Portal informativo de análisis político y social

1 MILLÓN 800 MIL HECTÁREAS DE POTENCIAL PRODUCTIVO

1 MILLÓN 800 MIL HECTÁREAS DE POTENCIAL PRODUCTIVO

Ene 23, 2016

La estrategia del 2016 será consolidar el programa y acciones para que se sigan dando los resultados y se pueda apoyar a un número mayor de productores beneficiados, reforzar los temas de sanidad, agricultura por contrato, el tema de extensionismo que es fundamental para que el campo siga avanzando.

Así lo explica el director general de Planeación de la Secretaría de Desarrollo Rural, Gustavo Jiménez Aguayo, al hablar del relevante tema del liderazgo agropecuario de Jalisco en el contexto nacional.

En números redondos, el Estado tiene una superficie de 1 millón 800 mil hectáreas de potencial productivo, de ellas el 80% son de temporal, lo que quiere decir que se requiere de buenas lluvias para la producción y el 20% restante es la superficie que tiene riego.

De la causa de sostenerse en esta posición de privilegio dijo: «Son varios factores los que han permitido esta situación y que las acciones del gobierno den resultados, uno es que no hay que dejar de reconocer la capacidad productiva de la gente de Jalisco que es gente emprendedora, gente trabajadora, gente con muchas ganas de salir adelante, este lo dejaría como el primer punto; segundo, hemos tenido tres años buenos de temporal, también es importante este factor y si a ello le sumamos unas políticas públicas adecuadas que acompañen este esfuerzo, el resultado salta a la vista».

Sobre la forma puntual de medir este sitio de honor en el que se encuentra el campo de Jalisco, el director de Planeación de la Seder detalló que son los resultados los que posicionan a Jalisco como primer lugar en lo que viene siendo abasto de alimentos para el país «y se refleja en el dato del PIB del cierre del año en el 11%, avances graduales desde 2014 con 10.2 y ahora ya en el 11% justo arriba del segundo lugar que es Veracruz y del tercero que es Michoacán».

La estrategia del 2016, dijo, será consolidar el programa y acciones para que se sigan dando los resultados y se pueda apoyar a un número mayor de productores beneficiados, reforzar los temas de sanidad, agricultura por contrato, el tema de extensionismo que es fundamental para que el campo siga avanzando.

Sin embargo detalló que al margen de los sitios de privilegio que Jalisco ocupa como el primer lugar en los principales productos de la canasta básica de los consumidores de nuestro país, está también el tema de las oportunidades de exportación que se atenderán puntualmente en el 2016 aprovechando la paridad del peso con relación al dólar.

Dijo, por ejemplo, que hoy día gracias a los programas desarrollo de mercados ya se envían productos al mercado asiático, principalmente de aguacate y los berries, por lo que este impulso debe seguir, ya que «efectivamente esta paridad con el dólar está generando mayores ingresos a los exportadores. Por mencionar otro ejemplo, se está exportando huevo a los Estados Unidos, teníamos ya dos décadas que no se recibía producto de Jalisco en aquel país y ya estamos enviando nuevamente, aprovechando un problema que tuvieron ellos de sanidad en influenza aviar».

Pero esta situación de vender al exterior se debe incrementar dependiendo de lo que quiere el consumidor, «pero nosotros también estamos haciendo nuestra planeación de producción con base en lo que demanda el mercado, pero los más exitosos comercialmente hablando en este momento fuera del país, son el aguacate, los berries, los pimientos (chile), los jitomates, inclusive la chía que en estos momentos ya se está exportando a Canadá y Europa.

 

Reconversión de cultivos

Agricultura en Jalisco

Con relación a la reconversión de cultivos, Gustavo Jiménez explicó que en lo de temporal predomina el maíz blanco, que propiamente es para consumo humano «y como hay otros estados que también los producen como Sinaloa, Michoacán y Guanajuato principalmente, se satura el mercado y entonces lo que nosotros proponemos es la reconversión productiva al maíz amarillo, que se obtienen muchos derivados a través de los procesos de la industria, y aprovechando que aquí están los principales consumidores de maíz amarillo de América Latina, entonces lo que hicimos fue acercar a productores interesados con los compradores para sembrar maíz amarillo».

El primer año en el 2013, abundó, empezamos con 30 mil hectáreas, ahorita ya traemos 105 mil hectáreas y la tendencia es que pudiéramos llegar a 200 mil hectáreas de reconversión de cultivos, específicamente del maíz blanco al amarillo.

Y explicó: «Precisamente el esquema de la reconversión productiva al maíz amarillo va de la mano con la firma de agricultura por contrato, entonces los productores que quieren agricultura por contrato tienen unos bonos por cumplimiento del compromiso y en el caso de aceptar la reconversión productiva a maíz amarrillo tienen otra bonificación, eso quiere decir que de la mano del crecimiento en hectáreas va en volumen contrato y este año en el 2015 se llegó a la cifra histórica para Jalisco de contratar 2 millones 700 mil toneladas de maíz y de trigo.

Para darnos una idea de la ventaja económica que representa el color del maíz, el funcionario expuso: «El precio de uno u otro va a depender de la oferta y la demanda, es decir, de lo que esté ocurriendo en los mercados, pero hablando de una diferencia independientemente de lo que esté ocurriendo en los mercados, fluctúa de 1.50 pesos a 1.80 por kilo. Hablando en toneladas, si una tonelada de maíz blanco está en 3 mil pesos, por decir una cifra en el mercado, eso quiere decir que se le pagaría a 4 mil 200 si fuera de maíz amarillo, con la diferencia de que desde antes de iniciar el proceso de producción ya está firmado su contrato de venta y garantizado su pago».

Vale la pena mencionar que estos resultados se han dado, pese a que la dependencia estatal sólo recibe un presupuesto anual de 672 millones de pesos, «aparentemente un presupuesto reducido, pero lo que está haciendo el secretario es gestionar recursos de la Federación para que en una mezcla de recursos entre la aportación del estado, adicionado a los programas federales, se ha llegado en el 2015 a 4 mil 900 millones de pesos», estableció el director de Planeación de la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado, Gustavo Jiménez Aguayo.