Portal informativo de análisis político y social

SEGURIDAD Y VIOLENCIA: “ÍNDICES A LA BAJA EN EL NORESTE”, SEGÚN OSORIO CHONG

SEGURIDAD Y VIOLENCIA: “ÍNDICES A LA BAJA EN EL NORESTE”,  SEGÚN OSORIO CHONG

Dic 14, 2013

Por Alfredo Ceja —-

Fue en el sexenio de Vicente Fox Quesada cuando los Estados del noreste del país comenzaron a sufrir un clima excesivo de inseguridad, asesinatos, secuestros, extorsiones se hicieron parte importante del día a día de la población de dicha zona. Estados como Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí y Durango se vieron envueltos en una ola de violencia que parecía no tener fin.

Es por eso, que al llegar Felipe Calderón al poder en 2006, decide enviar uno de los operativos más fuertes a Tamaulipas y a toda esa zona pero lo único que pasó fue que las células del crimen organizado, que operaban en ese Estado, se trasladaron al norte de Veracruz, pero no dio resultados para bajar la violencia y hoy en día uno de los principales objetivos del Gobierno Federal es disminuir la criminalidad en región.

LOS NÚMEROS DE OSORIO

En días pasados se dieron a conocer algunos números en los que el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto era mejor evaluado en su primer año en comparación con el último año de Felipe Calderón, lo cual al analizar vemos que ciertamente en algunos índices sí existe disminución pero en otros rubros importantes ha aumentado.

Desde el inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto la sensación de un clima de inseguridad a la baja es lo que se ha manejado en los medios de comunicación, esa estrategia funcionó los primeros meses para la tranquilidad de la gente. Hoy en día vemos que la violencia sigue presente en todo el territorio nacional con problemas serios como las policías comunitarias, los grupos de autodefensa y las llamadas narcofosas, descubiertas en algunos Estados del país.

A un año del regreso del PRI a Los Pinos, la percepción de inseguridad de la población está dando un giro y nuevamente se respira un aire de inseguridad en el país a pesar de las cifras que se dan por parte del Gobierno Federal.

El pasado 11 de diciembre en la Reunión de Seguridad del Noreste, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que el índice de homicidios dolosos en la zona noreste del país ha disminuido en comparación con el año pasado.

Osorio Chong expresó: “El otro por supuesto tiene que ver con las muertes dolosas, el que los Estados hasta hace un año, y en algunos tenemos que hacer referencia hace dos, se ha disminuido 300, 200 y 100 por ciento”, habrá que cuestionar a la población de dichos Estados para ver si coinciden con las declaraciones del titular de Segob.

No hay que olvidar que en Tamaulipas por ejemplo, en zonas como San Fernando, la violencia sigue día con día y esto no solamente afecta a la población del Estado, se ha desencadenado por el clima de violencia un cambio en las rutas de los migrantes que van hacia Estados Unidos, debido al problema de las fosas en San Fernando y todo el calvario que sufren los migrantes en su paso por Veracruz y Tamaulipas con extorsiones, robos, violaciones, han decidido cambiar de ruta y viajar al norte por el pacífico mexicano.

LAS REGIONES Y LA GENDARMERÍA

Al inicio del sexenio dos de las políticas que se anunciaron con gran entusiasmo por parte del Gobierno Federal fue el cambio en el combate por medio de la regionalización para desarrollar una estrategia específica, lo que hoy vemos en esta reunión y los números que da Osorio Chong sería un resultado de este programa, hay que esperar que los números de ser reales continúen a la baja.

El otro proyecto es la Gendarmería que vendría a complementar toda la política de seguridad propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto, la cual sigue en papel solamente porque a un año no se ha visto más información que la que se dio en un inicio.

El encargado de formar este grupo junto con el titular de Segob sería el Doctor Manuel Mondragón, el comisionado de seguridad, quien últimamente no se ha visto en medios declarando sobre temas de seguridad o sobre la misma Gendarmería.
Hace unos días se le vio en la Reunión de Seguridad Noreste pero el crédito sin duda se lo llevó Miguel Ángel Osorio Chong con los números que dio a conocer. A la reunión también asistieron el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz; procurador general de la República, Jesús Murillo Karam; director del CISEN, Eugenio Imaz Gispert y los gobernadores de los Estados que conforman dicha zona.

Ya han pasado 12 años, dos presidentes panistas y el inicio de un presidente priísta que logró sacar al PAN de Los Pinos y regresar al PRI, y la zona noreste sigue en crisis en cuestión de seguridad. Se habla del debilitamiento de los principales cárteles que operan en esa zona como el Cártel de Los Zetas y el Cártel del Golfo, pero entonces la pregunta aquí es, sí dichos cárteles están débiles, ¿quién está actuando en contra de la población y cometiendo asesinatos, secuestros y extorsiones día con día?

Durante este sexenio han caído varios líderes de grupos del crimen organizado que operan en aquella región, pero eso no significa que los índices tengan que bajar, al contrario el sexenio pasado vimos que el efecto fue contrario y, sí la estrategia no es diferente, tal vez se repita la historia y la violencia continúe.

Esperemos este segundo año de gobierno no se les vaya en reuniones que solamente sirven para tomar fotografías y que se reúnan los secretarios a seguir planteando acciones a realizar. Este segundo año de gobierno debe iniciar con resultados concretos, números válidos que realmente perciba la gente un cambio en el clima de inseguridad.

Para este segundo año de gobierno esperemos que la Gendarmería Nacional sea ya una realidad y comience a operar en distintas zonas del país que tanto lo necesitan; zonas como Michoacán con las policías comunitarias, Guerrero con los grupos de autodefensas, Morelos y Jalisco con las narcofosas, sin olvidar la violencia que se vive en Estados como Sinaloa, Sonora, Durango, Tamaulipas, en los cuales los números no han disminuido en lo que va del sexenio. Para este segundo año de gobierno esperemos que se dé un giro y realmente se empiece a lograr lo que tanto quieren los mexicanos “UN MÉXICO EN PAZ”.