Portal informativo de análisis político y social

CON FONDO VERDE PODRÍAN IMPULSAR POLÍTICAS PÚBLICAS DE REFORESTACIÓN

CON FONDO VERDE PODRÍAN IMPULSAR POLÍTICAS PÚBLICAS DE REFORESTACIÓN

Jun 18, 2016

El periodista Agustín del Castillo, quien en más de un cuarto de siglo de carrera se ha abocado a los temas ambientales, considera que si va a haber un fondo verde, entonces se tendrían recursos para expropiación de las 6 mil hectáreas de lotes baldíos en la ZMG, según datos del Imeplan, lotes que los dueños los dejaron en el abandono aparente para especular, porque obviamente en la medida que se creara infraestructura y cambiaran los usos de suelo iban a subir de precio.

Y para hablar de acciones concretas de las que hoy no hablan las autoridades por estar enfrascados en una polémica exclusiva sobre la recaudación de recursos, Agustín del Castillo, quien ha escrito varios libros sobre temas ambientales, sugirió como una acción indispensable la expropiación de lotes baldíos en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Ahí —abundó— se justifica plenamente una política de expropiación y que el fondo verde sirviera para indemnizar a los propietarios a precio comercial que no será barato por la plusvalía, pero por lo menos podrías ir poco a poco adquiriendo los más interesantes en las zonas en las que hay más problemas, que en términos de áreas verdes es el Oriente de la ciudad el que tiene menos áreas verdes. Ahí es donde se podrían adquirir terrenos baldíos para tener opciones, obviamente no sería poner un columpio, sino reforestar y generar instalaciones de recreo, pero con mucho arbolado, porque son los árboles los que tienen la función ambiental a final de cuentas, casi como se hizo con el proyecto del parque de La Solidaridad, aunque fue un proyecto que quedó trunco.

Sobre la cantidad de áreas verdes por habitante, Agustín del Castillo expuso que en promedio en la ciudad andamos a menos de tres metros cuadrados de áreas verdes por habitante, y recordó que según la Organización Mundial de la Salud deberíamos andar por lo menos en nueve metros cuadrados.

Detalló que en el Oriente de Guadalajara son las colonias San Andrés y Oblatos las que tienen las peores condiciones, ya que andan en sólo un metro cuadrado de área verde por persona y en cambio Providencia llega a tener hasta 13 metros cuadrados por habitante.

«Es decir, está mal distribuido, y si vas a hacer un programa público que cause impacto, tienes que irte a beneficiar al Oriente de la ciudad, por ejemplo Tlaquepaque tampoco tiene áreas verdes».

Recordó que un dato que el investigador de la UdeG, Arturo Curiel, ha manejado, «es que Tlaquepaque tiene los focos de calor más fuertes de la ciudad y es que no tiene árboles y ello se va asociando a una serie de problemas por la falta de áreas verdes.

Respecto a la contaminación que registra Guadalajara y la comparación que suelen hacer los opinólogos con la contaminación que registra la Ciudad de México, Agustín del Castillo, aclara:

«Por el asunto de la altura, a mayor altura hay menos oxígeno, por ello lo que tiene la ciudad de México es que se enrarece su atmósfera más rápido; Guadalajara podría llegar a esos extremos si carga más su parque vehicular de autos o de fuentes de emisión».

«Aquí tenemos la gran ventaja de que estamos en 1,550 o 1,600 metros sobre el nivel mar, pero tenemos la desventaja de que no se mueve mucho el viento, de hecho tenemos 200 días de inversiones térmicas aquí en Guadalajara, la mayoría no se perciben, pero inversión térmica implica que la contaminación se queda atrapada y estás respirando puro aire contaminado».

Explicó que ahora en la ciudad de México tienen prácticamente todos los días con inversiones térmicas.

«ahí está la diferencia, por supuesto que es un buen referente pero la Ciudad de México está en peor situación que nosotros por su tamaño y por su altura».

 

Mediciones engañosas

Según el estudio Global Urban Ambient Air Pollution Database, realizado por la OMS, Monterrey, Nuevo León, es la urbe con más contaminación en el país; la medición señala que la capital regia registró 36 PM 2.5; le sigue Toluca con 33 PM; Salamanca con 28 PM, le sigue León con 27 PM; la quinta ciudad más contaminada es Irapuato con 26 PM. En el sexto lugar está Silao con 24 PM 2.5; Puebla y la Ciudad de México comparten el séptimo lugar con 20 MP, el último lugar es Guadalajara con 19 MP.

Refieren los datos de este estudio que la OMS comparó la contaminación en 795 ciudades de 67 países y para ello analizó los niveles de partículas (PM10 y PM 2.5) durante cinco años de 2008 a 2013. Estas partículas contienen sulfatos, nitratos y carbón, mismas que entran a los pulmones y el sistema cardiovascular envenenándolos y causando graves riesgos para la salud, detalla la OMS en su estudio.

Y ahí para encontrar una explicación sobre la veracidad de estos datos que colocan a Guadalajara como la ciudad con el aire más limpio del país, nadie mejor que Agustín del Castillo, quien de inmediato encontró el truco que tienen estas estadísticas.

Y explicó:

«Mira, el informe revela que las mediciones se hicieron del 2008 al 2013 y resulta que en el caso concreto de Guadalajara en particular el PM 2.5 no se medía hasta hace tres años, nosotros estamos midiendo la PM 2.5 apenas hace 3 años en Guadalajara cuando se hizo la norma oficial mexicana para obligarnos, pero nomás se ha cumplido en una estación y aún tenemos 9 estaciones que no miden el PM 2.5. Evidentemente hay contradicciones, pero mientras no tengamos monitoreos adecuados y confiables, las fuentes varían, algunos se manejan con datos muy atrasados o con informaciones engañosas».