Portal informativo de análisis político y social

Jaime Rodríguez, «el Bronco»

Jaime Rodríguez, «el Bronco»

Oct 17, 2015

«Yo vencí a los Zetas utilizando Facebook; en mi ciudad, preguntándole a la gente quién vende droga, quién está haciendo daño a la colonia, la gente te dice (…) Soy un adicto al Facebook, le dedico tres horas diarias a la gente que me tiene confianza», refirió el político.

Al terminar su periodo administrativo, golpeado después de la muerte de su hijo, el secuestro de su hija de dos años y con dos atentados en su contra, pensó en el retiro de la política. Sin embargo, después de meditar algunos días en su rancho, donde incluso cuenta, regaló la televisión pues no deseaba saber nada de ella, comenzó a interactuar con los cibernautas de Facebook para saber sus inquietudes,

«empecé a crecer de seguidores, chateando con la gente, no tenía tele, me di cuenta que la comunicación individualizada es poderosísima, y no me interesa la tele. Al día 23 regresé a la casa y le dije a mi vieja que quería ser gobernador».

Después de palpar el fenómeno de las redes sociales, se dedicó a atender a cada una de las personas que escribían a su perfil, logró formar una base de datos que convirtió en el programa «Únete», la misión: hacer viral cada mensaje de Jaime Rodríguez en cada una de sus diversas plataformas virtuales.

La gente que apoyaba a Rodríguez fue bautizada como «Soldados del Bronco», estuvieron con él en constante comunicación vía Facebook y Whatsapp, desde la recolección de firmas que le permitieron ser oficialmente candidato independiente, hasta la distribución de sus propuestas y spots por el canal de las redes sociales, hizo un escuadrón virtual «como una cadena humana, pero en internet».

 

El nacimiento de la marca «bronco»

El estudio a fondo que realizó en redes sociales le hizo llegar a un punto que no tenía detectado: el marketing político. Por ello, viajó a Buenos Aires para contactar a Memo Rentería, con experiencia de más de veinte años en campañas electorales, quien realizó el documental

«Un bronco sin miedo», donde revela el trabajo del político en el municipio de García, «le vendí mi historia, le dije que no le pagaría y me toreó, volvió semanas después, le dije que me retratara como es, porque el marketing político es engañar a la sociedad, los visten bonito, te peinan, te hacen una fachada y al final la gente te ve y dice que no es por quien votaron».

Con la marca hecha realidad, formó un equipo y les pidió ayuda,

«me decían que estaba cabrón vencer al sistema, los convencí, financiamos el tema, no se necesitó mucho, con cien mil pesos mensuales y trabajando, empezamos con dos computadoras», expresó Rodríguez.

La sociedad, en Facebook, hizo viral la pregunta, ¿Quién financia al Bronco?, la respuesta fue que

«ningún gran empresario, no son los grandotes, sino los medianos. Hay mucha gente en la calle que me ayuda con cosas. No estamos teniendo compromisos con nadie».

 

Gobernar sin televisa

«Lo digo clarito, no va a gobernar Televisa, ni Multimedios, ni ningún medio, vamos a trabajar con los ciudadanos de Nuevo León, no vamos a pagarle ni un peso a la televisión para gastar el dinero en publicidad enalteciendo la soberbia y la egolatría del gobernante en turno», fue la respuesta de «El Bronco» a la pregunta de Carlos Loret de Mola de quién gobernaría en el Estado, esto en vivo a nivel nacional.

Algunos lo apuntan como una estrategia demagoga para ganarse a la gente, la realidad es que «El Bronco» le ha declarado la guerra a las televisoras en reiteradas ocasiones afirmando que no les dará recursos con publicidad, por la falta de equidad y el trato con las fuerzas políticas, por lo cual su única vía de comunicación con la sociedad será mediante sus redes sociales, en donde le contesta al 80 por ciento de sus seguidores de manera diaria.

«En Nuevo León hay 3 millones 500 mil adultos a los que debes consultar, son ciudadanos que tienen derecho a participar en las decisiones de gobierno, de esos 3 millones 400 mil tienen una cuenta de Facebook, es el poder inmenso de la comunicación individualizada, así podemos consultarlos, para qué en masa, les mando un inbox, allá ellos si me contestan o no, si no lo hacen doy por hecho que le cayó bien la propuesta, si no me contestan no me pueden reclamar, igual pueden contestar para ampliar la propuesta».

En su fan page de Facebook cuenta con más de 970 mil me gusta, en Twitter más de 176 mil seguidores donde hace sesiones de Periscope para informar las acciones que ejecuta, en su canal de YouTube son más de 24 mil suscriptores.

 

Facebook como plataforma

Bronco FB

«El Bronco» afirma que al despertar no prende la televisión, pues ya no tiene, ni abre algún periódico para saber la actualidad en las noticias, su fuente es una: Facebook. Su modo de interacción resulta desparpajado, avisa a la «raza» cualquier movimiento que hará en el día, o invita a la sociedad a «jalar que se ocupa», obteniendo en cada post miles de likes, respondiendo cada sugerencia y alguna que otra crítica.

Incluso, la red social alista la entrega de un reconocimiento virtual por ser el político de América que más interacción tiene con los usuarios, por lo cual tiene proyectado convertirse en «el primer gobernador online del mundo», además de un programa de internet gratuito en zonas rurales. «Prefiero meter internet que construir un puente, haré un puente cibernético, que les permita salir a la globalización», confirmando así su estrategia de utilizar Facebook totalmente en cada rubro de su gobierno.

Aunque la propuesta ha sido novedosa para los ciudadanos en el estado, la realidad de los números duros es completamente diferente: en Nuevo León sólo el 54.7 por ciento de la población tiene acceso a internet, según datos del INEGI, por lo que deberá emplearse a fondo para poder cumplir con esta propuesta hecha en campaña.

 

los primeros reclamos

A unos días de su arribo oficial a la gubernatura de Nuevo León han llegado las primeras críticas para «El Bronco». Al andar en campaña, aseguró en Facebook que su gabinete sería elegido con base en la «meritocracia», con los mejores perfiles que contaran con vocación de servicio, incluso, recibió los Curriculum Vitae de los ciudadanos interesados en colaborar en su gobierno.

Al presentar su gabinete, los reclamos iniciaron por la falta de ciudadanos libres de antecedentes en la política, ninguno de los que vía Facebook enviaron su solicitud, la argumentación del gobernante es «que estamos analizando los perfiles, en un periodo de cuatro meses evaluaremos a los mejores».

Sin embargo, la polémica se dio con dos nombres en el gabinete en los cuales se presume un posible conflicto de intereses: Roberto Russildi Montellano como secretario de Desarrollo Sustentable, empresario y vicepresidente de una de las constructoras más grandes del país con quien comparte una propiedad de quince hectáreas en el municipio de García y Sandra Barajas como directora de Asuntos Agrarios, quien fungió como representante del dueño del terreno en esta transacción. «Son mis amigos, como tengo millones de amigos en Nuevo León. Roberto y yo compramos la propiedad que está declarada desde 2012, la compré sólo y le vendí una parte, no se puede desarrollar, es una propiedad rústica (…) Sandra fungió como representante del dueño del terreno, la busqué porque es una persona que le sabe a la tenencia de la tierra», expresó en conferencia de prensa Rodríguez.

Al respecto, el Congreso de Nuevo León investigará el tema, pues la ley de Servidores Públicos de Nuevo León asegura que se incurre en una irresponsabilidad administrativa al designar a personas que tengan interés personal, familiar o de negocios.