Portal informativo de análisis político y social

MUERE JACOBO ZABLUDOSKY

MUERE JACOBO ZABLUDOSKY

Jul 2, 2015

Ícono del periodismo nacional durante los 70´s, 80´s y 90´s, el judío-polaco, Jacobo Zabludovsky, se retiró del auditorio de Televisa el 19 de enero de 1998, con palabras secas y su inexpresivo rostro: “24 horas termina hoy, desde mañana Guillermo Ortega en este espacio, muchas gracias…buenas noches”.

Hoy falleció a los 87 años, víctima de un derrame cerebral en la ciudad de México.

El periodista marcó toda una época con “24 horas” el noticiero con mayor audiencia en México durante las tres décadas que encabezó su conducción. Fue Emilio Azcárraga Jean quien lo sustituyó luego de fallecer su padre, Emilio Azcárraga Milmo.

A partir del 7 de septiembre de 1970, Jacobo Zabludovsky comenzó su camino y fama, que lo vincularían siempre al sistema priísta. Entrevistó a grandes personajes de la historia mundial como Salvador Dalí, María Félix, Fidel Castro, Cantinflas, Che Guevara, Gabriel García Márquez, entre otros.

En su entrevista al Che Guevara, le preguntó sin tapujos: “Oiga, ¿qué aquí nunca tienen tiempo de cortarse los pelos y las barbas?”. El guerrillero extrañado, lo criticó por hacerle supuestamente preguntas tan superficiales: “Estamos luchando contra un ejército sanguinario y bien pertrechado, y lo que usted le preocupa es que nos rasuremos?”, pero minutos después le soltaría toda la sopa: los planes que tenía con Castro para transformar a Cuba. Esto sucedió en enero de 1951 y fue el único reportero que entró a este país.

En 1971, en la entrevista al pintor Salvador Dalí, fue criticado severamente ya que el catalán aseguró que su genio provenía directamente de su “ácido desoxirribonucleico”, (nombre completo del ADN) por lo que el joven entrevistador le preguntó si eso se tomaba, y de ahí, Dalí se jaló de los pelos…

El 7 de junio de 1999, en el programa “Hoy”, informaba al auditorio del asesinato del comediante Paco Stanley en el Restaurant “El charco de las ranas”, hacia el sur de la ciudad de México, los reporteros Lalo Salazar, Francisco Fortuño y Sofía Villalobos daban pelos y señales del famoso homicidio.

Mi casa totalmente destruida

El 19 de septiembre de 1985, hacía una crónica desde un teléfono de su automóvil, de todo lo que veía destrozado, provocado por el terremoto de México, del que daba fe: “Estoy llegando a mi casa de trabajo, donde he pasado más tiempo que en mi propia casa…y está totalmente destruida, solo espero que mis compañeros, mis hermanos de labor, estén todos bien”, aspecto que lo hizo acreedor a un premio más.

Los altos índices de audiencia se fueron a la baja luego de una estrecha relación de Televisa con el gobierno mexicano, se convertiría así, en un comunicador oficialista, lejos del pueblo y de la falsa sociedad.

Colaboró en el cine con el noticiero “El mundo en marcha”, los diarios Novedades, Ovaciones, el Universal, Siempre, Claridades, Redondel, donde escribía su columna “Bucareli”. Eco fue otro noticiero que prometía mucho, por dar a conocer, por primera vez, noticias literalmente de 24 horas.

En radio, condujo el noticiero “De una a tres” en la 690 de AM de Radio Centro, en OIR, y Monitor. En Radio Red dio cobertura en “Hasta nuevo aviso”, Elecciones 2009 y en el 2012 fue contratado por ESPN para colaborar para los Juegos Olímpicos de Londres y hacía cápsulas informativas para la Copa FIFA Confederaciones en 2013.

Estuvo como Consejero de la Dirección de Difusión y Relaciones Públicas de la Presidencia de la República de 1958–1964 con Adolfo López Mateos y de 1964 a 1970 con Gustavo Díaz Ordaz.

Autor de los libros “La conquista del Espacio”, “La libertad y la Responsabilidad en la radio y la televisión mexicana” y “Charlas con pintores”.

Obtuvo los premios: Ondas de Barcelona; Monje de Oro de Nicaragua; presea al mérito en las Ciencias y Técnicas de la Comunicación Humana; Orden de las Letras y las Letras por la República Francesa; Comendador del Orden de las Letras; Premio Nacional de Periodismo por su entrevista a Fidel Castro Ruz; Premio Rey de España; Certamen Nacional de Periodismo; Concurso nacional de la Televisión Mexicana; Teletriunfo; Ciudadano Honorario de Texas, Arlington y Fort Worth, entre otros.

David Zabludovsky y Raquel Kraveski, fueron sus padres, quienes emigraron de Polonia en 1926.

El periodista siempre vivió en el famoso barrio de la Merced de la ciudad de México, se graduó como abogado en julio de 1967, y se casó el 22 de junio de 1954 con Sarah Nerubay Lieberman, de origen judío-ruso, procreó a sus hijos Abraham, Jorge y Diana, quienes sobreviven.