Portal informativo de análisis político y social

EN TEMA DEL AGUA ES HORA DE ACCIONES Y DECISIONES

EN TEMA DEL AGUA ES HORA DE ACCIONES Y DECISIONES

Mar 22, 2014

Por Manuel Cárdenas Mendoza —-
“El problema es el abastecimiento, debemos saber qué vamos a hacer porque nos vamos a quedar sin agua, es un hecho, debemos saber de dónde vamos a traer más agua, no podemos perdernos en debate si es más chico o más grande, debemos pensar en un problema global de zona metropolitana y de Jalisco”, planteó el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco, Alejandro Guevara Castellanos.
Dentro del Foro del Agua 2014, celebrado en las instalaciones del Colegio de Ingenieros Civiles en el marco del Día Mundial del Agua, el dirigente de los ingenieros civiles de Jalisco hizo hincapié que el valor y la trascendencia que tiene el agua para el desarrollo estratégico de Jalisco y sus regiones y que el Estado no puede seguir esperando en la realización de esta infraestructura tan necesaria.
El Colegio tiene el área de secciones técnicas por especialidad y en esta ocasión le toca al agua, “tratamos de poner un programa de interés del momento, para exponer los problemas, traer especialistas y a su vez tener los resultados y poder externar nuestra opinión ante los problemas del agua”, precisó.
Dijo que habrá que buscar financiamientos adecuados, preguntarles a los especialistas, hacer a esta gente –a quienes se les dio reconocimiento– que han estado todo el tiempo en el tema del agua, y asegura que la solución va a estar entre gobierno, sociedad civil, gremio y la gente especializada en el agua. Es importante verlo como un problema global.
“La Presa El Zapotillo es una solución viable como son todo lo que vaya a estar en abastecimiento de solución, es un parte, faltan dos, tres cuatro, el agua nunca nos va a sobrar, habrá qué pensar más bien, cómo captar más agua, o como almacenar más en los puntos en los que se requiera y habrá qué hacer las secciones pertinentes para realizarlo”.
Respecto a plantas de tratamiento, indicó que la Comisión Estatal del Agua y la Conagua están haciendo las gestiones, no de una manera acelerada, sino que van poco a poco, es algo muy complejo, son inversiones bastantes caras, creo que el tema es dinero, recurso y cómo captar agua y cómo tratarla, es el objetivo del foro, que nos vengan a platicar y poder tener una posición clara, de que la sociedad se entere cómo está el agua en Jalisco.

LAS TARIFAS COMO ESTRATEGIA
El ingeniero Emiliano Rodríguez Briseño, subdirector General de Planeación Conagua, mencionó en su ponencia que llegaron a ver anuncios en los periódicos que arreciaban las rentas de casas con tarifa subsidiada, afirmó que es una distorsión total, de tal manera que el usuario tenía que pedir el apoyo, y obtenerlo de la autoridad, el monto se redujo a un 24% exclusivamente de lo que era originalmente.
Y ahondó en el tema: “Un esquema tarifario debe de responder a las condiciones de mercado y ser congruente con las estrategias del organismo operador de la región o de la localidad, debe ofrecer estabilidad para todos los actores, porque los cambios normalmente no son adecuadamente recibidos ni percibidos y cualquier cambio debe ir a la par del mejoramiento en el servicio”.
El derecho humano al agua está vigente en nuestra carta magna, y que en este momento está siendo objeto de estudio para su reglamentación, delimitación y ejercicio efectivo, destacó el ponente.
Una de las cosas es que el derecho al agua, sólo puede ser efectivo si existen organismos sostenibles, esto puede convertirse en un simple buen deseo de la autoridad, su expresión requiere de los operadores y poder brindar el servicio en forma continua y adecuada.
Uno de los terrores es con el alza de las tarifas, de ahí el concepto que no es necesario subir las tarifas, es necesario cobrar lo que cuesta el servicio, hay una gran diferencia, recalcó.
Para esto es necesario saber cuánto cuesta, es necesario trasmitirlo a la población, en forma que se entienda perfectamente cuál es el costo del servicio, el fortalecimiento del sistema financiero obliga a que parte del diseño de las tarifas sean adecuadas a las condiciones, no sólo del mercado, sino a las condiciones locales, de cada población y de cada región que está manejando el servicio.
Deben ofrecer estabilidad para todos sus factores y esto es fundamental para el crecimiento de la industria del comercio de lo que tiene que pagarse y no estar sujeto a la discrecionalidad, cambios significativos en las tarifas tiene que ir asociadas al fortalecimiento del propio servicio y al mejoramiento del mismo.
El servicio de agua potable y saneamiento es algo que tiene que pagarse, no hay un servicio que pueda ser gratis, no existe, tiene que asimilarse.
Recordó que los organismos operadores son entes que aunque no busquen ganancias sí deben buscar ser autosuficientes, implica que un sistema tarifario cubra todas las actividades para poder llevar el servicio desde la producción de agua hasta la purificación, su distribución a la comunidad, pero es necesario que el agua sea colectada y atrapada, es decir, el tratamiento del agua no es algo adicional, es inherente al hecho de recibir el servicio.
Usar el agua potable que recibimos implica contaminarla y esa contaminación tiene que ser eliminada para no romper el ciclo del agua y volver a recuperar el ciclo del curso, que no solamente es valioso y escaso.
El Gobierno dijo que debe aplicarse una política pública, que fomente la autosuficiencia, la autonomía del organismo operador para actuar y establecer un apoyo claro y trasparente para los subsidios.

COMUNIDADES DEL ZAPOTILLO A REASENTARSE
Para el maestro José Elías Chedid Abraham, director General del Organismo Lerma-Chapala-Santiago, en su tema “El Desarrollo Incluyente en las Obras del Sistema Hídrico Integral del Río Verde”, a su juicio el tema del Zapotillo es muy poco informado y con muchos mitos, en donde se habla de muchos daños, sobre todo del psicológico en Acasico, Palmarejo y Temacapulín. “En ocho años no ha conocido la verdad, hay mucha polémica, pero poco acercamiento con ellos”, expuso.
Se pronunció a favor de establecer un diálogo abierto y claro con estas tres comunidades y decirles a la cara lo que sería su presente y su futuro, los ingenieros cojean de la misma pata y agregó: “Cuando hablamos de la altura de la cortina, de metros cúbicos, de pesos, de obras de tomas, modelos hidráulicos, principios, es una realidad que esas tres comunidades van a reasentarse, van a fundar su comunidad en un lugar diferente, qué mejor que participen”.
Aceptó que en esos pueblos hay una gran resistencia, sienten que quien va, va agredirlos, entonces hacen un trabajo participativo.
En Los Altos de Jalisco, si algo manda es el sistema religioso, en efecto, la Presa El Zapotillo es la obra más importante de los últimos 25 años en Jalisco, le da la oportunidad de tener una fuente de abastecimiento de agua potable a la ciudad de Guadalajara, y zona conurbada, además a 14 pueblos de Los Altos de Jalisco y de recibir agua a la ciudad de León, añadió Chedid Abraham.
“Es uno de los temas de mayor estrés, pero qué pasa con los pueblos como Acasico, precolombino, fundando en el siglo XVI, en Conagua decidimos corregir una historia de desencuentros, planteando un nuevo modelo de trabajo colaborativo, con la sociedad civil, vamos a hacer participar con la gente. Hacer un asentamiento participativo consensuado, que la gente hablara, que dijera lo que sentían y después como mecanismos de interlocución con toda la tecnología, que la Fundación fuera el interlocutor con el Gobierno de la República para interpretar lo que allá sentían y lo que acá teníamos que hacer”, explicó.
Para el director General del Organismo Lerma-Chapala-Santiago “El Zapotillo es una gran presa, la mayor construcción en el país, con un gran beneficio, ¿pero qué pasa con la parte social?”, preguntó y luego se refirió a las acciones que llevan adelante: Lo que decidió la fundación fue aplicar una guía para para la sustentabilidad del asentamiento de Acasico, y esta guía se basara primero en el Plan Nacional de Desarrollo y de manera muy destacada en los principios de un México incluyente.
Esta guía se basara en el artículo 16 Constitucional, que las comunidades sean incluyentes, que ellos sean los que hablen y que ellos mismos decidan su propia historia.
Y añadió: “Se encontró un mecanismo en la Fundación con un mecanismo mixto, para el asentamiento de Acasico, que ya fue protestado allá en la comunidad y que constituye en organismo de Asociación Civil, que pueda permitir captar el sentir de la comunidad, trasportarlo antropológica, social, política y arquitectónicamente y convertirlo en palabras que entendamos en el nuevo asentamiento”.
“A partir de esta perspectiva pudimos, cambiar una teoría, que marcaba la pauta en términos sociológicos y antropológicos, que es la teoría del desplazamiento involuntario por el desarrollo, por la teoría del asentamiento participativo consensuado”, indicó.
“Es involuntario, no se pueden mover, pero la necesidad de la construcción de la presa y del desarrollo de las comunidades de la zona conurbada de Guadalajara y de Los Altos de Jalisco, el desarrollo sustentable y ambiental de la región, obligan a que sean asentados”, reiteró.
El nuevo asentamiento de Acasico, tiene la forma del corazón de Jesús, mientras que el panteón y la iglesia están orientados en línea recta directa sur-norte. Fueron las primeras dos opiniones que fueron un éxito con la gente porque a ellos los mueve mucho la cuestión religiosa.
“¿Saben qué hace la Fundación para el Desarrollo Sustentable? Se van a vivir al lugar, primero conviven un buen rato, no tocan el tema porque quieren entender qué pasa en la población, en general a partir de ahí ven con quien van a integrar el grupo multidisciplinario para participar, pero hay un miedo impresionante porque no saben qué les va a pasar”.
Puntualizó que normalmente cuando cambiamos de lugar de vida, es porque estamos buscando un mejor nivel de vida, profesional y sustentable para la casa, sólo que en la zona rural no viven de un sueldo o de vender cosas, de hacer cuadros arquitectónicos. “La gente vive de actividades propias de su entorno y no va cambiar, no tomamos en cuenta en el análisis de este acuerdo que se tomó, en el nuevo asentamiento una vida, verdaderamente que su vida se vea mejorada, a la vida de ellos, no a la que estamos acostumbrados, el derecho al trabajo, el respeto al medio ambiente, humano, natural y hecho por el hombre”.
De pronto acá nos encantan las puertas grandes con ventanales, pero no en la zona rural, las fachadas de las casas, puertas chiquitas y algunas sin ventana, ellos la luz la reciben del patio.
Luego dijo que en un cambio de vida, los primeros que sufren son los ancianos y las mujeres, lo primero que se vio es que tomaran en cuenta a los grupos vulnerables, que la gente no se sintiera amenazada, marginada, pero es un sentimiento equivocado, porque abiertamente nadie los amenazó, pero a la falta información, de comunicación, ellos se niegan a tratar el tema, mucho menos salir y buscar un abogado que los defendiera.
“Vamos a hacer lo que es correcto, pero también sólo lo que la ley nos permite, para enmendar lo que era corregible y debería cuidarse, vamos a empezar de cero –o de menos 10– y vamos a enmendar lo que por alguna razón hubo un error que les causó un daño”.
Suponen suscribir su vida productiva, actividades comerciales y sustento, esas condiciones se puedan dar en el nuevo asentamiento y hasta en mejores condiciones que las que actualmente tienen.
La pérdida del trabajo, normalmente no son trabajos formales y eso lo hace más complicado, generar trabajo y economía no es fácil, porque no la genera el Gobierno, las facilita, los presupuestos gubernamentales nunca podrán compararse con la economía de un país, tiene que ver con un pequeño porcentaje del producto interno bruto, que es el movimiento de la economía.
Propuso instrumentos del Estado para garantizar el Gobierno integral y sustentable que consagra el artículo 25 de nuestra Constitución, buscar elementos de vida y de trabajo, con un detonador para que ellos encuentren nuevas oportunidades y las desarrollen como todo ser humano tiene derecho.
“Un pueblo que viene de la época precolombina y que se fundó en el siglo XVI, que tiene más historia que habitantes, no los van a sacar de su casa, vamos a mejorarlas en los términos que ellos pidieron.
“Todos ellos quieren su cocina afuera de su casa, con su comal tradicional, con grandes mesas donde puedan trabajar muy bien, pero los que vienen de Estados Unidos la quieren con cocina integral por dentro”, concluyó.