Portal informativo de análisis político y social

Kumamoto pide cumpla 4 requisitos perfil de nuevo auditor

Kumamoto pide cumpla 4 requisitos perfil de nuevo auditor

Dec 10, 2016

La elección del nuevo titular de la Auditoría Superior del Estado (ASEJ) tiene que estar a la altura de Jalisco, precisó el diputado independiente Pedro Kumamoto, quien a la vez adelanta, su voto irá en razón a aquella persona que cumpla con cuatro requisitos: preparación técnica robusta, un currículo con experiencia, honorabilidad y que tenga un proyecto que garantice un mejor futuro en la dependencia.

«Hemos estado frente a una auditoría, creo que tiene mucho material desde el cual se debe reconocer que no se ha hecho una buena chamba, que no ha sido nada más por la auditora, sino por complicidad y doblegarse frente al gobierno en turno. De entrada, tenemos que reconocer que las cosas no están bien en la auditoría y que este proceso tiene que reformar ese tipo de prácticas. En este proceso, distintas organizaciones, universidades, personas de la sociedad civil, han actuado y han participado sobre todo en impulsar que tenemos que pensar otro modelo de auditoría, alejada de los procesos de grilla, pensando en quién puede hacerle frente a la fiscalización de los recursos públicos de manera autónoma».

 

 

EL EXAMEN, EJERCICIO SANO

Entrevistado en los micrófonos de Conciencia al Aire, Pedro Kumamoto expuso que el examen realizado a cada uno de los aspirantes es un ejercicio sano para poder determinar con este tipo de acciones quién es la persona más capacitada para un puesto tan relevante como es el auditor.

«Con este tipo de exámenes que fueron exigentes, determinados por tres universidades más las opiniones de los distintos asesores de cada una de las fracciones es un ejercicio sano el que en un examen se exija tanto. Tenemos que escuchar a todas las personas que participaron, pero me parece que es deseable que el futuro auditor tenga cuatro pilares esencialmente, una preparación técnica robusta, un proceso histórico con experiencia, la posibilidad de un nuevo futuro para la auditoría con un proyecto y qué tan honorable es. En mi caso, esos son los elementos que buscaré para que el futuro auditor sea una persona con idea de futuro, capacidad técnica y la experiencia profesional para lograrlo».

—Dicen que los dados están cargados. ¿Ha notado algunas acciones para que se decida así?

—En mi caso no ha existido una presión de parte del Ejecutivo, no podría afirmar tal cosa. Lo que podría decir es que actuamos con la lógica de que cada designación que hacemos lo hacemos público y también planteamos por qué lo hacemos de esa forma, es una práctica con la cual no están dispuestos a negociar, trabajamos por poner el mejor perfil técnico y si no es el mejor perfil, será una materia para debatir al respecto. Alcanzo a ver que se ha hablado del perfil de Michel, el diputado Hugo —que se encarga de coordinar la fracción del PRI— ha dicho que ellos no tienen favoritos, habrá qué preguntarles a ellos si tienen alguna consigna, lo que es cierto es que MC tiene mayoría y se habla que podría tener un cuadro con cierta tendencia al respecto, pero yo puedo decir, al menos lo que hemos detectado, que existe uno o dos perfiles que podríamos hablar que tiene un servicio profesional de carrera, que han tenido un proceso propio, no ascendente a partidos políticos, cualquiera de los cuatro ya pasó el examen acreditando sus capacidades, entonces habrá que buscar y argumentar cuál es el mejor perfil. Al menos en mi caso, no pesarán los pesos partidistas y pesarán solamente los elementos técnicos.

—Comenta que participaron universidades en el proceso. ¿Cuáles fueron y serán tomadas en cuenta?

—Me parece que participó la Autónoma y el ITESO enviando sus preguntas en sobre cerrado. Lo que consignan los participantes que fueron asesores designados por cada una de las universidades dicen que sí, hay un cifra que es el mayor número de cifras que fueron consignadas por un partido fue Acción Nacional que tuvo quince preguntas, si nos damos cuenta, ninguna fracción o espacio político o universitario tuvo la cantidad suficiente de preguntas como para influenciar de manera decisiva el examen y fue aplicado de manera inmediata, ojo, no significa que no tenga puntos a mejorar la convocatoria, que sea perfecta, pero sí significa que al menos en el examen hubo una selección de preguntas que permitieron que se generara un balance entre los conocimientos que exigía cada uno de los espacios.

—¿Cuándo decidirán quién será el auditor?

—Será el martes en la sesión de pleno, a mediodía. Existen los rumores que no hay una decisión clara, por tanto, abre la brecha que de verdad este espacio de cuatro seleccionables pueda quedar en cualquiera de ellos. Yo a principio de semana haré público por quién vamos a votar y por qué votaremos por este perfil. Espero que todos los diputados actuemos con mucha responsabilidad al respecto, porque insisto, es el cargo más importante que esta legislatura ha puesto hasta este momento.

—La percepción es que la auditoría se ha convertido en una lavadora, hay cuentas pendientes. ¿Qué podemos esperar del nuevo auditor?

—Yo lo que creo es que las auditorías pueden tener otro tipo de prácticas y definitivamente depende de nuestra clase política. Si juegas futbol y tu equipo así como el otro equipo hacen trampa el árbitro no podrá marcar todo el tiempo, estarás jugando algo que no es futbol, lo mismo termina sucediendo en este tipo de espacios. Lo que tenemos que exigir es que haya un verdadero contrapeso de poderes entre el Ejecutivo, Legislativo y Judicial, me atrevería a decir que hay una buena proporción que obedece a los designios del Ejecutivo, el Legislativo tiene que impulsar que la fiscalización de los recursos públicos pueda caer en buenas manos, es una de nuestras encomiendas, la idea de tener una auditoría es buscar una persona que no le tiemble la mano al momento de decir que las cuentas no van y las personas que deben rendir cuentas ante la justicia debido a malos manejos. Sí se puede, tenemos que cambiar la idea de lo que es posible y viable. Nos toca reconocer que las cosas no están bien y trazarnos una hoja de ruta, con innovación, sobre todo con dignidad hacia donde puede ir la auditoría.

—¿Buscarán reformar de alguna manera para amarrarle las manos al próximo auditor?

—Ya hay varias propuestas sobre la mesa sobre cómo se debe modificar la auditoría, las propuestas que se han hecho tienen que ver con el modelo, pero también con el fondo de la auditoría, es lo principal que se debe cambiar, no debemos buscar una persona que sea el mandamás del Estado en torno a temas de fiscalización, sino como esta persona nos ayuda en el proceso pero no solamente con su autoridad, sino que coordine los esfuerzos a través de la sociedad civil y los distintos organismos de fiscalización de los ayuntamientos o contralorías, una persona que permita que la sociedad civil se involucre en este espacio. Lo que tenemos que buscar no es un virrey, sino construir una persona que coordine los esfuerzos para la rendición de cuentas de manera eficiente.

 

 

EL CASO CRUZ ROJA

—Está pendiente el presupuesto, no se ha autorizado, está la famosa cuota de la Cruz Roja que muchos ciudadanos no están de acuerdo. ¿Qué hay al respecto?

—Creo que hay algo importante, tanto el Hogar Cabañas como la Cruz Roja hacen un trabajo importantísimo para el Estado de Jalisco, me mueve ir y ver a chiquitos convivir con jóvenes, ver como ese dinero es el mejor dinero público que se puede invertir, pensar en niños y niñas que no pueden tener una familia por situaciones graves. Todos estamos de acuerdo que debe existir más apoyo para instituciones loables, estamos planeando qué tal que existan reducciones a otras áreas y el dinero que solicita por ejemplo el Hogar Cabañas pueda venir por reducciones, pueden existir formas inteligentes y sensibles de repartir recursos sin una repercusión directa a la gente que ya están pagando suficientes impuestos.

—¿Le pedirán cuentas al delegado de Cruz Roja?

—Yo creo que es una condición no solamente necesaria, es una condición mínima para entregar este dinero público. Yo reconozco que la Cruz Roja hace un gran trabajo, hay muchos voluntarios y voluntarias que atienden de una manera increíble, de entrada tendríamos que abrir ese espacio abierto a todas las críticas, porque donde se pone un peso público debe existir la lupa pública, eso no es renunciable, no está a negociación, puntualizó.