Portal informativo de análisis político y social

La glosa del Informe ¿Debe desaparecer?

La glosa del Informe ¿Debe desaparecer?

Feb 19, 2011

Como cada año, como cada glosa del Informe, las partes involucradas en el proceso se manifiestan insatisfechas por los escasos resultados de las prolongadas comparecencias en el Congreso, donde no se aclaran las dudas de los diputados sobre los gastos de recursos realizados por el Ejecutivo, y todo se dirime en la defensa y el ataque, pese a eso, todavía hay quienes pretenden perpetuar el ritual, otros quieren modificarlo y los menos definitivamente desaparecerlo.

Veinte funcionarios del gabinete estatal están programados para desfilar por los pasillos del Palacio Legislativo en el lapso de un mes cuatro días, y no más de 80 horas en total para presentar sus versiones y justificantes de un año de trabajo y logros y de paso convencer a los legisladores que fueron resultados positivos.

EN CONTRA

José María Martínez, coordinador de los diputados de Acción Nacional es uno de los que se mostró totalmente en contra de que continúe el mismo gastado esquema de las comparecencias de los funcionarios del gabinete estatal, crítico no sólo el diseño, sino que se fue más allá, de sus propios compañeros dijo que no saben ni preguntar.

“En absoluto –no estoy a favor–, siempre concluye con el mismo pretexto, con la misma justificación, los diputados que acuden a este tipo de ejercicio, donde a final de cuentas cuando se pregunta lo mismo, se repregunta lo mismo por todos los integrantes, terminan siempre diciendo ‘me quedo con dudas’”.

Reconoció que se le debe quitar “betún”, “decoración” al tema de las comparecencias para ser mayormente puntuales, “incluso si es necesario hacer una especie de guión previo por parte de las comisiones, para determinar que la información que se requiere con puntualidad pedírsela por escrito a los propios titulares de las dependencias y ello nos lleve a hacer un análisis ya serio y que nos permita concluir en una postura del Congreso del Estado.

“Al margen del término glosa que no es el correcto, debe ser un ejercicio de análisis de lo que se hizo en un ejercicio presupuestal de una anualidad, esta situación merece un análisis, abrir una posición para que se mejore en el futuro en el siguiente ejercicio”.

Sobre la falta de preparación de los diputados que son parte de las comisiones que convocan al funcionario, más los que se agregan es muy notoria, se le cuestionó.

“Básicamente es como está planteado el formato, porque como se recordará se hizo una convocatoria y la comisión, es que eventualmente le encuentras sentido que tenga que ver con el secretario en turno, pero como no hay efectivamente una información previa de los temas que se pueda derivar a cada uno de los diputados que puedan participar para que tengan mayor información y mayor certeza en sus cuestionamientos esto se está dispersando mucho”, señala el coordinador de la fracción legislativa del PAN.

A FAVOR

De los defensores del ejercicio republicano fue el coordinador de la fracción del Partido de la Revolución Democrática, Raúl Vargas López, quien en su opinión no debería desaparecer ya que es funcional en la medida que los interesados se documenten y que el funcionario que asiste se conduzca con verdad, “y no como ha sucedido una y otra vez, particularmente en la consistencia de los datos”.

Desde su óptica, el tiempo no debe influir en la calidad de la presentación del funcionario en turno, “el tiempo lo acredita el interés que tienen los legisladores y yo cuando menos me dispongo a asistir a todas e ir lo más preparado posible”.

Para la fracción del PRD, este esquema, ¿no requiere de ningún cambio?

“Sí, se le tendrían que hacer ajustes, que los diputados fuéramos mejor preparados y un nivel de participación casi exigible de cada uno de nosotros”, responde Vargas López.

De al menos las cuatro comparecencias que se registraron la semana pasada, Vargas López fue de los pocos diputados insistentes en aclarar las dudas sobre el trabajo de los secretarios en el año pasado y que armado con datos de los documentos entregados por el Gobierno, cotejados con los de las páginas Web y otros solicitados por Transparencia o a las mismas dependencias debatió los argumentos de los secretarios que acudieron.

IMITARLO

Para el coordinador del Partido Verde Ecologista, Enrique Aubry, el formato debe igualarse al Federal, al usado en el Congreso de la Unión, “con más dinamismo, que rindan cuentas, aquí a final de todo se pierde hasta la nota, aquí lo importante es que vengan a dar cuenta de lo que hicieron y aquí en este caso sólo vienen a exponer, ellos lo ven como un juego, debemos darle seriedad”.

Pese a que las comparecencias en San Lázaro son ante una mayor cantidad de diputados, lo que implica mayor tiempo de exposición en cuanto a las preguntas, respuestas y replicas, insistió que se debe emular ese ejercicio.

Reclamó la ausencia del Gobernador ante las comisiones para que explique sus logros como lo hizo a través de la publicidad. “Él está en su libertad de no venir a presentar su informe, sino de entregarlo, pero por qué los logros que ha publicitado en espectaculares en la Ciudad de México y en otras partes, por qué no hacerlo aquí, decir ‘miren estos son mis logros, he hecho esto y aquello, no estoy de acuerdo en esto, creo que ha faltado que se baje el recurso a los municipios, ustedes no han aprobado esto, vamos abriendo una mesa de diálogo’, no hay vinculación”. “Hay que solicitar que vayamos más estudiados, más preparados y a los mismos asesores que asesoren bien”.

INSATISFECHO

El diputado presidente de la Comisión de Gobernación, Omar Hernández, se dijo insatisfecho con los resultados de la comparecencia que presidió con el secretario General de Gobierno, Fernando Guzmán.

“No estoy de acuerdo en el mecanismo, porque las respuestas no dejan satisfechos a las preguntas que plantean los legisladores a los funcionarios, y donde los secretarios se escudan en no contestar o irse por la tangente y finalmente en la réplica hacen una contrarréplica y ya no tenemos derecho a preguntar sobre el mismo tema. En ese tema de las glosas debemos cambiar el mecanismo o desaparecerlas, que viene a ser lo mismo, porque no tenemos respuestas claras, y si bien es cierto es nuestra obligación estar en el Congreso y de cuestionar, es en vano. Debemos sentarnos con nuestros secretarios correspondientes a plantear cual es el desarrollo del Estado y en que les podemos ayudar con iniciativas y que logremos el consenso desde el Gobierno del Estado”.

DESAPARECERLO

Quién definitivamente se mostró a favor de desaparecer todo el ritual fue el presidente de la Comisión de Justicia, Sergio Chávez, quien aseguró que ni las comparecencia federales sirven porque sólo es tírale al secretario, el funcionario a defenderse y no se llega a nada, incluso se cuestionó sobre el inventor de ese sistema ya que refirió que carece de facultades, de obligación a contestar y asumir responsabilidades.

“Definitivamente desaparecerlo, es un formato agotado que no habla bien del Poder Legislativo, creo que la ciudadanía demanda un Congreso moderno y caemos en el juego de muchos años en que los secretarios y el Gobernador sólo vienen a la defensiva, vienen a platicarnos sólo lo que les conviene y lo que no lo niegan o se hacen que no entendieron la pregunta y la función de nosotros como legisladores venimos a preguntar y la mayoría hacemos las mismas. Es un formato agotado hay que desaparecerlo no nos ayuda a nada, se pierde el tiempo, recursos y no llegamos a nada”.

Reprochó a sus compañeros la falta de preparación sobre el tema de las actividades de los funcionarios en el periodo del 2010 al asistir a las sesiones. “Muchas veces nos vamos hasta por lo que está sucediendo en el momento y en las dos comparecencias a las que he asistido preguntan temas del 2011 y estamos analizando el ejercicio del 2010, por ejemplo, al secretario de Finanzas, Martín Mendoza le preguntaban sobre el crédito de los mil millones para seguridad pública y es un tema del 2011 y no del año pasado, desde allí vemos que no nos preparamos, que no ponemos los pies en la tierra. El sentido de la glosa es evaluar el 2010, no evaluar lo de enero. No nos preparamos y te repito, y quienes estemos preparados no resuelve nada, nada aportamos a la sociedad”.

AMPLIARLA

De manera contraria a las opiniones de sus compañeros, el coordinador del PRI Roberto Marrufo, no sólo estuvo de acuerdo en que se quedara el sistema de sesiones de funcionarios, sino se ampliar el tiempo que se aprobó por hasta cuatro horas, ya que presentó una iniciativa al respecto.

“Este es un formato diferente al del año pasado, esto obedece al interés de los diputados de que el funcionario estuviera más tiempo para poder tener una interlocución más directa, sin embargo esto no ha sido así, ellos atraen una dinámica diferente a la de nosotros esperábamos, ellos vienen a lo que quieren decir, a lo que quieren contestar, yo creo que no es el formato adecuado”. “Hay una iniciativa que presenté para cambiar las reglas con mayor tiempo y presencia”, agregó.

Sobre la posibilidad de que las evasivas de los funcionarios fueran una estrategia acordada para no responder a la mayoría priísta en el Congreso, Marrufo Torres negó la posibilidad.

“No creo que sea así, simplemente hay desconocimiento y se tienen ellos que avocar a lo que ya ellos manifestaron en el cuarto Informe de Gobierno, lo que ha pasado es que vienen a proyectar sus logros y no a responder las preguntas, es un esquema que ya traen ellos preestablecido y que no es el adecuado”.