Portal informativo de análisis político y social

INEXISTENTE SERVICIO CIVIL DE CARRERA EN PODER JUDICIAL

INEXISTENTE SERVICIO CIVIL DE  CARRERA EN PODER JUDICIAL

Mar 8, 2014

Por Diego Morales Heredia —-
La preparación y profesionalización no se premia en el Poder Judicial de Jalisco. “Al escalafón no se sube por capacidad, preparación y experiencia”, precisa la abogada Diana Arredondo, cuando advierte que el servicio civil de carrera es una de las grandes carencias del Gobierno y la Administración pública.

Con 23 años de laborar en el Poder Judicial, Diana aspiró y sigue luchando a convertirse algún día en magistrada del Poder Judicial de Jalisco por méritos propios, apoyada en su preparación y capacidad. Es egresada de la carrera en Derecho en la Facultad de la Universidad de Guadalajara; actualmente está por concluir su doctorado en Derecho, en donde se titulará con el tema de la Implementación del servicio profesional de carrera en el Poder Judicial del Estado.
A raíz de la polémica designación de magistrados por parte del Congreso del Estado, Diana Arredondo Rodríguez, secretario de Acuerdos de la Séptima Sala Civil del Supremo Tribunal de Justicia, alza la voz y pide se replanté la forma en que hacen las designaciones.
“El servicio civil de carrera, uno de los grandes problemas que enfrenta el Gobierno y la Administración pública, ya que es gente improvisada y los amigos de los políticos son los que llegan a los principales puestos sin tener perfil adecuado”. Por ello, Diana Arredondo trabaja en su tesis, buscando una solución al respecto.
“Debería ser magistrada”, se le menciona en los micrófonos de Conciencia al Aire, a lo cual expresó: “Eso quisiera yo también, lamentablemente no tuve oportunidad de lograrlo en esta ocasión. No hubo examen, fue una convocatoria donde debía haber un proceso de selección al seno de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado y ésta debía presentar un dictamen al pleno del Congreso con los nombres de las personas que reunían los requisitos para ocupar el cargo y se nombraron tres personas”.
Su lucha es que se profesionalicen los puestos en el Poder Judicial, y dijo que la razón por la cual acude a los medios es para ser un ejemplo de inspiración para sus demás compañeros, quienes se sienten oprimidos al no poder subir en el escalafón, a pesar de su preparación y experiencia judicial.

SIN REGLAMENTARSE EL SERVICIO CIVIL DE CARRERA
“Al interior del Poder Judicial del Estado de Jalisco la carrera judicial como tal está escasamente regulada en dos artículos: un artículo de la Ley Orgánica que es el 185, y en el artículo sexto del reglamento de la Ley Orgánica del Poder Judicial. El primero nada más establece cuáles son los cargos de la carrera judicial y el segundo el escalafón, ni siquiera lo denominan de igual forma ni están correlacionados, en tanto que en la Ley Orgánica llega hasta juez de primera instancia y en reglamento se contempla hasta magistrado del Supremo Tribunal de Justicia”.
“Entonces, el problema en Jalisco es que no está reglamentado como tal el servicio de carrera en el Poder Judicial, de ahí que se preste a todo el manejo discrecional en el momento que se hacen las designaciones de las magistraturas y las judicaturas también, ello conlleva que no siempre lleguen a esos cargos tan importantes para la administración de justicia las personas con el perfil más idóneo, que tengan los conocimientos prácticos por el desarrollo de su labor cotidiana que no han recorrido los diferentes espacios que compone la carrera judicial y que se han curtido en el trayecto en el conocimiento de la función”.
De la misma forma conlleva que no lleguen las personas con las mejores credenciales académicas, los que se preparen en el área de administración de justicia en torno a toda la nueva temática de derechos humanos y la transformación que se está viviendo a nivel internacional.
Tampoco estamos cuidando el aspecto del capital humano al interior de la institución, en prepararlos, sensibilizarlos a las nuevas necesidades de la administración de justicia y tampoco estamos cuidando el aspecto humano de las personas en su vida cotidiana, al no darles a las personas la oportunidad de tener ese desarrollo profesional al interior de la institución se crea un enorme malestar en el personal, porque no se tiene la posibilidad de ascender en el escalafón, hay personas que tienen años de auxiliares”.

CARRERA JUDICIAL Y EQUIDAD DE GÉNERO
“Tengo compañeras auxiliares que tienen dos maestrías y siguen de auxiliares judiciales porque no tienen la forma de ascender en el escalafón porque no está reglamentado. La equidad de género es un tema que debe preocuparnos y ocuparnos, sobre todo a las personas que estamos al interior de la institución, porque las mujeres que lo conformamos no estamos debidamente representadas”.
Se presta para distintas cuestiones. Los secretarios, debido a su experiencia, terminan por saber más que los magistrados y se presta para el rumor, se dice que las plazas se vendieron en la pasada designación de magistrados… –Se le pregunta en Conciencia al Aire–. Con aplomo y seguridad da su respuesta:
“En cuanto a la primera parte, hay de todo. Si no llegan las personas con los perfiles o la gente que está ahí y no tiene carrera obviamente tiene los conocimientos, experiencia y preparación. Sobre las plazas si se vendieron no puedo confirmarlo ni negarlo porque no tengo los elementos de juicio para hacerlo y no me gusta hablar de lo que no me consta. Lo que sí puedo decir es la opacidad, secrecía y del sigilo con el que se llevan estos procedimientos de selección y designación de magistrados que no permiten al foro de abogados que conformamos el Poder Judicial ni siquiera tener conocimiento de con quién estamos compitiendo, ni sus nombres, cuántos somos, la experiencia, su reputación, nada de eso se supo ni se sabrá”.

P. ¿A usted la apoyaba alguien?
R. Me apoyaba mi trayectoria, mi currículo y mi reconocimiento en el foro de abogados.
P. Del caso del magistrado que ya no ratificaron, el licenciado Antonio Fierros, con una amplia trayectoria judicial… ¿ya no reunió los requisitos con sus amigos?
R. Lo que pasa que para la designación hay una serie de requisitos que cualquier abogado que tenga 10 años de egresado de la Facultad de Derecho con título de abogado y lo haya registrado en la Dirección de Profesiones del Estado califica, entonces cuántos abogados reúnen los requisitos del artículo 59 de la Constitución de Jalisco para ser electos magistrados; se requiere tener más de 35 años, registrar el título de abogados, que radique en el Estado, si no es nativo de Jalisco por lo menos que tenga cinco años de residencia en el Estado, que no haya tenido cargos de elección popular dos años previos a la elección de magistrado, en ese supuesto nos encontramos en el número de abogados, esos requisitos no aseguran que la persona que llega al cargo tenga el perfil, trayectoria, experiencia, honradez.
P. Hay dos caminos para llegar, el largo y el corto. Es más fácil llegar por el corto, mediante padrinos, en el largo lo más factible es que nunca llegues…
R. Yo, y muchos de mis compañeros, hemos ido por el camino de hacer carrera judicial, de ir ascendiendo en el escalafón.
P. ¿Cuántos magistrados serán designados todavía?
R. Están cinco en puerta, están tres magistrados próximos a salir pero no hay oportunidad de aspirar a las plazas porque ya están designados los que los van a sustituir. Acaba de resolverse una controversia constitucional, la sesión del 19 de febrero de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la que se estableció que tres de los magistrados que llegaron a la edad de retiro forzoso que son los 70 años deben salir. Previo a esto había una designación de tres personas que los iban a sustituir, en la propia controversia se establece que deben separarse del cargo los magistrados, y las personas que ya estaban designadas subsiste la designación de ellos en sustitución de los que salen por edad y sólo quedaría pendiente que el Congreso les tome la protesta de ley para entrar en funciones.
P. ¿Ya se retiraron los tres magistrados que hace referencia?
R. No, hasta donde tengo conocimiento está pendiente que se notifique al Supremo Tribunal y al Congreso del Estado por parte de la primera sala de la Corte el resultado de la controversia. A lo que sé, todavía está en engrose la controversia, entonces aún falta para que se lleve a cabo.
P. ¿Por qué se apuntó como aspirante?
R. Quiero ser magistrada, me he forjado en la institución, tengo 23 años de trayectoria, he recorrido diferentes puestos, desde auxiliar judicial, secretario ejecutor, primer secretario, secretario de acuerdos en juzgados de primera y segunda instancia, civil, penal, salas civil y penal, conozco el sistema profundamente desde sus raíces, conozco las necesidades del servicio, las deficiencias del mismo que yo llamaría áreas de oportunidad porque si lo vemos de forma positiva son puntos a crecer donde podemos desarrollarnos, transformar el sistema y cambiar las cosas, y este tema me preocupa, me ocupa y me apasiona, porque incluso por eso me he estado preparando estos años, porque mi tesis doctoral va en ese tenor, el servicio profesional de carrera, porque creo que tengo mucho que aportar a la institución, me preocupa el tema de la equidad de género, hay 46 magistraturas y en este momento con la reciente designación hay tres mujeres solamente. No existe la equidad de género.
P. Conocía las reglas de quién podía llegar… ¿en qué momento sintió que no iba a ser usted?
R. En todo momento tuve la buena fe de confiar que se iba a hacer una revisión de expedientes, de currículos, de preparación académica, de trayectorias, de quién los recomienda. Hasta el último momento me propuse confiar en que la Comisión de Justicia haría su trabajo, lo cierto es que desde que se presentaron los documentos en el consejo que fungió como simple receptor de las solicitudes de los aspirantes no tuvimos información los que participamos, nunca supimos el total de solicitudes que se recibieron, no supimos cuáles consideraron que tenían los requisitos del 59 conforme a la convocatoria y la Constitución de Jalisco, nunca supimos la lista que remitieron ni los expedientes que le dieron a la Comisión de Justicia del Congreso, en la Comisión nunca se nos proporcionó información de quiénes llegaron hasta ese punto y obviamente nunca supimos quiénes somos, cuántos somos y con qué participamos cada quien.
P. ¿Fue una competencia a ciegas?
R. Ciertamente. Puedo afirmar que no tuvimos información en ningún momento.
P. ¿Cree que el hecho de ser mujer no le ha permitido llegar a ser magistrada?
R. No creo que mis características personales me lo hayan impedido, el hecho de ser mujer si nos coloca en desventaja y no hablo a la ligera, el simple hecho de que solamente haya tres mujeres magistradas habla claro de ello, la falta de representación de la mujer al interior de la propia institución, tan sólo en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado laboral alrededor de 700 personas, de las cuales 520 aproximadamente somos mujeres, entonces tres magistradas nos representan en proporción de mujeres y mucho menos representan a la totalidad del personal femenino que compone el Poder Judicial del Estado de Jalisco, llámese Supremo Tribunal de Justicia, Consejo de la Judicatura, Tribunal Administrativo, Tribunal Electoral.
P. Se ha hecho controversia dentro del Congreso del Estado, unos acusan a otros, entonces nombraron provisionales a los magistrados…
R. Exclusivamente para las designaciones que se hicieron el Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco en sustitución de los magistrados que no fueron ratificados, Patricio Campos y Víctor Manuel León Figueroa, respectivamente.
P. Los diputados del PAN acusaban a los que dieron los nombramientos que están en contra de la ley, que no existe… ¿Es cierto?
R. Lo que pasa que ni la Constitución de Jalisco, ni la Ley Orgánica del Poder Judicial, ni el reglamento del mismo, establecen los nombramientos de magistrados provisionales, entonces no sé por qué el Pleno del Congreso hizo las designaciones con ese carácter. Si bien creo que en el Acuerdo Legislativo donde se hicieron las designaciones de los dos magistrados, menciona que será para el caso de que se concluyan los amparos que promovieron los magistrados Patricia Campos y Víctor Manuel León Figueroa, y éstos no tengan resultados favorable en el mismo, entonces los nombramientos que hicieron con carácter de provisional surtirán sus efectos como si hubiesen sido definitivos y concluirán su encargo a siete años de la designación y la toma de protesta que les hicieron, lo cual creo, sin conocer el contenido de las sentencias interlocutorias que les concedieron la suspensión a los magistrados no me atrevería a afirmar que están violando la suspensión o que es irregular, lo que sí puedo afirmar es que la ley no prevé nombramientos de magistrados provisionales.
P. ¿Cómo llamarle a esa situación?
R. Irregular. Pero como se hizo en el Acuerdo Legislativo, ahorita eres magistrado provisional, así los nombraron pero el cargo no existe.
P. A partir del día que los magistrados Patricia Campos y Víctor Manuel León Figueroa terminen sus funciones… ¿quién va a operar las salas?
R. Cuando lleguen las fechas y plazos se verá que harán. Lo cierto es que sin conocer el contenido de la sentencia de la suspensión no puedo opinar en términos jurídicos porque desconozco los términos. Me parecen irregulares los nombramientos porque la ley no los considera como tales, habrá que esperar que se resuelvan de fondo los juicios de amparo promovidos por los magistrados para estar en actitud de decir que fue ilegal o constitucional.
P. Lo peor de todo es que mientras le pagarán a los cuatro…
R. Ese es uno de los temas álgidos, sensibles y lastimosos para las instituciones y los poderes del Estado, llámese municipios, congresos. Cuando lamentablemente se cometen estos errores, por llamarlos de alguna forma, parte de las personas que hacen las designaciones y las personas que tenían derecho o no a ocupar esas plazas promueven sus procedimientos laborales, sus juicios de amparos y a final de cuentas resultan vencedores, se orden restituciones, pago de salarios caídos, el lastimado siempre resulta ser el erario público, el presupuesto de los poderes, porque a final de cuentas cobraron los que estuvieron en funciones y en su momento tendrán que cobrar si así lo señala la sentencia los salarios caídos.
P. ¿Tiene esperanza que las cosas cambien? Que el servicio profesional de carrera tenga vigencia…
R. Le apuesto a la profesionalización. Obviamente tengo esperanza de que cambien las cosas, me podrán llamar ingenua, pero tiene que haber un proceso paulatino donde se empiecen a escuchar voces, donde al interior de la propia institución las personas que somos de carrera, que somos institucionales, que nos sentimos de casa, pues trabajemos en esto y hagamos permear al interior de la institución ese sentido institucional, de servicio público, donde todos nos profesionalicemos y exijamos que se regule debidamente la trayectoria.
Creo que la profesionalización va a sentar cambios, que el establecimiento de reglas claras para que se ascienda en los diferentes escalafones que establece la carrera judicial nos permita reglas de juego claras, precisas, transparentes, donde todos tengamos la posibilidad de acuerdo a nuestro desempeño personal y las aspiraciones que tengamos y el esfuerzo que dediquen a prepararse, hacerse de un nombre en el foro, nos ayude conociendo los parámetros a tener todos la misma oportunidad. Obviamente hay una larga tarea por hacer, hay que hacer reformas legales, reformar la Constitución de Jalisco, reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial, reformar el reglamento.
P. ¿Debido a su preparación tiene mayor ingreso que secretarios de otras salas?
R. En ese tenor, no ganamos más por tener una maestría, cinco diplomados un doctorado, no ganamos más. Hay un escalafón que se estableció en el Comité de Valoración Salarial, donde se estableció para cada uno de los distintos poderes los cargos y salarios que corresponden a cada uno.
Antes del establecimiento, sí teníamos reconocimientos por acreditación profesional, entonces sí cabía la posibilidad, también por antigüedad, entonces sí habíamos personas en el mismo puesto escalafonario con diferentes salarios. Ahora hay una homologación salarial para cada una de las plazas, entonces el secretario que tiene 17 años en función y el que ingresó este año ganan lo mismo.
P. ¿No ha querido ser juez?
R. Ya lo intenté en dos ocasiones. La primer convocatoria la declararon desierta, porque hubo una serie de irregularidades en el reglamento conforma al cual se elaboró la convocatoria, no pasó de la recepción de documentos; en la segunda, fue en la integración del consejo anterior al actual, estuvo por demás desastrosa, con mucha intervención del Poder Legislativo, basta que consulten por transparencia la lista de jueces que terminaron designados.
Entonces, mientras no se cambien las reglas del juego, que no se establezcan parámetros claros, precisos, que se conozcan, esto no va a cambiar. Mi intención de acudir a los medios y hacer escuchar esto es para que la sociedad se interese, que participe y sepan que aquí estamos, que somos gente con ganas de hacer las cosas diferente, nos hemos preparado para ello y tenemos espíritu de servicio.