Portal informativo de análisis político y social

DEBATE SOCIEDAD SOBRE PROPUESTA DE LEY ANTIDOPING

DEBATE SOCIEDAD SOBRE PROPUESTA DE LEY ANTIDOPING

Sep 10, 2011

“La pregunta no es a quién le gustaría que a su hijo se le haga un antidoping sino a quién le gustaría rehabilitar a su hijo si ha caído en las garras de las drogas”, así defiende en un foro estudiantil en el ITESO, el diputado Abraham González Uyeda, a la iniciativa de ley presentada hace dos semanas de aplicar exámenes antidoping a estudiantes a partir del quinto año de primaria. A una semana de que se presente ante el Congreso del Estado (anunciada para el 13 de septiembre), las posturas tanto de los propios ciudadanos como de figuras públicas han encendido un acalorado debate.

 

A pesar de aquellas voces que han descalificado la iniciativa de reforma denominada, “Ley para la protección responsable de la salud y la seguridad de niños, niñas y adolescentes”, González Uyeda advierte que el establecer un sistema de antidoping en las escuelas a partir del quinto año de primaria, establecerá un sistema de alerta temprana que no penalice, que no persiga, que no genere condiciones de discriminación a los niños, sino que al contrario, se verá este tema como un tema de salud pública, en donde aquellos menores que salgan positivos en las pruebas recibirán atención especializada.

 

El legislador explicó que para la creación del proyecto legislativo, realizó una investigación y una consulta de campo en el Colegio de Bachilleres y el Tutelar de Menores Infractores, entre otras instituciones educativas, en el que se advierte que la mayoría de los menores entrevistados “unos dos mil en total”, 800 en secundaria, mil en bachillerato y 198 en el Tutelar– iniciaron a consumir drogas a los 11 años–.

 

Además, detalló que el primer contacto con alguna sustancia adictiva se dio en primer lugar en la escuela, seguido del barrio y la familia. “Hay una grave condición de salud pública la que nosotros estamos detectando, podemos hoy decir que es de proporciones endémicas y que debe de ser atendida con carácter de emergencia sanitaria por el tamaño del problema que tenemos”, expuso ante los estudiantes de Ciencias políticas del ITESO.

 

Por lo que resaltó que 1 de 5 cinco estudiantes de secundaria y preparatoria aceptó haber consumido enervantes o sustancias adictivas en el último año. “Hoy en día hay menores que inician a consumir drogas a los 10 años”, precisó. Además, dijo que las propias encuestas tanto las estatales como la nacionales de adicciones revelan que el 50 por ciento de los niños a partir de los ocho años y hasta preparatoria han tenido contacto con una droga.

 

La mitad de ellos se quedan enganchados en una adicción sea droga dura o blanda, como es el cigarro o alcohol. “Hay una serie de drogas químicas que provocan adicciones y consecuencias muy elevadas (…) Mientras a menor edad se tiene contacto con la droga es mayor el riesgo de quedar enganchado. “Hoy el promedio de edad en la que se puede tener contacto con una droga dura, es de ocho años, hay niños que pueden tener más contacto con una droga dura que con una cerveza o cigarro”, profundiza.

 

Para el diputado panista, mientras se logre mayor edad para el primer contacto con la droga se disminuirá de manera exponencial el riesgo de una adicción. También afirmó que todos aquellos que inician a edad temprana con alcohol y cigarro tienen mayor grado de riesgo de engancharse en una droga dura. Sin embargo, aseveró que ante dicha problemática se debe de guardar secrecía. “Proponemos que los resultados única y exclusivamente se les entregan los padres de familia, se les da una capacitación para que sepan qué va a hacer cuando se encuentre con el resultado dentro del sobre”, subraya.

 

¿Por qué los niños? –se preguntó–. “Porque es el mercado futuro de los narcotraficantes, ellos saben que los universitarios tienen plena conciencia y es muy complicado engancharlos en alguna droga, ellos van tras los hermanitos o hijos, ese es su mercado potencial”, señaló el diputado.

 

En días pasados, González Uyeda en el programa radiofónico Conciencia al Aire argumentó que el problema de consumo de drogas y adicciones “es una realidad que debe ser atacada. Hay que atacar al crimen desde diversos flancos. Nosotros vamos cerrando las puertas a un mercado que estos grupos delictivos quieren entrar, los malos andan en las calles vendiendo droga, extorsionando y secuestrando”.

 

Asimismo argumentó que con esta iniciativa se pretende ir tapando esas rendijas a estos grupos criminales y de acuerdo a las últimas encuestas nacional y estatal sobre adicciones, desde los ocho años se induce a las drogas a escolares. De igual forma dijo que hay una generación de drogas que permite enganchar a los niños sin que necesite la conciencia. “Hoy a ti te pueden drogar con una botella con agua, o en las escuelas algún dulce que le regalan a un niño y tiene una droga, es un proceso inconsciente y de inducción”, criticó.

 

Al explicar la problemática de adicciones entre los niños y jóvenes, el legislador expuso: “El tema de las adicciones es como el cáncer, mientras más pequeños encontremos el tumor, es mayor la posibilidad de extirparlo sin generar ninguna consecuencia, ningún daño colateral y sobre todo en generar un gasto elevado en el tratamiento”.

 

Y aseguró que aquellos que salgan positivos en el examen de antidopingse brindarán a orientación, rehabilitación, atención médica, psicológico y a servicios sociales. También explicó que se debe de tomar en consideración –cuando se trata de los derechos de los niños y jóvenes– que el tema de las adicciones no es algo que se deba penalizar ya que no son delincuentes los que consumen droga, no es un tema de persecución y que no es un proceso de segregación.

 

“Aquella persona que consume drogas no se le puede segregar, meter en un cuarto solitario, no puede haber un mecanismo de discriminación, no se puede generar esa condición, porque entendemos de manera clara que los procesos de adicción, lo que primero genera es el aislamiento de la persona, no es que lo haga su escuela, familia o comunidad, sino que es una condición de los propios consumidores de droga”, indicó.

 

Al hablar de los foros de consultas hechos en primarias, secundarias y en el Tutelar de Menores, González Uyeda aseveró que los jóvenes entrevistados pedían educación a los padres sobre los temas relacionados al consumo de drogas. “Si se da cuenta mi madre o padre que hemos tocado una droga que no nos vayan a agarrar a patadas”, parafraseó el diputado.

 

Por lo que el legislador advirtió que el primer paso para el avance de dicha problemática es el reconocimiento de la enfermedad en la familia para poder atacar el problema demanera global y no pensar en que solamente el que ha caído en la adicción es el único que se enferma.“Se enferma toda la familia”, explica.

 

“No se está sancionando en esta iniciativa de ley, no se expulsa, no se penaliza, no se hace público el resultado, no se margina, por el contrario, sino que los padres que tienen el control del proceso decidan, cuando se dan cuenta, cuál es el camino que debe tomarse, por una rehabilitación con los programas públicos que ofrece el Gobierno o una rehabilitación en un programa privado”, concluyó.

 

POSTURAS EN DISCUSIÓN

La iniciativa de ley del diputado panista Abraham González Uyeda, para aplicar exámenes antidoping a estudiantes a partir de quinto de primaria ha desatado voces a favor y en contra en diversos sectores. Se estima que en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) existe un mercado de consumo entre 250 mil y 300 mil personas, lo cual representa entre el 4 y 5 por ciento de la población. Dichos datos nos muestra la magnitud del problema y a su vez explica la lucha descarnada que se vive en las calles entre los mercaderes de las drogas, muchos de ellos jóvenes debajo de los 15 años, que han desatado numerosas confrontaciones violentas y mortales.

 

El problema de adicciones en jóvenes es de gran magnitud, y ha llegado a estadísticas escalofriantes, los cuales han advertido que cada vez la edad de consumo de drogas es menor. Hoy en día, la droga se ha convertido en un mercado fácil, la compra y venta se ha elevado a números inimaginables, y el uso de estas sustancias se ha convertido de un tema negativo a un tema de moda. Entre los jóvenes, el que se droga es el “in”.

 

Sin embargo, ante dicha amenaza en la que cada vez niños y adolescentes caen en las garras de la droga, dejándolos inhabilitados para seguir adelante, existen contrastes de opiniones de esta iniciativa de ley. Por un lado el secretario de Salud, Alfonso Petersen Farah, considera positiva esta iniciativa como estrategia para proteger a los escolares. “Nosotros lo vemos bien, que bajo mecanismos muy específicos de estricto respeto a los derechos humanos y el involucramiento directo de los padres de familia o tutores y cuidando la confidencialidad se hagan los exámenes”, consideró.

 

Asimismo, Petersen Farah señaló que se realizarían los exámenes antidoping en escuelas identificadas como de alto riesgo para las adicciones. También la Asociación de Padres de Familia y el propio Consejo Estatal Contra las Adicciones, dieron el visto bueno a la propuesta.

 

El titular del CECAJ, Joel Salvador indicó que la propuesta del legislador panista se da en un momento de coyuntura a nivel federal en la lucha contra el narcotráfico y destacó que las entidades federales deben hacer su parte al respecto. “Vemos con buenos ojos y con agrado la iniciativa porque el trabajo en el combate al fenómeno adictivo en nuestro Estado no es parejo ya que los municipios están dejando de hacer mucho su trabajo y sus labores al respecto”, explicó.

 

Por otra parte, entre los opositores a estos exámenes en las escuelas primarias, secundarias y preparatorias está el rector de la Universidad de Guadalajara, Marco Antonio Cortés Guardado, quien descarta que en esta institución se vaya a aplicar el antidoping. “El problema radica en otra parte, el énfasis se debe poner en el combate al crimen organizado, en las personas que se dedican a la producción y distribución de este tipo de sustancia”, planteó.

 

Otros que declararon su rechazo, fue el Poder Ejecutivo a través del secretario General de Gobierno, Fernando Guzmán, quien expresó su negativa al antidoping, porque no fue tomado en cuenta el Gobierno del Estado para la elaboración de esta propuesta. El segundo al mando en el Gobierno del Estado califica como “inconveniente” la aplicación de esta prueba a los menores, ya que asegura que ello no resuelve el problema de adicciones en los menores de edad, que “son los valores” y el trabajo de los maestros en “prevención de adicciones” lo que se necesita para contrarrestar este problema de salud.
A pesar de las severas declaraciones por parte del Secretario General de Gobierno, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco, Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, no se contuvo en sus declaraciones, manteniendo una postura clara y fuerte ante el tema de antidoping para los niños.

El funcionario se refirió en rueda de prensa su rechazo a dicha iniciativa de ley porque considera que ni en Jalisco ni en el resto del país existe infraestructura ni personal profesional especializado y suficiente desde la función pública para la rehabilitación de los niños con adicciones.
Por lo que pidió al Congreso del Estado que tome en cuenta las disposiciones que le hará llegar por escrito respecto al tema en el documento, donde se integran varias condicionantes para que dicha iniciativa se pueda llevar a cabo. “La propuesta de ley que se plantea, debe considerar la creación de dichas estructuras burocráticas eficaces que garanticen a la infancia este derecho a la salud física, psíquica y social (…) que se dé cumplimiento a lo que ordena el Artículo 16 de la Convención de los Derechos del Niño que establece que ninguno será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio”, indica.

De igual forma, criticó que en este tipo de iniciativas no basta con la autorización de los padres de familia, pues en México –argumentó– “hemos acostumbrado mucho, que en materia de alcances jurídicos basta con la autorización del padre para poder disponer sobre el menor de edad”, pero en los estándares internacionales de derechos humanos que ya debemos aplicar en nuestro país, para que se tome un consentimiento pleno debe tomarse en cuenta la participación libre y responsable en esa toma de decisiones por parte del propio menor de edad.

 

Y destacó que aún se encuentra a la espera de recibir el documento que contiene la iniciativa a detalle, ya que ha sido una promesa a más tardar para el 13 de septiembre. Rogelio Padilla Díaz, presidente de la Red por los Derechos de la Infancia en México señaló que la iniciativa de ley “es absolutamente violatoria” de los derechos humanos de los niños. Por lo que afirmó que se trata de una propuesta irracional que revela falta de sensibilidad y que, en el discurso, aparentemente se preocupa por las adicciones, “pero no es por ahí” el camino.
“La iniciativa viola el artículo 33 de la Convención sobre los Derechos de los Niños, el Estado adoptará todas las medidas apropiadas para proteger a los niños contra el uso ilícito de las drogas, pero se debe de proteger no imponer”, cuestionó.

 

Sin duda la iniciativa de ley se ha puesto ante el reflector de muchos jaliscienses, ya que se habla de un sector vulnerable, el de los niños. Sin embargo es de importancia preguntarnos ¿Qué podemos hacer, si es común que un niño de ocho años ingiera bebidas alcohólicas, fume tabaco y marihuana? Aquí no se habla de lo moral, se habla de la terrible tendencia del niño y joven a engancharse en las drogas y cuáles serán las estrategias que tomará el Estado para detener dicha problemática.