Portal informativo de análisis político y social

PREPARA ELECCIONES COLEGIO DE INGENIEROS

PREPARA ELECCIONES COLEGIO DE INGENIEROS

Nov 14, 2015

«El Colegio tuvo una etapa muy turbulenta porque en una institución tan grande las maneras de pensar son muy diversas pero las cosas llevaron a situaciones que no favorecieron al gremio», asegura Guevara Castellanos, quien señala la ruta que trazó, el balance de sus dos años y los pendientes que le quedarán a su sucesor.

«Nosotros no nos metimos en dimes y diretes, todos somos ingenieros, no somos políticos, no debemos tener cuestiones ríspidas en campaña, tenemos la obligación como gremio de protegernos y ver que el enemigo realmente está fuera», recuerda.

Al llegar al cargo «nos encaminamos a trabajar, hacerle ver a la gente que el único objetivo e intención era eso, dejar un granito de arena, la institución estaba muy golpeada, pero el día de hoy se percibe un panorama diferente. Nos da gusto que la gente que levanta la mano para la sucesión de la presidencia le va a entender que no podemos perder lo que se ha logrado, la buena relación en el gremio y con todo el sector de la construcción, cualquiera de los tres candidatos tendrá una buena plataforma, un Colegio maduro, que los agremiados nos exigen estar innovando en las acciones que tomamos».

 

La unión, el gran logro

Colegio de Ingenieros

Al hacer un balance de su gestión al frente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco hay un logro que sobresale ante todo: reagrupar al agremiado y dejar la institución unida, sin conflictos internos, con una expectativa diferente para el que sea su sucesor en el puesto.

«Pudimos recuperar algo de obra en el Colegio de Ingenieros, tuvimos la fortuna de terminar el estacionamiento, pero sobre todo el posicionamiento al exterior de cómo se ve el Colegio, se siente otra fuerza de la institución, es uno de los logros que podemos llevarnos con satisfacción, si hay gente que levanta la mano es porque hay acciones que se retomaron. Inclusive retomamos todas las posiciones en las sillas del gobierno, en las comisiones de catastro, logramos capacitación record, movimos las acciones técnicas que era uno de los principales objetivos porque es la médula técnica del Colegio, estuvieron trabajando activamente, se reforzaron bastante las secciones».

El ser uno de los presidentes más jóvenes en la historia de la institución le permitió a Alejandro Guevara ser un eslabón entre los ingenieros con más experiencia y los recién egresados en la profesión.

 

En el tintero…

«Me decían si dos años eran mucho, yo creo que dos años son mucho para el que no hace nada y es poco para el que hace mucho», expresa el ingeniero, quién más allá de darle orden a la institución, se queda con la espina de no hacer un proyecto más a mediano y largo plazo.

«Queda pendiente seguir reforzando las acciones técnicas, cosas importantes como la Línea 3 que habrá que darle continuidad, el próximo presidente inaugurará la obra. Otra cosa que sentimos hicimos de buena manera fue la relación cordial con las administraciones de gobierno, siempre hubo apertura, ahora ellos vienen empezando y la sinergia por cambio de gobierno tiene que ser otra estrategia para presentarles lo que ofrece el Colegio, eso será cosa del próximo presidente».

Subraya: «Me voy satisfecho, es una experiencia muy bonita, cualquiera que llega a tener un cargo después de una elección y estar al frente de un gremio tan importante lo único que representa es satisfacción, me sirvió de manera tajante la madurez de sentarte en la silla y ver las cosas diferente, tener una amplitud interesante para desarrollarte como persona, profesionista, creo que salimos bien, probablemente con algunas cosas que hubiera querido terminar, pero los números son sanos en cuanto a la parte política, técnica, de obra, una elección tranquila y diferente, todo eso se reconoce y nos causa satisfacción».

 

Una contienda tranquila

El registro que tienen en el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco es que son en total 3 mil 523 agremiados, de los cuales debido a un reforma estatutaria que pone un candado para evitar asuntos tendenciosos y la gente que emita su sufragio sea con sentido de pertenencia a la institución, por lo cual serán 849 los ingenieros quienes podrán elegir a su nuevo presidente.

«Será tranquilo, los candidatos se han enfocado en propuestas, nos alegra que el agremiado tenga estas opciones, dentro de las propuestas de los candidatos hay críticas a la administración que es bueno, porque hay que detectar lo que se hizo mal y corregir como nueva administración, pero reconociendo el trabajo de lo correcto. Si siguen trabajando en ese sentido no tiene que ser una elección complicada, con una jornada tranquila, interesante, creo que cosecharán mucho de lo que se está sembrando», finalizó.

 

Sé que hay que hacer: Rubén Maldonado

RUBEN MALDONADO

Con más de treinta años en el ejercicio de la ingeniería civil, José Rubén Maldonado Lomelí ha estado quince de ellos en el Colegio, incluso participando en los últimos siete consejos directivos.

«Sé de qué estoy hablando, sé las labores que hay que hacer, sé que el mayor objetivo que tenemos es la atención al agremiado, siento que hemos dejado esa atención y a la ciudadanía que nos debemos, eso lo tenemos qué realizar. Me gusta hablar de frente y decir la verdad, ahorita tengo un equipo limpio, amplio, cien por ciento colegiados que cada ocho días están aquí, seguiré trabajando por el Colegio y para el Colegio», expuso.

 

Un ambiente de democracia

El proceso electoral que se vive en el Colegio de Ingenieros es de trabajo y democrático, después de la problemática que se vivió internamente, se fortaleció un gremio el cual considera Rubén Maldonado debe ser un arma que pueda tomar el gobierno y la ciudadanía para participar en todo lo que tiene que ver con desarrollo urbano.

«El tema central que ofrezco es la atención a todas las problemáticas de los agremiados, desafortunadamente la figura del ingeniero civil ha sido muy atacada con los reglamentos y el código urbano nos quieren quitar, porque el reglamento que está en Zapopan está impugnado. 95 por ciento de proyectos que firmo de perito son hechos por arquitectos que no cumplen con la reglamentación. El objetivo principal del Colegio es la actualización, la certificación y la ética profesional del ingeniero, vamos sobre eso».

Al andar de los días en campaña, el candidato de la planilla blanca resalta la sorpresa que ha tenido por el apoyo que le muestran sus compañeros.

«No soy el oficial ni el del recurso pero me ha sorprendido la cantidad de gente que me habla y me dice que están con la planilla blanca que represento. Tengo propuestas claras, concisas, que ayudarán al ejercicio del ingeniero que no tiene trabajo, el Colegio no es una bolsa de trabajo pero sí lo podemos ofrecer, el estatuto marca que debemos mandar una lista de peritos profesionales a las autoridades para que nos prefieran, y que también el funcionario público sea del Colegio».

De cara a la contienda, el ingeniero Maldonado Lomelí afirma estar tranquilo, confiado en que sus propuestas fueron bien recibidas por el gremio.

«Es difícil, pero estoy confiado, ya ganamos, tengo en mi planilla únicamente ingenieros del Colegio que participan activamente, en otras planillas he visto gente desconocida, pero mi planilla es de cien por ciento agremiados, todos los días que les pertenece venir a las especialidades aquí están, los invité, algunos a la fuerza porque no les gusta participar, pero sé que son ingenieros de prestigio, vamos para arriba, no tenemos números, ni nos comparamos, simplemente hacemos nuestra labor y espero que nos alcance».

Agrega: «Yo acepté esta candidatura poniendo como única condición tener una campaña transparente y con ética profesional, así se los hice ver a mis amigos contendientes, cada quien está en lo suyo».

 

Sus propuestas

Actualización, certificación y ética profesional para el ingeniero civil son las bases de sus propuestas, «tenemos que reactivar los consejos técnicos, el instituto de investigación que tenemos aquí que era muy famoso porque se derivaban muchas noticias para todos (…) Me cuesta trabajo decir que hay colegiados que se han salido porque no han podido pagar la cuota, porque no tienen trabajo, eso me lastima, lo veo y quiero enfocar mi proyecto para eso».

Señala que está proyectado tener contacto cercano y directo con el gobierno «tenemos muchos problemas con la reglamentación, con el servicio al agremiado y la ciudadanía en general con las dependencias que tenían que ser las de mayor cuidado como Obras Públicas y Catastro, quienes deberían recibir aportación de nuestro trabajo, estamos esperando citas para abrir nuestras propuestas, decirles la problemática de las dependencias porque tenemos años trabajando en ello».

 

Inclusión y capacitación: Héctor Zepeda

ZEPEDA

Para el candidato de la planilla verde, Héctor Zepeda Angulo, hay una premisa: que los ingenieros civiles sigan su capacitación constante para estar día a día. Esto lo ha palpado con su experiencia en el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco, donde ha participado durante quince años.

«Me ha permitido conocer las opiniones y requerimientos que quiere el ingeniero civil ahí en el Colegio, sobre todo conocer el compromiso tan fuerte que existe hacia el exterior (…) tengo una planilla de inclusión, plural, que busca la confianza de todo el gremio».

Consciente de la problemática que vivió el CICEJ en el pasado reciente, el ingeniero Zepeda Angulo espera que el ambiente armónico que se tuvo durante la última administración prevalezca y el instituto sea considerado un bastión para la ciudadanía como un ente confiable.

«Hubo algunos tiempos con problemas pero eso ya quedó atrás, con mucha decisión, con las partes de todos los protagonistas el actual consejo directivo logró la estabilidad que ya está dando frutos, otra vez el colegio levanta la mano y vuelve a tomar representatividad, de ese pasado malo han salido muchas cosas buenas, no nos queda más que retomar el buen camino, que el colegio vuelva a se considerado como un ente institucional confiable».

 

La propuesta

«Hay que armar un programa de becas para que los ingenieros civiles tengan acceso a cursos o programas académicos que impulse el conocimiento; también una propuesta hacia el exterior, que las autoridades incluyan a los ingenieros civiles en su trabajo, que los ayuden a planear y decidir, porque en algún momento nos descuidamos, queremos estar posicionando al ingeniero civil».

 

Estar cerca de las obras

Dentro de lo proyectado por el ingeniero Zepeda es estar siguiendo de cerca las obras que se realicen en Jalisco, sobre todo las de gran impacto como la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero, el cual considera es el proyecto de infraestructura más importante en la historia de Jalisco.

«Si bien es cierto que ha habido molestias para los vecinos es una obra que será benéfica, es una inversión de 19 mil millones de pesos para ejercerse en tres años, beneficiará alrededor de 240 mil habitantes y está dando empleos. El Colegio de Ingenieros Civiles ha estado muy de cerca, es importante porque ya está aceptado y definido pero existe un comité técnico donde se tocan temas importantes para que la obra no termine de partir la zona metropolitana en dos, que haya una inserción armónica».

En cuanto a los trabajos de obra, expone «seguimos de cerca con revisiones visuales de viviendas, con un cinco por ciento que han presentado fisuras. En el tramo tres fuimos testigos cuando el gobernador inauguró la instalación de ballenas metálicas, entonces la gente cuando ve que toma forma esta obra que arquitectónicamente si no era bien recibida sí será una obra bonita, interesante, sobre todo para los que tienen el perfil de la ingeniería civil».

Con la tuneladora «no habrá problema, pasará unos treinta metros, las dependencias y la empresa constructora debe tomar todas las providencias y estudios necesarios para que la vibración cuando esté trabajando no dañe los edificios patrimoniales, y no nada más cuando trabaje la tuneladora, el tren seguirá funcionando por muchos años, si se hacen las debidas precauciones el paso del tren no nos debe dar problemas».

Los vecinos decían que el Colegio de Ingenieros Civiles estaba del lado del gobierno, ¿qué opina?

«El Colegio de Ingenieros no tiene posturas, no tiene colores, es apartidista, es neutral y siempre estamos platicando con propuestas técnicas bien definidas. Si tenemos qué defender una cosa técnicamente viable lo tenemos qué defender sin fijarnos a quién beneficiará, eso de estar ladeado hacia algún lado el Colegio de Ingenieros Civiles no es para eso, es para platicar y exigir propuesta técnica, en el Colegio debemos tomar una postura crítica pero propositiva, que tiene que ser argumentada, y eso refuerza al Colegio como un referente en la sociedad».

¿Hasta dónde el Colegio es gestor de sus agremiados?

«Más que gestor, los objetivos del Colegio es estar comprometidos, defendiendo y saliendo al auxilio del gremio de ingenieros civiles, por ahí han pasado cosas y se nos acercan los ingenieros cuando hay incumplimiento de pagos, se ha platicado en las mesas para que eso se regularice, no debe pasar porque según se anuncia en la ley de obra pública no puedes contratar obra sin el recurso, se han dado situaciones y el Colegio estará luchando y velando por los intereses de los ingenieros civiles».

¿Qué hacen los ingenieros? Son muy criticadas muchas veces las obras…

«El ingeniero es factor de cambio, por eso tenemos un compromiso de estar actualizados al día a día; en el Colegio hay una propuesta fuerte de la planilla verde de seguir con los cursos y talleres, con los diplomados, para que sirva en la actualización del conocimiento del ingeniero civil, que sirva de herramienta para que el ejercicio de la profesión sea de una manera más adecuada, por ahí han estado las obras caminando, sí hay unas faltas de planeación, de proyecto ejecutivo al cien, de presupuestación, pero también estaremos pendiente de decisiones a nivel autoridad con perfiles técnicos en puestos de decisión, porque si todo lo de ingeniería técnica lo manejan los técnicos preparados con un buen perfil esto va a caminar diferente», puntualizó.

 

Dignificar al ingeniero: José Castellanos

JOSE  CASTELLANOS

«Le pido a los colegiados y a la sociedad que tengan en cuenta que este colegio estará participativo, seguirá de la mano con todas las organizaciones y las autoridades, como colegio vamos a estar viendo los intereses de la misma sociedad y pugnando para que se cree la infraestructura debida y funcional», expresa el ingeniero José Castellanos González, quien preside la planilla amarilla en la contienda del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco.

Dentro de su propuesta, está el dignificar al ingeniero civil y a su colegio, el cual considera es un ente muy importante para la sociedad y que tiene que estar a la altura de las situaciones que se presenten. «Durante todo el desarrollo que he tenido en la carrera gremial del colegio me he interesado mucho en poder estar apoyando dentro del área de la profesión, he palpado de primera mano la trascendencia del colegio, es por eso que me llama la atención dirigir los destinos, porque creo que puedo incidir y lograr grandes cambios, cristalizar grandes cosas en el colegio dentro de todo el universo de posibilidades que se tienen en la institución».

 

El proyecto

El candidato de la planilla amarilla es ingeniero civil egresado de la Universidad de Guadalajara en el año 1993; cuenta con una maestría en Ciencias por la Universidad de Alberta, en Edmonton, Canadá. Como funcionario público fungió como director y subdirector de Obras Públicas en el Ayuntamiento de Zapopan y subdirector del área de innovación en el SIAPA. En el CICEJ participó en tres consejos directivos como director del centro de actualización profesional y dos veces secretario de la sección técnica, hidráulica y medio ambiente.

«Nuestro proyecto está enfocado en cinco ejes, la formación integral del profesionista es parte trascendental del colegio, la cuestión de la capacitación que debe ir más allá y ver a la persona como un ente completo en donde tenemos que incidir en sus facetas de la vida, tanto como ingeniero, como persona, constructor, padre, hijo, que de esta manera podamos tener mejores profesionales que estén mejor conformados y tengan una mejor visión de lo que realmente quieren».

Señala que «de las principales cosas que tenemos planeadas es la certificación profesional como el nivel más alto que podemos llegar como profesionales; la transferencia del conocimiento entre los ingenieros es importante, entre los mismos y hacia fuera, considero es importante las experiencias de otros lados, de otras instituciones y hacerlas llegar a nuestra gente».

De igual manera «el sentido de pertenencia es importante, que sepan los ingenieros civiles que estamos ahí para apoyar y que sepan que estamos para trabajar en conjunto, es parte trascendental de la vida profesional, la institución está para apoyarlos y los ingenieros puedan enriquecer más a fondo sus habilidades. Es importante la integración con los agremiados, consideramos que una vez integrados pueden incidir mucho en la sociedad con su conocimiento y experiencias para que puedan plasmarla, hacer algo útil de todo lo que conocen para transferirlo. La comunicación será importante, cómo lo hacemos hacia dentro y sepan que estamos ahí realizando actividades de toda índole y estamos haciendo un adecuado símbolo de participación con la sociedad. El poder participar en la vida de la sociedad y que sepan que estamos para poder coadyuvar con ellos, en todos los temas que podemos inferir con ellos es la parte que nos toca, estaremos trabajando con mejor y mayor presencia».

 

Resalta la unidad

Para la contienda, el ambiente que se vive internamente en la institución es de respeto, democrático, contrario a las situaciones que se vivieron hace algunos años.

«Es algo complejo la vida de las instituciones, a veces suceden situaciones que no quisiéramos que pasaran, pero a veces necesitamos pasar por trances de ese tipo para entender la importancia de lo que tenemos en nuestras manos, que necesitamos cuidarlas, construir con ellas para los fines que fueron creadas, como el cuidado de la profesión, el pugnar por los intereses de los colegiados hacia dentro y fuera del colegio, y que la sociedad tenga una digna impresión de lo que es la profesión de la ingeniería civil».