Portal informativo de análisis político y social

Amorosos peloteros y gays en el beisbol

El beisbol no tiene regla de excepción en el asunto de las preferencias sexuales de sus jugadores.  De ninguna manera.  Steve Garvey, una noche jugando con Dodgers de Los Ángeles conectó jonrón, doble y sencillo y cuando llegó a su hogar, su adorable esposa rubia, le preguntó en corto: “¿Y dejaste algo para mí?”. Fue el famoso “Señorito” Garvey, toda una personalidad del beisbol (primera base con Dodgers y Padres).

Qué decir del astro del pitcheo, Jim Palmer, quien en sus mejores tiempos de jugador con los Orioles de Baltimore, posaba ropa interior para revistas y otros medios comerciales. O bien, las “chicas” de Derek Jeter –codiciado solterón Yankee– amante de una diversidad de bellas artistas… Ahí tiene también usted al toletero Alex Rodríguez y su preferencia por las modelos y artistas bellas a más no poder, qué envidia.

La lista incluye a su ex esposa Cynthia, luego a Kate Hudson, actriz de cine; después tuvo un escándalo con dos bailarinas de table dance; enseguida su gran amistad Madonna… y ahora con la famosa Cameron Díaz. ¡Caray!

Pero si a esas vamos, mire este dato:

Cuentan que –antes de entrar en materia, no se me desespere– que el afamado Babe Ruth tenía un apetito sexual incalculable, teniéndose constancia de que una noche dio cuenta de seis muchachas trabajadoras de una casa de citas… Mmmm, ¡una tras otra! saliendo del lugar como si acabara de pegar un grand slam (jonrón con caja llena). El Babe tenía el mismo gusto por las mujeres como por el buen comer.

Reciente, Armando Fuentes Aguirre, mejor conocido como Catón, escribió que el Bambino se caracterizó en su vida privada por el gusto hacia las prostitutas y que la sociedad de aquel entonces no lo tomaba a mal, habida cuenta de la grandeza del inmortal jonronero. “De todos los grandes nombres que dominaron los años veinte. Red Grange, Jack Dempsey, Bobby Jones o Bill Tilden –ninguno fue más grande que Babe–. Conocido por todos por devorar más hot dogs, tomar más cervezas y acostarse con más mujeres, él poseía un insaciable apetito por devorarse la vida”: (http://www.grandesestrellas.com/b/babe-ruth-biography.html).

Ahora sí, vayamos juntos al tema:

Públicamente, el primer jugador de Grandes Ligas en confesar que era gay fue Lawrence (Glenn) Burke, el inventor del saludo “hi-five” con las manos arriba.

Exacto: Ya en su retiro, sin ninguna pena se declaró plenamente homosexual cuando fue jugador de los Dodgers de Los Ángeles y los Atléticos de Oakland. Glenn jugó de 1976 a 1979 y sólo bateó .228. Realmente, fue el primer atleta profesional negro en declarar su condición homosexual y lo hizo de la siguiente forma: “Deben saber ahora que un gay puede jugar beisbol en Las Mayores, porque yo soy Gay y lo hice”. Por su orientación sexual, Burke fue discriminado con los Dodgers, decidiendo mejor retirarse del beisbol e irse a las pistas de atletismo como corredor medallista de 100 y 200 metros planos en los Gay Games 1982, y en el baloncesto en 1986. Sin embargo, careció de una familia de apoyo y red social y comenzó a consumir drogas, por lo que en 1994, fue diagnosticado con SIDA y murió a causa de esa enfermedad a sus 42 años de edad.

Cuentan que su manager, Tom Lasorda, lo discriminaba y hostigaba por su tendencia sexual y porque… era negro. “Extraño, ya que Lasorda tuvo un hijo homosexual, quien al igual que Burke, murió de SIDA”, anotó Juan Vené en una de sus columnas sobre el caso.

Incluso, el periodista de beisbol nativo de Venezuela y radicado en Nueva York, citó al umpire Dave Pallone (Liga Nacional, 1979-1988), quien también aceptó en público que era gay. Fue quien dijo: “Conozco bien a una media docena de los más famosos bigleaguers, que son gays. El problema es que viven una doble vida, porque el beisbol se niega a aceptarlos. Mientras no haya cambios dramáticos en la mentalidad de quienes manejan el espectáculo, ellos y muchos otros ‘permanecerán en el closet’”.

Billy Bean

El único jugador de beisbol vivo que reconoció su homosexualidad, cuatro años después de su retiro de la gran carpa, es William DaroBean. Bean debutó en 1987 con los Tigres de Detroit y en su primer juego conectó cuatro hits (récord de Grandes Ligas), además jugó para los

Dodgers de Los Ángeles y los Padres de San Diego. Su promedio ofensivo en seis años activo, fue “débil”: .226. Y, al igual que Burke y Pallone, escribió libros sobre la historia de su vida dentro y fuera del beisbol sin realmente provocar polémica alguna. Además, lo interesante en su trayectoria dentro del deporte rey, ha sido muy exitosa: Desde octubre de 1997, Billy es gerente General de los Atléticos de Oakland y está calificado como quizá el mejor en esa función por sus innovaciones y trato con el mundo del beisbol. De acuerdo a la revista Forbes, especializada en economía, negocios y finanzas, Bean es el gerente número uno en MLB. Bean, jugó con los Venados de Mazatlán, en la Mexicana del Pacífico, en 1992.

Joe Valentine

Otro caso muy sonado fue el del relevista Joe Valentine (Rojos de Cincinnati, 2003-2005). Fue en los inicios de la temporada de 2005 cuando se supo que había sido criado por dos lesbianas. “Nada tengo que ocultar. Estoy muy orgulloso de quienes me han hecho el adulto que soy” –comentó– “y lo digo públicamente porque creo es lo mejor para mis madres y para la comunidad gay, parte importante de nuestra población”. Joe dijo que su madre biológica, Deb Valentine, y la compañera de vida de ella durante 30 años, Doreen Price, lo atendieron y educaron desde su nacimiento, en Las Vegas.

BENCH, PIAZZA Y ZOILO VERSALLES

Una vez se dijo que Johnny Bench era homosexual, pero respondió casándose, aún cuando se divorció pocos meses después… aunque no faltó quien dijo que cuando la Luna de Miel le acompañó “un amigo” en lugar de su mujer, vaya usted a saber. También se dice que Zoilo Versalles, JMV en 1965 de la Liga Americana con los Mellizos de Minnesota y ex jugador refuerzo de los Naranjeros de Hermosillo (pegó ocho jonrones en el mismo número de juegos en postemporada), gustaba ¡vestirse de mujer!

Ya en la Serie del Caribe, el famoso Zoilo pegó dos jonrones en el primer partido de los debutantes Naranjeros en ese Clásico. Murió en 1995.

MIKE PIAZZA Y ALICIA RICKTER

En 2004, Mike Piazza convocó a una apresurada conferencia de prensa, para afirmar que no era homosexual, como se había publicado. Piazza se casó durante el invierno siguiente. El talentoso ex receptor se casó con la playboy playmate y baywatch star, Alicia Rickter… usted dirá.

Algo común y no pasa nada:

Hay muchos casos, sea en el beisbol de México o en cualquier punto del orbe donde se juega pelota u otros deportes. En Ligas Mayores, son unos mil 200 jugadores que integran las listas de 40 jugadores de los 30 equipos y no debe extrañar que un buen porcentaje de ellos tengan alguna preferencia sexual, no necesariamente heterosexual.

Lo cierto es que las famosas “salida del clóset” de peloteros y de otras disciplinas, tenga la seguridad de que no habría de generar ningún problema.

Hoy, la diversidad sexual y de género en el deporte profesional, es cosa de todos los días… y no pasa absolutamente nada. Todo fuera como eso.


One comment

  1. Eurofan1966 /

    Babe Ruth se las dio de mujeriego para ocultar su homosexualidad.Eran otros tiempos…