Portal informativo de análisis político y social

MOVIMIENTO CIUDADANO CALIENTA MOTORES EN TONALÁ

MOVIMIENTO CIUDADANO CALIENTA MOTORES EN TONALÁ

Nov 29, 2014

Es gente del pueblo. Admirador de Pedro Infante. Afirma que ha recorrido Tonalá durante más de 40 años, lo cual hace que su memoria recuerde cada rincón del municipio alfarero, así como su decadencia: «Se lo han ido acabando», lamenta Florentino Márquez García, secretario de Trabajadores y Productores en Movimiento.

Enfermero de profesión, durante su vida se le ha relacionado al sindicalismo, donde tiene «30 años y unas ocho quincenas que he estado militando en mi sindicato; es mi quinto comité, soy de los pocos que he permanecido o le ha tocado la suerte de colaborar con los secretarios generales. Dejamos buenos resultados, me gusta hacerlo, soy un dador natural, pero laboralmente me ha encantado, he estado en varios espacios».

Dice que practica su profesión «los fines de semana con mi hermano, cada que tenemos chance lo hacemos» y su trabajo humanitario lo ha llevado al terreno de la política. Según afirman algunas versiones, está por definirse y aspirar a la alcaldía en Tonalá por Movimiento Ciudadano.

«Soy un ciudadano, eso lo dirán los tiempos, ahorita me dedico nada más a hacer mi labor social en la comunidad con un gran equipo de trabajo, compañeros de la misma organización en Tonalá. A todo mundo le gustaría participar, es algo complicado, hay que bajar con la gente, me he dedicado a platicar con los tonaltecas porque soy un gran tonalteca», dice.

La manera en que puede ayudar a su gente tonalteca es mediante una organización partidista, por lo cual aceptó la invitación de Enrique Alfaro a participar en su proyecto en Movimiento Ciudadano.

Su trabajo sindical en el Instituto Mexicano del Seguro Social le presentó a su amiga Clara Gómez Caro, con quien «tenemos buena relación, hicimos buen trabajo al lado de ella, la ayudé a operar en su distrito con buenos resultados, por eso me apego a seguir en esa línea de trabajo, darle a la comunidad algo de lo que sabemos hacer, darle una atención de salud porque es muy importante, nuestra región requiere de mucho, Tonalá está devastada, vemos que le recetamos algún medicamento a la gente y no sabemos cómo lo va a comprar, lo que hacemos es pedirle a la gente que traiga su medicamento que tiene en desuso, los caducos los hacemos a un lado y los otros se los damos a la primera».

Las brigadas que ha realizado con colaboración de sus compañeros y miembros de Movimiento Ciudadano han tenido un impacto positivo, pues están alejados de ser el político acartonado que llega con la gente con guaruras. Para Florentino Márquez es momento de regresarle el poder al pueblo.

«Es excelente (la respuesta de la gente), de diez personas que abordamos 9.8 nos dicen que sí les agrada Movimiento Ciudadano, creo que hay un hartazgo de la clase política, ahorita prefiero convivir con ciudadanos quienes saben de sus carencias y los trabajadores de la salud somos sensibles a ese tipo de necesidades. Hemos estado con líderes, incluso estuvimos en San Gaspar de las Flores, apenas supe que se llamaba así, tengo 40 años caminando en el municipio con mi padre, eran nuestras zonas de cacería, San Gaspar, El Rosario, Coyula, una hermosura la zona, y me di cuenta que hacen una feria de la flor que desconocemos muchos, ves a los campesinos ofreciendo sus flores a bajo precio». Agrega que se he dedicado «a recorrer esos pueblitos y me traen gratos recuerdos, los que vivimos en Tonalá y estamos preocupados por ellos debemos darle algo, ese algo es empezar a aglutinar a los ciudadanos, darles el poder, que ya no sea el político acartonado, necesitamos un ciudadano político que le tienda la mano a los habitantes, que les sonría, que se ponga su camiseta, porque si llegamos con el traje, corbata y diez guaruras no va con nosotros, somos trabajadores de la salud comprometidos con la sociedad, ese es nuestro modo de trabajar, lo sabe Enrique, Hugo Luna, todos saben lo que estamos haciendo. Es una fiesta, una gran fiesta».

Aunque su labor ha sido destacada y se ha ganado el reconocimiento de la gente, en el interior de Movimiento Ciudadano suena también Agustín Ordóñez como candidato a la alcaldía, cargo que desempeñó interinamente siendo miembro de Acción Nacional cuando Jorge Vizcarra fue separado debido a las acusaciones en su contra. De su competidor de partido, opina.

«Lo respeto, es un amigo, un operador más de Movimiento Ciudadano, lo he tratado, pero cada quien hará sus formas de trabajo como más convenga, nosotros sin criticar haremos nuestro trabajo. Si decidimos participar ahí estaremos».

Del proceso de elección comenta: «Eso le corresponde a mi coordinador Hugo Luna, mi partido decidirá las formas de cómo decidir esto. Por lo pronto soy un operador más, un trabajador que le está dando a la gente algo de lo que sabemos hacer. Soy un tonalteca con mucho corazón».

Y es que asegura no está obsesionado con ser el candidato a la presidencia municipal.

«Yo hago mi trabajo. No soy tan disciplinado. Cuando es uno natural, cuando no perteneces a un partido, si algo no me parece y no beneficia a mi sociedad, que vivo de la Calzada hacia el oriente, y los que estamos de aquel lado sabemos lo que necesitamos, en su momento que se decidan las cosas diremos sí o no estamos de acuerdo. Mientras tanto mis respetos, soy un operador de Movimiento Ciudadano, soy Secretario de Trabajadores y Productores en Movimiento, estamos apenas con ese nuevo cargo tratando de entenderlo, aunque como trabajador lo entiendo muy bien, pero necesitamos aplicarnos más. A mi equipo de trabajo les digo que de aquí podrá salir el candidato, yo no me peleo ni digo que quiero ser, eso no».

Su visión de Tonalá es alarmante. «Está pobre y devastada» debido a la falta de interés de la clase política en los asuntos ciudadanos.

«Siempre se ha dicho que es el patio trasero de Guadalajara. Yo lo conocí cuando estaba en su esplendor, hermoso, platico con gente adulta sobre cómo se lo fueron acabando. Si caminan por El Rosario es un pueblo muy antiguo, se le ve con las mismas piedritas y no le hacen absolutamente nada, porque a los políticos no les interesamos los ciudadanos».

Ante la crítica, la propuesta de Florentino. Un político con sentido común, emanado de un grupo ciudadano, que se preocupe por la ciudadanía.

«Qué haríamos los ciudadanos, pues uno sólo no puede… le apuesto a que si me decidiera a participar en la política, primero bajaría con los ciudadanos a ver sus necesidades para que ellos participaran, podría decir que sí en mi colonia, que es Lomas de la Soledad, hay una sola escuela muy apretada, un kínder descuidado, no hay áreas verdes, los empedrados pésimos, hay pocas calles con pavimento, entonces creo que hablando con la comunidad ellos decidirían la obra prioritaria para ellos, si un mercado, escuela, pavimentar, un empedrado de los buenos. Nada más es ser un político con sentido común y un político que emane de la ciudadanía sería lo ideal».

Para tener mejoramiento de infraestructura en Tonalá, la ciudadanía debe participar de manera más activa para impulsar las mejoras, lo cual ya empezaron desde su casa de enlace ubicada en la colonia Lomas de la Soledad.

«Estamos haciendo ya en la Casa del Ciudadano, que viene la psicóloga, arma un taller, organiza a amas de casa; si primero descubrimos la raíz del problema por ahí tenemos que entrarle, si vemos en las colonias cómo se explican que haya cientos de jóvenes en la calles pintando las cosas, de vagos, pues qué está pasando. Estamos en Tonalá, tenemos herreros, alfareros, grandes maestros en las artes necesarias para enseñar oficio, si hiciéramos escuelas de oficio esto funcionaría, por eso digo que tenemos qué bajar a escuchar las prioridades de la gente, si no tienen para comer menos para mandar a los chamacos a la escuela, por ello tenemos qué entrarle», finalizó.