Portal informativo de análisis político y social

CESJAL: PROPUESTAS PARA HACER DE JALISCO UN ESTADO COMPETITIVO

CESJAL: PROPUESTAS PARA HACER DE JALISCO UN ESTADO COMPETITIVO

May 29, 2011

Los grandes temas de Jalisco, fueron debatidos en el marco del II Foro Internacional de Consejos Económicos y Sociales, (CES) moderado por el periodista Óscar Ábrego, quien fungió como director de diálogo. A pesar de la diversidad de los personajes invitados, y por consecuencia diferentes puntos de vista, el diálogo entre ellos se enfocó en el mismo objetivo, ¿cómo aumentar los niveles de competitividad en el estado de Jalisco y en México? Desde su propio enfoque, los líderes jaliscienses expusieron las fallas y los logros de nuestro Estado, concluyendo con algunas propuestas de soluciones que podrán mejorar el desarrollo económico y social de Jalisco y a su vez, de nuestro país.

 

“No avanzamos porque confundimos la alternancia con la transición política”, expuso el líder empresarial Juan Arturo Covarrubias, quien inició su ponencia de forma dinámica, al hablar de las estructuras políticas de México. Para el empresario, el mensaje que mandó la sociedad en el 2000, al votar por el PAN en la elección presidencial, fue la exigencia para que el País se transformara. “Caímos en una alternancia, pero seguimos con una estructura de Gobierno anticuada, aquí los gobiernos se cobran facturas unos a otros”, critica.

 

Por lo que advierte que se necesita plantear una reforma de fondo, “es urgente”, asegura. “Se trata de tener un Estado eficiente, que dé buen servicio a la población y que sea medido públicamente, y no un exceso burocrático espantoso como el que el País sufre”.

Por otro lado, Juan Arturo Covarrubias, externó que en 10 años, la riqueza de México creció en un 18 por ciento pero su gasto corriente creció en 120 por ciento. “Con esto se está condenado a fracasar”, sentencia.

 

Además, insiste que en un País como México que tiene 60 millones de habitantes se necesita practicar la austeridad de manera permanente. Consideró muy necesaria la reforma política, y eso tiene que ver con que después de las elecciones haya una gobernabilidad democrática. “Si después de las elecciones, seguimos con una gobernabilidad que implique que el Ejecutivo no esté de acuerdo con el Legislativo en los grandes temas del País, vamos a seguir en una secuencia de descalificaciones”, advierte.

 

El empresario dijo estar de acuerdo que haya todos los ámbitos de negociación en la campaña, sin embargo, cuando se hace gobierno, se tiene que avanzar en los grandes temas de Estado. Al hablar del tema de la competitividad, Juan Arturo Covarrubias, afirmó que el obrero mexicano es el más competitivo del mundo, siempre y cuando se le den los elementos y las capacitaciones. “Exportamos 40 mil millones de dólares al año en el mercado más competido del mundo, la industria automotriz, hemos probado que si nos ponemos de acuerdo, podremos hacer una excelente mancuerna”, abunda.

 

Por otro lado, en el tema del petróleo, el exponente describió como absurdo la importación de 400 mil barriles diarios de petróleo en dólares que realiza México. “Temas tan extraordinariamente trascendentes para el País se deben de poner en una mesa, en donde después de las elecciones se genere un acuerdo nacional para poder trabajar”, aconseja. En el sector de educación, Juan Arturo Covarrubias dijo estar consciente que México está reprobado. “4 de cada 10 muchachos no comprende lo que leen, y 5 de cada 10 no pueden realizar operaciones matemáticas elementales, ¿cómo vamos a enfrentar el mundo así?, estamos condicionados a un sindicato que se metió a la política”, apunta. Por otra parte, señaló que en nuestro País, se destina más del 5 por ciento del PIB en este País, en educación. Sin embargo, para el empresario la educación técnica no es suficiente, ya que se debe de enseñar educación de valores.

 

MÁS INVERSIÓN EN EDUCACIÓN SUPERIOR

 

“Efectivamente, México gasta el 5 por ciento de PIB en educación”, reconoce Tonatiuh Bravo, rector del CUCEA de la Universidad de Guadalajara. Sin embargo, advierte que comparado con otros países, no se obtienen los mismos resultados: “Tenemos que utilizarlo de manera correcta, y enfrentar el problema de la calidad”, sugiere. La educación superior es uno de los indicadores lamentables en cuanto al tema de competitividad. “México ha ido en el 2006 al 2011, del lugar 53 al 66 y uno de los factores que más le ha afectado es la falta de cobertura en educación superior”, detalla.

 

También explicó que hoy en día sólo 29 de cada 100 jóvenes, en edad de estudiar pueden hacerlo en una institución pública y privada, incluidas las que son de carácter “patito”. Ante las pocas oportunidades que se les da a los jóvenes para crecer en el ámbito escolar, Bravo Padilla criticó que hay Estados que no tienen ni el 13 por ciento de cobertura, contra Estados, específicamente el Distrito Federal, que tienen una atención superior al 60 por ciento.

 

“Por ese motivo la UdeG considera que es una tarea fundamental para el desarrollo económico y social del Estado crecer la inversión en educación media superior y superior”, plantea. El académico universitario comentó que si no se tiene una conciencia clara de lo que representa la formación de licenciados, maestros y doctores en esta sociedad, no podrá existir el recurso humano capaz de apalancar el crecimiento y el desarrollo social. “El 60 por ciento no están con posibilidades de ejercer una profesión, no tienen la capacidad de ser parte del desarrollo”, abunda. Por lo que insistió que una de las razones en el tema de inseguridad, es la falta de oportunidades de incluir a los jóvenes en un proyecto de desarrollo familiar y social.

 

COMPETIMOS CONTRA EL MUNDO

 

“En el 2008 nos ubicábamos en el número 14 a nivel nacional en materia de competitividad, lo cual representaba un gran reto para los jaliscienses de elevar los niveles de competitividad y aquí el Cesjal ha jugado un papel determinante”, indica Manuel Herrera Vega, presidente del CCIJ. Para el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, la competencia de hoy en día no es la de Jalisco con otros Estados, sino la competencia contra el mundo. “México se ubica en el lugar 60 de competitividad, en el 2006 estábamos ubicados en el 54, y países como Brasil estaban ubicados en el 70, y ahora avanzó al lugar 52”, lamenta.

 

Herrera Vega, señala que después de haber logrado concretar la Agenda Única de Competitividad en Jalisco, se han puesto como meta lograr estar entre los cinco primeros lugares de competitividad en el País. “Esto representaría dos mil 709 millones de dólares de inversión, y 150 mil empleos, a través de 34 proyectos que se priorizaron”, explica. Detalla que desde la iniciativa privada se propuso como el gran reto para el Estado y el País, incrementar los niveles de la competitividad, pero conferida como la capacidad de atraer y retener inversiones y el talento, porque a veces los empresarios confunden la competitividad por pagar sueldos bajos para poder competir

 

“Eso no lo es (…) tiene que ver con el sistema político estable, sectores económicos, relaciones internacionales, la sociedad preparada y sana, la macro economía estable, los gobiernos eficientes y eficaces, el sistema de derecho objetivo y el manejo sustentable del medio ambiente”, advierte. Para Herrera Vega, hay muchas cosas que se necesitan analizar para decidir si se requiere llegar a un Consejo Económico y Social a nivel nacional, pero dice estar consciente que nuestro País tiene prisa y le urge incrementar los niveles de competitividad.

 

“LOS CIUDADANOS NO TENEMOS TIEMPO”

 

Al hablar de la prisa que tiene México para elevar los niveles de competitividad, el secretario de Promoción Económica, Alonso Ulloa Vélez, expuso: “…Escuché al presidente municipal, Miguel Castro, decir que la obra que se está planeando en Tlaquepaque es importante pero puede esperar al próximo gobierno, me pregunto: ¿Los ciudadanos pueden esperar?, el tiempo es lo único que no es renovable…”. Para el secretario de Promoción Económica, las declaraciones hechas por Miguel Castro lo sorprendieron.

 

“El alcalde es un político serio, estas declaraciones me parecen escandalosas, donde justamente lo que plantea el CESJAL, es urgir a la resolución de estos problemas (…) Esta es la gran oportunidad para conducir, impulsar y acelerar los proyectos de Jalisco”, indica. Por otra parte, Alonso Ulloa, pidió que sean los Consejos Económicos y Sociales, los que puedan trascender la visión “cortoplacista de los gobiernos”, porque los ciudadanos “están ahí y siguen ahí” después de un Gobierno.

 

Al hablar de la construcción en el caso de Jalisco de una Agenda Única para la Competitividad, dijo ser un esfuerzo de tres años con la participación de Gran Alianza, de sindicatos, universidades, cámaras y organismos empresariales para conjuntar una visión de lo que debe de suceder en el Estado. “Debe crecer la infraestructura logística, debemos desarrollar proyectos, de cuidar el agua, de fortalecer los procesos de educación, de investigación científica y tecnológica”, concluye.

 

AGENDA ÚNICA EN COMPETITIVIDAD

 

“Ya se tiene una Agenda Única por la Competitividad de Jalisco”, presume Blanca Castillón Ríos, coordinadora General de Gran Alianza por Jalisco. Castillón Ríos plantea que la Gran Alianza por Jalisco ha tenido ese gran compromiso de ser la parte operativa, y de convocar a instituciones para que juntos vayan realizando trabajos que aumenten el índice de competitividad.

 

De igual forma, la exponente resaltó que se está comprometiendo a los ciudadanos a que trabajen de una manera generosa, dos horas por semana en su comunidad para elevar los factores de la competitividad. “¿Cuál es la experiencia que han tenido para que la participación ciudadana se vuelva importante en el desarrollo social y económico del Estado?”, le pregunta el periodista y moderador de la conferencia, Óscar Ábrego.

 

“Hemos estado con jornadas regionales, en donde convocamos a los presidentes municipales para que acudan y junto con los ciudadanos estemos armando planes estratégicos que coadyuven a la competitividad de Jalisco”, responde. “Nuestra labor es la de sensibilizar a los ciudadanos para que tengan una participación activa dentro de las políticas públicas, tenemos que apoyar a nuestros gobernantes, fortalecer a todas nuestras instituciones públicas para que podamos maximizar todos los recursos que hay, no estamos en tiempo de pérdida, todos tenemos que sumarnos”, subraya. Por último, señala que la misión de Gran Alianza es tener convenios con los representantes de las células políticas, para que ayuden a convocar cúpulas empresariales, y así junto con los ciudadanos se puedan diseñar, evaluar y dar seguimiento a proyectos que tengan un bienestar para la sociedad.

 

IMAGEN NEGATIVO DE GOBERNANTES

 

A pesar de los discursos anteriores, en donde se resaltó las ganas de trabajar por parte de varios sectores de la población, para el empresario, Raymundo Gómez Flores, Jalisco va lento en atención a muchas causas. “Tenemos serios problemas con nuestros representantes populares y con los gobiernos que han venido conformando. También tenemos enfrentamiento de fondo, de forma, de ‘a de veras’ y ‘de a mentiras’, que tienen totalmente confundida a la sociedad”, resalta.

 

Por lo que aconsejó, que se deben acostumbrar a que el Gobierno va a ir con uno u otro partido, pero se debe de tener un común denominador, que tiene que ver con el mejor nivel de bienestar de los jaliscienses. “Considero que la ley que da creación al Cesjal es suficiente, es decir, como todas la leyes, todo mundo quiere que se cambien, si fuéramos capaces de cumplir y hacer cumplir la ley, tendríamos un instrumento valiosísimo para estar fiscalizando las actitudes y los hechos de los representantes populares, particularmente en el Congreso del Estado y en el Poder Ejecutivo”, advierte. Considera que todos los jaliscienses traen una gran duda con respecto al uso de los recursos: “El tema es que explotamos el escándalo y no sabemos si es fundada e infundada”, puntualiza.

 

____________________________________________________________________

 

 

EXHORTA CESJAL AL CONGRESO A DAR PESO A SUS RECOMENDACIONES

 
Por Mayte Osuna
Todo Gobierno requiere la visión de la sociedad para enriquecer sus proyectos y acciones. Bajo esta premisa, el Consejo Económico Social del Estado de Jalisco exhorta a los legisladores del Congreso del Estado a darle peso al organismo, elevándolo al rango constitucional. De este modo también se buscaría garantizar la existencia del mismo. Así lo demandó el presidente del organismo, Enrique Michel Velasco, en el marco del II Foro Internacional de Consejo Económicos y Sociales realizado en esta ciudad. Y es que a seis años de los inicios del Cesjal, su conformación ha marcado un precedente como modelo de participación y vinculación entre las autoridades y la sociedad civil representada por 21 organismos.

 

“En las modernas democracias, la participación ciudadana organizada es la forma o el medio del que dispone el ciudadano para aportar su visión en los asuntos públicos, particularmente en aquellos que afectan aspectos significativos de nuestras vidas. En este sentido los Consejos Económicos y Sociales son órganos consultivos integrados por representantes de la sociedad cuya finalidad es orientar las políticas públicas mediante recomendaciones razonables de interés social, económico y de planeación del desarrollo”, expuso el empresario.

 

Michel Velasco también recalcó que a través de los CES la sociedad se hace corresponsable de las decisiones gubernamentales. Añadió que con éstos se puede incrementar la legitimidad de las decisiones de los poderes públicos. “Estamos entrando a una nueva cultura de coparticipación, los gobiernos requieren la visión de la sociedad para enriquecer sus alternativas de decisión sobre temas de alto impacto social y económico”.

Explicó: “Estos modelos de participación ciudadana pueden incrementar la legitimidad de las decisiones de los poderes públicos. Michel Velasco consideró de gran trascendencia que el Cesjal consolide su permanencia en el Estado y que se fortalezca constituyéndose en una Federación Regional que incluya a Estados colindantes, entre ellos Colima, Aguascalientes, Nayarit y Michoacán. También precisó: “Es un propósito el lograr que los Consejos de los Estados de la región Occidente del País se constituyan en una federación de Consejos Económicos y Sociales. Pensamos que con ello, crecerán de manera importante las relaciones económicas y sociales entre los Estados y se generará una sinergia que contribuirá a conceptualizar el área de la región como una economía integral dotada por consecuencia de una mayor capacidad competitiva”.

 

“El objetivo es constituir una poderosa relación regional que proporcione el desarrollo de proyectos económicos y sociales y que acreciente sus capacidades económicas. Dicho de otra manera, la finalidad es elevar el nivel de competitividad de cada Estado a través de la integración regional de sus recursos humanos, naturales, financieros y de infraestructura y reconocimiento así como de su ubicación privilegiada”, abundó Enrique Michel. Recordó que el Cesjal tiene apenas seis años de existir y “se encuentra en pañales”, frente a algunos Consejos Europeos tienen 90 años de funcionar con grandes resultados.
“En esos seis años mediante la experiencia que produce el trabajo cotidiano y la aplicación de la ley que nos creó advertimos la apremiante necesidad de vitalizar la existencia del Cesjal, insertando su figura jurídica en la Constitución Política de Jalisco, es necesario garantizar la permanencia de un organismo de esta naturaleza. Es un derecho enraizado en la propia noción de la soberanía popular”, puntualizó.

“MÁS DIENTES PARA EL CESJAL”
Por su parte, el secretario General de Gobierno, Fernando Guzmán Pérez Peláez, y el alcalde de Zapopan, Héctor Vielma, coincidieron en la necesidad de que se formalice en la Constitución al Cesjal luego de que es la mejor forma de crecer económica y socialmente. Vielma consideró que la gestión gubernamental debe tener sentido social porque es la manera de poder enfrentar los retos del futuro. Además señaló la necesidad de dotar de más herramientas al Cesjal para hacer valer sus recomendaciones: “Es conveniente pensar en la necesidad de darle al Consejo Económico y Social ‘más dientes’ y capacidad para que las políticas públicas que recomienda Cesjal puedan ser implementadas”.

 

“Participar para transformar (lema del foro), representa otorgar un sentido social a la labor gubernamental en el más amplio sentido de la expresión. Representa un cambio en la manera de concebir lo público y lo privado y como en su conjunto se pueden lograr esfuerzos para transformar una ciudad como la nuestra que tiene que ser cada vez más justa socialmente, más responsable, sustentable y preparada para enfrentar los retos del futuro”, expuso el alcalde zapopano. Vielma Ordóñez reconoció que los gobiernos no pueden seguir ejerciendo presupuestos públicos y programas sin incluir a los ciudadanos en el diseño y en la implementación de éstos; e insistió en que sin la participación de los ciudadanos y todos los sectores de la sociedad no se podrán afrontar los problemas que hoy vive la Zona Metropolitana de Guadalajara y Jalisco.
La experiencia de Madrid
En 2010, el 28 por ciento de la recomendaciones que se presentaron por parte del Consejo Económico y Social de Madrid fueron incorporadas al proyecto de Ley del Gobierno. El 30 por ciento no fueron tomadas en cuenta y el 42 por ciento no pueden ser incorporadas. Esta es una prueba de que los CES pueden hacer la diferencia y pueden ser el vínculo entre sociedades organizadas y el Gobierno.

 

Francisco Cabrillo, presidente del Consejo Económico y Social de Madrid, precisa que lo más importante para el organismo es emitir informes sobre los proyectos de ley e informes de decretos sobre la política económica y social del Gobierno. “El tema es tan amplio que pueden suponer que pocas cosas habrá que no son económicas ni sociales, con el paso del tiempo hay cosas que se van depurando como los temas de regulación administrativa, de organización personal”, precisa.

 

Francisco Cabrillo, puntualiza que en promedio el Consejo está haciendo unos 20 informes al año, en los casi 20 años que tiene de existencia ha elaborado unos 330 informes. “El procedimiento de estos informes es que siempre empiezan con una comparecencia del Gobierno, que es quien ha redactado la ley. El nivel de la comparecencia depende según el tipo de ley. Luego de enviado el informe al Gobierno, el Gobierno reelabora el proyecto de ley e introduce a veces algunas recomendaciones”, explica.

 

Éste es uno de los principales problemas: legalmente el Consejo es una institución que hace informes técnicos de la mayor calidad que puede y legalmente es una institución de representación de grupos de interés. Refirió que uno de los retos a los que se enfrenta el CES es el de conseguir “sacar un informe bien hecho técnicamente y que al mismo tiempo responda a los grupos de interés que lo constituyen. El informe puede ser magnífico y no salir adelante si toca algún aspecto, están en contra de los sindicatos o empresarios…”.

Indicó que anualmente realizan el informe más completo sobre la situación de economía de la comunidad. Un texto de referencia. “Si ustedes quieren estudiar cualquier problema de la comunidad de Madrid el informe del CES es al que hay que acudir”, indica. Agrega que también año con año se convoca a un premio de investigación. El CES de Madrid está estructurado por 27 consejeros y un presidente. De los consejeros nueve son elegidos por organizaciones empresariales, nueve por organizaciones sindicales por el concepto de representatividad y nueve son expertos en materia económica y social de reconocido prestigio que nombra el Gobierno. Señala Cabrillo: “La mitad son catedráticos y los demás son profesionales muy destacados”.

 

Cabrillo define al CES: “Es una institución que requiere estar muy próxima al ciudadano, ya que centra la mayor parte de la actividad en cuestiones que directamente nos afectan a todos como son el mercado laboral, la sanidad, la educación o la vivienda”. Explica que sin duda el marco jurídico que regula la actividad cotidiana de una sociedad acaba influyendo extraordinariamente en su capacidad de generar talento y riqueza, y en la manera en la que ésta se distribuye. “Este convencimiento va en línea con lo apuntado por las nuevas teorías sobre el crecimiento económico, que incluyen la estabilidad y la claridad del marco jurídico de un país entre los factores que más influyen en su progreso a medio y largo plazo. En una frase: hacer leyes es importante, y hacerlas bien, aun más”.

Resalta: “Para que el marco jurídico ‘sume’ en la buena dirección, es necesario que durante el proceso de su generación o modificación, se atienda con detenimiento y rigor al conjunto de motivaciones, efectos e incentivos a los que da lugar. Por ello es necesario, que las leyes sean elaboradas en un marco de reflexión crítica y serena, que filtre y depure las necesidades y demandas de los distintos colectivos a través de principios como la libertad individual o el bienestar y la justicia social. Esta es, precisamente, la misión principal de nuestra institución”.

Desde que fue creado, en mayo de 1992, el CES de la Comunidad de Madrid ha venido desarrollando una labor importante actuando como órgano consultivo y punto de encuentro de empresarios, sindicatos, consumidores y expertos del mundo profesional y académico. “A lo largo de estos años, el CES ha arrojado luz sobre una larga lista de proyectos e iniciativas legislativas que, de alguna u otra manera, han repercutido en el desarrollo de la región y la mejora de la calidad de vida de la que hoy disfrutan sus ciudadanos. Por otro lado, a través de sus publicaciones, informes y documentos de trabajo, el Consejo se ha erigido en un observatorio destacado para el seguimiento del progreso de una de las comunidades más pujantes, prosperas y solidarias de España”, puntualizó el presidente del CES en Madrid.

URGE INICIATIVA CIUDADANA Y REFERÉNDUM: CANO VÉLEZ

“La iniciativa ciudadana y el referéndum son dos elementos fundamentales para provocar la parte vinculatoria de la propuesta de la sociedad en un potencial Consejo Económico y Social Nacional, o potenciales Consejos Económicos de los Estados como el caso de Jalisco”, sentencia Jesús Alberto Cano Vélez, diputado federal. Y agrega: “La única forma de hacerlas vinculatorias es a través de la propuesta nacional que tiene que bajar hacia las entidades federativas, tanto el referéndum y la iniciativa ciudadana para poderlas hacer vinculatorias”, ya que considera que desgraciadamente muchas de las recomendaciones que emite los Consejos Económicos son como “llamadas a misa”.
Además, advirtió que cuando se discuta sobre la existencia del consejo económico y social a nivel social, seguramente el Gobierno Federal se opondrá. “Cuando discutamos en el Congreso de la Unión un consejo económico y social por supuesto que vamos a tener en contra al Gobierno Federal, porque al Gobierno Federal no le conviene hoy por hoy la participación social. Lo digo todos los días en la cámara de diputados”.

Cano Vélez, precisa que el problema no es el financiamiento de los CES: “Es lo de menos el financiamiento de los Consejo Económicos, es fácil incorporar un presupuesto, si la Cámara de Diputados representa un 0.16 por ciento un consejo sería una décima de eso, es irrelevante”. Afirmó que lo que debería ser relevante es poner atención en que la discusión de las ideas está alejada de la participación ciudadana. “Porque cada quien está encajonado en su área y la sociedad dispersada con pinceladas de organizaciones civiles que han venido creciendo”. “De forma tal que el paradigma de lo que sucede en el mundo y que ya estamos discutiendo en las organizaciones de profesionales y organizaciones sociales como el Cesjal es lo que nos va a conducir

hacia una mejor participación de la sociedad en la toma de decisiones”. Insistió en que en México es necesario avanzar en la participación social, “tenemos que resolver en cuánto debe intervenir el Estado sin caer en los excesos del pasado y cuánto debe participar el mercado sin caer en los excesos del presente”.
Las tareas de los CES

De acuerdo a la embajadora de México en la Unión Europea, Sandra Fuentes-Berain, los Consejos Económicos y Sociales (CES) deben cumplir funciones muy específicas que pueden significar el beneficio de la sociedad. Afirma que actualmente el diálogo entre la sociedad civil organizad y las instituciones gubernamentales es fundamental. Estas son algunas de las tareas que la diplomática califica como esenciales y que deben ser adoptar los CES para tener éxito y construir sociedades mejores.
1. Estas instituciones facilitan el oficio de ser ciudadano y ayudan a que los ciudadanos puedan tener una opinión propia para participar en los debates de la política nacional.
2. Contribuyen a informar a la sociedad sobre el impacto que tendrán las decisiones que se adoptan en los ámbitos institucionales y sobre todo legitiman la aplicación de estas decisiones.
3. Promueven el diálogo constructivo entre los mismos actores de la sociedad civil y permiten sensibilizar sobre las posturas interesantes sobre las preocupaciones y motivaciones de cada grupo representado.
4. Aconsejan a los gobiernos y parlamentos en la elaboración de políticas económicas, sociales y medio ambientales. Además, proponen contenidos y le dan un valor añadido, que mejora y amplía el debate
económico-social y político de la sociedad.
5. Mejoran la representación de la sociedad, complementan la democracia institucional y fortalecen la representatividad en una democracia participativa.
6. Al no estar supeditados a ciclos político-electorales y en la consideración de que los problemas que enfrenta la sociedad no pueden resolverse en pocos años estos Consejos Económicos y Sociales favorecen las reflexiones y soluciones de largo plazo.

Fuentes-Berain también señaló que la creación e institucionalización de los Consejo Económicos y Sociales toma fuerza en las sociedades modernas. Agrega: “Aunado al crecimiento cuantitativo, los CES crecen en importancia en ámbitos municipales y regionales. Además, del que ya tienen a nivel nacional en muchos países”. Precisa que los CES incrementan así la participación subsidiaria de la sociedad civil en los diferentes niveles del actuar gubernamental. Refiere además, que: “Crean verdadera sociedades del conocimiento con mecanismo para intercambiar diagnósticos, experiencias y mejores prácticas observadas en los diferentes Consejos”, apunta la embajadora.
También afirmó que el nuevo reto que los Consejos Económicos y Sociales deben asumir es el de exigir que el desarrollo tenga consideraciones sustentables.
“Si los CES fueron pioneros en exigir que el desarrollo económico tuviera consideraciones sociales es el momento en que sean pioneros en exigir que el desarrollo económico y social tenga consideraciones de desarrollo sustentable y de protección del medio ambiente”, concluyó.