Portal informativo de análisis político y social

El berrinche de Emilio

El berrinche de Emilio

Abr 3, 2011

Solo un mes exactamente duró la tregua de unidad entre grupos panistas que se acordó con su presidente nacional, Gustavo Madero, en su última visita al Estado, sin embargo, la solicitud del préstamo por cinco mil 612 millones de pesos enfrentó y polarizó posiciones entre diputados y Gobierno estatal, los primeros cuestionaron el reparto que no los beneficia como partido; el segundo, exigió la aprobación de facto junto con la ampliación que asciende a 612 millones de pesos; conclusión: se rompieron relaciones y no se aprobará el empréstito.

SE CAYÓ EL CRÉDITO

La reunión en Casa Jalisco el miércoles pasado a medio día, una de la tarde para ser exactos, con la fracción de los diputados panistas en pleno –salvo la ausencia de Abraham González– del secretario General de Gobierno, Fernando Guzmán; el secretario de Finanzas, Martín Mendoza; del líder estatal del partido, Hernán Cortés; y el propio mandatario, Emilio González.

Quien inició el tema fue el diputado Abelardo Lara, al poner sobre la mesa la discusión lo referente al endeudamiento para el Estado y que de acuerdo a un minucioso análisis que se hizo entre los asesores de la fracción albiazul y que le entregaron, los municipios que encabezaban presidentes municipales de extracción priísta eran los beneficiados.

La discusión subió de tono entre los representantes del Congreso con el mandatario estatal, ya que Emilio increpaba a los legisladores su falta de apoyo, esto porque aseguraba que tenía más respaldo de parte del tricolor que de su propio partido, incluso les echó en cara que lo estaban obstaculizando.

Nuevamente y con la función de mediador entró al quite el secretario General de Gobierno, Fernando Guzmán, para tranquilizar las aguas cuando el Ejecutivo le aventó la “caballada” al líder estatal, Hernán Cortés al reclamarle que eran los culpables de no dejar trabajar al Gobierno, porque sí cuestionaban la deuda que solicitaba, pero que no criticaron los préstamos que hicieron los priístas de Zapopan, Héctor Vielma y de Guadalajara, Aristóteles Sandoval, y lo dejaron solo para operar.

Guzmán entró también al quite cuando el mandatario cruzó su molestia con el diputado “Mochilas”, Ramón Demetrio Guerrero que fue parte de la defensa de su municipio y de su fracción.

En las discusiones se aprovechó para sacar los rencores y reclamos, sobre todo contra Hernán, porque no salía a los medios de manera sistemática a defender al Gobierno panista, mientras que de regreso le hicieron ver que ni los alcaldes emanados de Acción Nacional conocían el contenido de la solicitud del préstamo y se oponían al mismo, como respuesta del mandatario fue “todo lo que está en la iniciativa son proyectos estratégicos”, sin abundar en el tema.

Para acabar con el asunto y bastante “desesperado” como lo calificaron algunos de los presentes, el Gobernador reculó y sentenció: “Ya no va el creditón, hablemos de otra cosa”, esto luego que los diputados le confirmaron que no le aprobarán en comisiones ni en el pleno su iniciativa marcada con el numeral DIGELAG INI 004/2011 que llegó al Congreso el 9 de marzo.

La reunión terminó cuando se levantó Emilio todavía molesto y tras de sí, azotar la puerta del salón.

PRIMERA LLAMADA

El 1 de marzo de este año, en una reunión entre el dirigente nacional, Gustavo Madero, el mandatario ya había reclamado a Hernán la falta de apoyo para las políticas públicas del Gobierno en su calidad de jefe de partido, y del vacío que hacía respecto a los proyectos que se presentaban, en ese momento el líder nacional le exigió a Cortés Berumen que dejara de lado su actitud y que buscara estrechar la comunicación con el mandatario estatal para coordinarse orden que permeó hasta la coordinación parlamentaria en el Congreso, Madero amenazó que en dos meses regresaría a revisar los resultados del acuerdo.

SEGUNDA LLAMADA

Una semana después en martes, hubo un cónclave panista con el secretario de Acción de Gobierno del CEN, Juan Molinar Horcasitas y la coordinadora nacional de los diputados locales, Laura Angélica Rojas Hernández, se reunieron con Hernán Cortés, Fernando Guzmán y Chema.

El tema, el préstamo por cinco mil millones de pesos que quiere el Gobierno del Estado; los reclamos: que el Gobierno no tomó en cuenta ni a la dirigencia, ni a los diputados para cabildear el documento antes de mandarlo al Congreso, ni a los presidentes municipales panistas y además que en la repartición de los recursos se beneficia a municipios priístas y no a los de su partido.

ÚLTIMA LLAMADA

Tras la división de los diputados y de la dirigencia estatal en contra del Gobierno, arreciaron las acciones de una y otra parte, por la mañana del jueves en el Congreso se daba cuenta por comunicaciones la llegada del oficio de la Secretaría General de Gobierno con la ampliación del crédito por 612 millones de pesos, y la relación y desglose de los proyectos universitarios para los que se contempla el recurso.

Pero a la par del oficio, se dio una reunión de al menos 40 de los 63 presidentes municipales de Acción Nacional y que son miembros de la Asociación de Presidentes Municipales de Acción Nacional, que encabeza Jaime Díaz Brambila, con el líder estatal donde externaron su molestia con el Gobierno estatal y sobre todo con la ya ex secretaria de Medio Ambiente, Martha Ruth del Toro por dejarlos sin los recursos prometidos para obras en sus municipios.

El mismo presidente de la asociación y en sintonía con la decisión de los diputados y del Comité Estatal de no apoyar el financiamiento para el Gobierno, entregaron un oficio donde le solicitan una entrevista para replantear el endeudamiento, se sabe extraoficialmente, que el interés de los alcaldes es señalarle al Gobernador que no están dispuestos a avalarlo porque los dejó fuera de los proyectos.