias”, fueron algunas de las consignas que llevaron impresos en carteles una decena de manifestantes protectores del derecho animal, quienes se oponen a que la calandrias jaladas por caballos sigan operando en Guadalajara, por la falta de procesos que certifiquen la salud de los animales y la falta de condiciones, considerando explotación en sus labores”.

Estamos en contra que se les catalogue como patrimonio cultural. Hay que ver cómo los tratan, vemos todos los accidentes, se justifica todo y no es cierto. La vialidad ya no es apropiada para que haya atracciones a sangre, hay muchos niveles de contaminación, no toman agua y trabajan, no es trabajo es explotación. No tienen respeto ni a las personas, nos atacan por nuestra forma de vestir, por estar aquí, por todo, menos van a respetar a los animales”, indicó una integrante de la asociación Guadalajara Animal Save, quien reservó su nombre.


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad