Portal informativo de análisis político y social

ZAPOPAN NO ESCUCHA: AUGUSTO VALENCIA

ZAPOPAN NO ESCUCHA: AUGUSTO VALENCIA

Nov 9, 2013

Por Diego Morales —-

Los problemas que aquejan a Zapopan han unidos a los regidores de oposición en un mismo sentido, con críticas en contra de la actual administración. En esta ocasión es Augusto Valencia, regidor de Movimiento Ciudadano en la ex Villa Maicera, quien levanta la voz y denuncia las irregularidades.

“Está pasando todo de manera negativa, me parece que el diagnóstico es que no hay conducción del Gobierno municipal, las prácticas añejas que han lastimado la confianza de la sociedad y el Gobierno se mantienen: La corrupción, la opacidad, el mal gobierno, los intereses ocultos, negociaciones entre actores políticos con intereses perversos, la falta de dirección, no escuchar”, enumera Augusto Valencia.

Destaca la experiencia que tienen los regidores del Partido Revolucionario Institucional en Zapopan, no obstante, lamenta que el alcalde no los escuche, lo que da como resultado que los problemas del municipio sean totalmente evidentes a la luz pública.

“Hay priístas de edad en los regidores que han tenido experiencias mucho más complejas como el caso del regidor Enrique Torres que le tocó una etapa muy difícil en el Ayuntamiento de Zapopan para el PRI cuando había llegado el PAN; Isidoro Gallardo que también tiene experiencia, pero lamentablemente pareciera que el alcalde no los escucha ni tampoco su equipo de gobierno, hay esa percepción de falta de autoridad que se refleja en los hechos, un gasto corriente que va en aumento y una falta de resultados que están a la luz pública. Estos graves problemas que arrastra Zapopan son totalmente evidentes”.

Al regidor le endilgaran el mote de “opositodo”. Sin embargo es claro, si una propuesta le parece incorrecta y corrupta la desechará. Resalta que si existieran propuestas con sensatez y beneficio para la ciudadanía, no tomaría posiciones como las que en su momento ha tomado.

“Es la parte que busca el Gobierno y algunos actores políticos sobresaltar, pero no, cuando las cosas son correctas yo no tengo empacho en votar a favor sin pedir nada a cambio, esa es la diferencia. La postura que he tomado como regidor es apoyar aquellas propuestas que tienen sensatez, fundamento jurídico y son positivas, en aquellas que generan distorsión y una percepción de amañado pues sin duda alguna no las voy a acompañar”, dice Valencia.

Agrega que “hace tiempo algún priísta me comentaba que por qué había votado a favor, a cambio de qué, y es cambio de que se hagan bien las cosas, tenía que ver con el Instituto de Capacitación que ha ayudado a muchísimos jóvenes en Zapopan y es algo positivo, lo voté a favor sin intercambio de nada. Estas prácticas de intercambios por votos hace que algunos actores quieran hacer ver que cuando marcamos postura en contra es por estar en contra de todo, eso es falso, pueden revisar las actas en las comisiones que cuesta mucho trabajo atenderlas porque la información nos la dan prácticamente a horas de tener que tomar la decisión, pero las analizamos y hacemos las valoraciones en algunos casos las incorporan y votamos a favor. Pero hay algunos otros que van algunas veces al ayuntamiento y son gestores caros, solamente gestionan permisos para gasolineras, fraccionamientos, edificios, obtienen beneficios en contratos que después denunciamos y nos dicen que nos oponemos a todo, por supuesto a los actos de corrupción los haremos evidentes y los denunciaremos”.

Sobre la situación de crisis en temas de seguridad que se viven en el municipio, el regidor hizo críticas fuertes, y en su momento apoyó la propuesta de un nuevo jefe de Policía. Hay versiones que apuntan que el Presidente municipal está atendiendo la crítica de la opinión pública, sin embargo, hay otra corriente que afirma se están haciendo cambios sin un plan estratégico. Al respecto, Augusto Valencia comparte su visión.

“Mi percepción al estar al interior es que no son cambios que buscan reorientar el gobierno, más bien son reacomodos porque ninguno de los funcionarios ha salido. Al tesorero lo mueve y lo manda a Desarrollo Social, a Mauro (Lomelí) lo mueve de Desarrollo Social y lo manda a una oficina de la presidencia; al Oficial Mayor también lo mueve a una oficina cercana al presidente y cambia a alguien de Desarrollo Social, en fin, son reacomodos y el problema es de fondo y no creo que ésta administración le vaya a entrar porque empezaron con muchísimos compromisos y cuando un candidato paga para llegar, llega para pagar, y eso es lo que estamos viendo en Zapopan. Es muy difícil que se tomen una serie de determinaciones que son urgentes para el municipio porque los compromisos son tan elevados que no le permiten ni al alcalde ni su equipo cercano moverle mucho a la estructura, basta con revisar el crecimiento en el gasto corriente, es alarmante que de 10 pesos que tiene el ayuntamiento por lo menos seis se van a gasto de operación y la nómina del municipio, es un gasto corriente elevado, y la carga de la deuda, la poca inversión en obra pública y los 700 millones que tienen en cuentas comprometidos en proyectos que no han ejecutado y están mal ejecutados, son obras fragmentadas, algunas ni las terminan de ejecutar y ya las quieren cobrar por completo pues nos tienen que llamar a la reflexión de qué está pasando. En Zapopan el problema no es que haya dinero, el problema es que el dinero lo comprometieron en obras que no están haciendo pero sí se quieren cobrar, de eso poco se está hablando”.

De la oportunidad que tendría Héctor Robles Peiro para reorientar su administración, Augusto Valencia lo considera difícil y lamenta que, desde su perspectiva, se vivan tres años más de ingobernabilidad en Zapopan.

“No, es muy difícil. Insisto, la forma en que llegan los candidatos a los cargos públicos determina todo su periodo de ejercicio. Quien tuvo que pagar para llegar ahora que llega no tiene una cancha de movimiento que le vaya a ayudar a dar resultados diferentes, es una pena, se van otros tres años para Zapopan que se mantendrán en la ingobernabilidad con una percepción de parálisis administrativa. Es muchísimo el presupuesto público y se hacen cosas, pero no son aquellas que la gente está exigiendo, ese es un asunto lamentable que sin duda alguna le cobrará factura al PRI en la siguiente elección”.

En cuanto al juicio político que solicito ante el Congreso del Estado contra Héctor Robles y la regidora panista Maricamermen Mendoza, explica detalladamente las razones por las cuales decidió emprender esta acción.

“Me parece una falta de respeto que quieran verle la cara a la gente, que en el derrumbe del Hospitalito los culpables sean un subdirector y tres funcionarios menores, cuando se llevó a cabo la adjudicación directa, ampliación de contrato para la obra que provocó el derrumbe se llevó a cabo bajo una ilegalidad que estamos presentando ante el Congreso del Estado. La ampliación del contrato puede ser por un monto hasta el 25 por ciento o por un monto mayor si se justifica durante la sesión de la Comisión de Asignación de Obra Pública, esto no se hizo, son recursos federales, se llevó a cabo la asignación directa y el único que tiene la atribución de hacer las propuestas es el alcalde y de una forma el calificativo me parece impronunciable pero por decirlo menos desaseada, la coordinadora de los regidores del PAN se prestó a votar a favor una asignación de obra irregular que provocó el derrumbe del hospital, por ese hecho concreto estamos pidiendo que se investigue”.

Para finalizar, el regidor de Movimiento Ciudadano solicitó al alcalde se someta a revisión de su mandato.

“Esperemos que el alcalde se someta a una revisión de su mandato. La revocación del mandato aunque puede generar polémica en la argumentación jurídica, pero que no tengamos que padecer un gobierno de tres años cuando en año y medio demuestran que son totalmente ineficientes”.