Portal informativo de análisis político y social

LAS MANIFESTACIONES DE TAXISTAS NO AMEDRENTAN A UBER

LAS MANIFESTACIONES DE TAXISTAS NO AMEDRENTAN A UBER

Jun 6, 2015

Los taxis en Guadalajara son considerados los más caros del país, aunado a la inseguridad y otros elementos que esgrimen los usuarios, en las redes sociales se ha desatado una polvareda en apoyo a Uber, por el servicio de la aplicación, la comodidad y rapidez, pero sobre todo por el costo que representa, de tal forma que las autoridades del país han emprendido una «cacería de brujas», sin embargo desde el 2006 operan en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), otras tres empresas.

La reacción de los taxistas del Distrito Federal y Guadalajara respectivamente ha sido la de manifestarse e impedir el trabajo de «la competencia desleal» que representa entre los trabajadores del volante, sin embargo los usuarios, sobre todo en redes sociales, son los que ha defendido a capa y espada, los servicios de Uber, a la postre la que mayor representación tiene por su avanzada tecnología en la aplicación de teléfonos móviles, luego por el servicio que brinda y finalmente por el costo, como lo expresan algunos de los defensores de esta empresa.

Por ejemplo, para Alberto Tejeda la reacción entre los usuarios ha sido positiva, «la gente se molesta cuando los taxistas se van a paro, porque Uber viene a mejorar un servicio como debería ser un taxi, que no es un taxi, es un servicio de chofer, los taxistas, lejos de querer mejorar el servicio, lo que buscan es que se elimine a la competencia, cuando el objetivo de una competencia es mejorar la calidad que se presta».

«Los taxistas buscan eliminarlos, porque no es lo mismo que pidas un taxi en la esquina, en un carro que tiene 15 años, sucio, que es incómodo, que maneja lento y que va a cobrar caro, a que te subas a un coche que es 2014–2015, con interiores en piel, último modelo, que el chofer te trate de primer mundo, que te ofrezca agua y que te traslade rápido a tu punto, no violando ni excediendo los límites de velocidad, pero sí que te lleve rápido a tu destino».

Considera nuestro entrevistado que:

«la tarifa se determina según la ciudad, ¿cuál es el cobro justo?…los taxistas tienen un problema, te cobran lo que quieren, cuando te cobran con taxímetro, algunos están alterados, nadie puede saberlo, solo lo sabe el taxista y nos damos cuenta al final, cuando ya te llevó a tu destino.

Si te llevan con taxímetro, va manejando despacio, y se va generando más tiempo y te va a cobrar más, no todos, pero con Uber no pasa así, por medio de la aplicación te hacen el estimado y te descuentan de tu tarjeta de crédito o débito, tú no pagas y ya sabes en cuánto tiempo te va a llevar, dependiendo del tráfico y de la hora, ya está establecido, eso al usuario le ha generado mayor certidumbre, porque es más honesto, más claro, te da mayor tranquilidad, con los taxistas no lo ves».

Refiere que para poder ser chofer de Uber, piden carta de no antecedentes, presentación visual, instrucciones en cuanto a calidad y servicio, aplican exámenes de manejo, psicológico, hasta toxicológico para garantizar el servicio de los choferes hacia el usuario y no perder la calidad y no caer en el error de caer en lo mismo, últimamente se ha incrementado los problemas con los taxistas como son agresiones, robos, asaltos, es la diferencia, puntualiza.

En la parte legal, dice, que Uber está prohibido y no cuentan con permiso, las Secretarías de Movilidad tienen razón y no, porque la diferencia es que Uber no es un taxi, es un chofer que tú contratas, no existe ningún delito, es un contrato entre particulares, para que constituya una falta al reglamento, y enumera las contradicciones:

  1. Que pidan la parada en la calle.
  2. Acordar una tarifa.
  3. Debes de pagar al momento.

«En ningún momento pagas una transacción entre el chofer y el usuario, porque ya lo hiciste previamente, el sustento legal es que es un acuerdo entre particulares, por lo tanto ningún gobierno debe prohibir la circulación».

Finalmente agrega:

«Yo decido si tomo un taxi o contrato a un chofer para que me lleve de un punto A, a un punto B, no lo paré en la esquina, vino y me recogió a mi casa y me llevó a mi destino, así tal cual, los taxistas deberían de competir con esto y no lo están haciendo».

 

Rompen con paradigmas: Eduardo Rodríguez

Viaje en Uber en Bogotá, Colombia.

Viaje en Uber

Para otro usuario frecuente, Eduardo Rodríguez, que usa casi todos los días el servicio, lo califica de excelente porque viene a romper paradigmas en el transporte de taxis.

«En lo personal lo usé la primera vez con muchas reservas, era como algo clandestino, pero al usarlo quedé encantado con el servicio y con todo lo que trae me encanta».

Y explica:

«Encuentro la limpieza, el trato, la atención, te subes al vehículo y eres quien manda, propones la ruta y te hacen caso, te ponen la música que tú quieres, te ofrecen una botella de agua, te movilizan y punto.

Vivo por Colomos y tomo un taxi al centro, y le calé con el “Uber x”, que es un carrito modesto, nos cobraron a las 22:00 horas 35 pesos con 66 centavos, si hubiera tomado el taxi amarillo, me hubiera cobrado entre 80 y 150 pesos, me sorprendí, los he comparado, y en ocasiones son como 30 o 40 pesos más baratos que los taxis tradicionales.

Creo que Uber llegó para quedarse y debe hacerse su regulación, para tener el gusto de elegir, con qué movernos, todos tenemos esa libertad como ciudadanos y viene a romper paradigmas en el transporte».

 

Que cumplan con la ley: Eduardo Almaguer

Eduardo Almager

Entrevistado para este medio, Eduardo Almaguer Ramírez, secretario del Trabajo, precisó inicialmente sobre dos temas: primero, la visita que le hicieron al personal administrativo de la empresa Uber, que es el personal que opera el sistema, lo que ellos ofertan, entre los que se encuentran nueve trabajadores, ellos, ya respondieron y se han venido acreditando, de manera positiva en cuanto a su relación laboral.

La otra parte, que es la más importante, —por eso abrieron otro procedimiento administrativo— es que tienen qué acreditar la relación que existe entre ellos y los prestadores del servicio, el taxi, porque la empresa Uber se presenta como una prestadora de servicio con vínculo entre un particular que requiere un servicio y otro particular que ofrece un servicio.

«En ese sentido, lo que hemos planteado, más allá de esa situación, la empresa Uber pone condiciones y reglas en la prestación del servicio de traslado y no en la prestación de su sistema de comunicación y de enlace entre estos particulares, la empresa pone horarios, requisitos del tipo de vehículo y de la persona que lo conduce y pone tarifas.

Por lo tanto, para nosotros, en principio, hay una relación laboral, ellos alegan que no, que es una relación comercial, es lo que nos tienen qué acreditar, si bien hay algunos particulares que ofrecen el servicio, hay también quien tiene una flotilla de vehículos con choferes y que prestan ese servicio a través del dispositivo de la aplicación, estamos en esa etapa, hay un proceso abierto.

Luego agregó:

«Tuve una reunión con los directivos de Uber México, esto se los precisé y se los aclaré, obviamente todos deseamos que el servicio de taxi, sea de los mejores, creo que el tema de Uber presta un servicio de traslado a uno económico que tiene servicio pero que no desea usarlo, en ese sentido qué bueno, pero también tiene que estar debidamente regularizado y ordenado, darle garantía jurídica».

Externó que en este momento no hay un ente que se haga responsable del servicio que presta Uber, ni para los propios choferes o dueños de vehículos ni para quien recibe ese servicio, y por otra parte también, a partir de que se regularice y ordene, tiene que ir caminando la prestación del servicio, mejorando el servicio que prestan los taxistas amarillos que normalmente se lo prestan a personas que no tienen vehículo propio y que por alguna razón extraordinaria tienen que mejorar su servicio.

«Es el planteamiento en general que nos hemos hecho, al que le estamos dando seguimiento y al cual se lo planteamos directamente a los directivos de Uber de México, ellos nos visitaron y comentaron que tienen la voluntad de colaborar, lo que les aclaramos es que nosotros tenemos el interés que se regularicen y se ordenen, pero independientemente de eso, nosotros seguimos nuestro procedimiento legal para que se cumpla lo que estamos requiriendo», indicó el funcionario.

«Esto no es un tema que ellos quieran o no, es un tema de cumplimiento de la ley y es lo que nosotros estamos llevando a cabo, en este momento ellos prestan un servicio al margen de la regulación tanto de movilidad y de lo que establece la Ley Federal del Trabajo, en sentido ellos están fuera de la ley.

Les estamos pidiendo a ellos el estimado de números de vehículos que operan, porque son personas que trabajan mediodía, o utilizan sus vehículos, tienen un ingreso, están en un servicio cuya concesión no ha otorgado el estado y hay quienes utilizando esta situación que han generado, tienen flotillas de vehículos y choferes y se dedican a prestar un servicio de traslado de personas, sin el debido permiso ni autorización de las autoridades».

Circulan alrededor de diez mil taxis amarillos y están en el proceso administrativo de acreditar todo lo que marca la ley con respecto a los choferes que tienen trabajando en esta asociación o gremio.

«Con nosotros, nos marcan los propios términos legales, han solicitado una prórroga y ellos tienen 30 días hábiles para cerrar el tema laboral en el caso de Uber, nosotros hemos estado al pendiente de este tema de acuerdo a nuestras facultades y tenemos nuestros procesos administrativos abiertos y en el momento legal que corresponda vamos a informar a los ciudadanos si Uber cumplió y si está dentro del marco de la legalidad laboral y si no cumple entonces lo estaremos sancionando».

No es un tema a discusión el cumplimiento de la ley, concluyó nuestro entrevistado.

 

Taxistas rechazan capacitación

Taxi

 

El registro de taxis ante la Secretaría de Movilidad (Semov) oscila entre los 12 mil vehículos después del 2003, coincide con las cifras estimadas por el Secretario del Trabajo, Eduardo Almaguer, de tal suerte que a partir del próximo 8 de junio se inicia con el Registro Estatal del Transporte.

Dicho registro tendrá un costo de cuatro mil pesos por cada vehículo y arrancará con los propietarios de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) según la convocatoria publicada desde el pasado 14 de mayo y el proceso tendrá una duración de un año.

Para Ana Laura Chávez, directora de Seguridad Vial, no existe una certeza del número de permisos autorizados a taxis, debido a que existen muchos clonados y eso hace imposible determinar su número de registro.

Ante esto, el Gobierno del Estado se ha comprometido a emprender una jornada de capacitación tecnológica para los taxistas, no obstante se tiene que modificar el artículo 262 y el 143 del reglamento de la Secretaría de Movilidad.

Lo anterior tiene que ver con el concepto de arrendamiento con chofer, así como la competencia de los municipios para poder sancionar a giros comerciales que promocionen y ofrezcan el servicio de taxis ejecutivos.

En este sentido, el secretario general del Sitio 22 de la Minerva y Expo Guadalajara, Juan Carlos González Martínez, constata que a raíz de la competencia de los servicios ejecutivos de Uber han recibido ofertas de aplicarse a nuevas plataformas tecnológicas en la aplicación para teléfonos móviles, pero además de tener capacitación de parte del gobierno, al cual no han dado respuesta, dejando entrever que rechazan hasta el momento dichos ofrecimientos.

Esta instrumentación les permitirá mayor interacción con los clientes, y quizás con eso podrían recuperar la confianza de los usuarios, ofrecerían certeza, garantía, calidad y precio justo, pero la aceptación va para largo, considera.

Debido a la zona y estatus de clientes, los taxistas están obligados a presentar vehículos de modelos recientes, pero eso ha sido desde siempre, de tal forma que la incursión a las tecnologías es un paso que no han determinado dar todavía.