Portal informativo de análisis político y social

DE LOS PATOAMERICANOS A LOS PATOLÍMPICOS

DE LOS PATOAMERICANOS A LOS PATOLÍMPICOS

Oct 23, 2011

La propuesta de solicitar una sede para los Juegos Olímpicos en Guadalajara no sólo es una ocurrencia, también es una estratagema electorera para entusiasmar con el panismo a los electores ingenuos que se quieran dejar embaucar. Como centro urbano, la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) se acerca al desastre. A pesar de que los “expertos” en movilidad y urbanismo continúan con la práctica de dar soluciones de burócrata (escalonar horarios, abrir líneas de Macrobús, levantar rascacielos, etcétera), la realidad es que resulta espeluznante que la área metropolitana ya tenga su ciudad dormitorio en Tlajomulco de Zúñiga, tenga sus fronteras en El Salto y que Zapotlanejo amenace con convertirse en la segunda Ciudad Neza tapatía.

 

 

No se necesitan pamplinas como la “redensificación” (eufemismo para justificar los voraces negocios que, al amparo del poder, pretenden realizar desarrolladores sin escrúpulos), ya que meter mil familias en el terreno donde actualmente viven 100, implica contar con mejores drenajes y redes de agua potable, más calles, más estacionamientos, más parques y una larga lista de infraestructura que simplemente no acompaña a la construcción de edificios en esta ciudad tercermundista. En esta Guadalajara, de embotellamientos, semáforos desincronizados, camiones contaminantes y macrobuses olorosos, ausente de grandes parques centrales y cada vez más desarbolada, ¿quieren hacer unos Juegos Olímpicos? La propuesta merecería una carcajada si no se tuvieran presentes las redes de corrupción y manipulación electoral que esconde esa “ideota” olímpica.

 

Los panistas asumen que los ciudadanos se chupan el dedo. Esperan que la gente diga “mira, si nos trajeron los Panamericanos, hay que votar por ellos para que nos traigan los Olímpicos”. Habrá quien se crea el cuento, pero lo cierto es que a los gobiernos de Emilio González y Alfonso Petersen les faltó el talento y la capacidad política para negociar acuerdos que permitieran algo mejor que las deficientes instalaciones deportivas y pésimas infraestructuras urbana y vial con la que Guadalajara recibió a las delegaciones deportivas de toda América (condiciones que los tapatíos aguantamos a diario). Esa incapacidad panista puso en riesgo, más de una ocasión, la permanencia de Guadalajara como sede de los Panamericanos.

 

Se necesitaba una ciudad deportiva panamericana, donde debieron estar las Villas, hospitales especializados y servicios comerciales: la ZMG tenía, con los Juegos Panamericanos, una gran oportunidad de replantear el desarrollo urbano en las zonas más deprimidas del oriente de la ciudad, o más allá del Periférico. Sin embargo, a los “expertos” en Guadalajara les encanta hacen por papel de china, engrudo, grillas y palabras lo que debe hacerse con metal, cristal, ladrillos, tecnología y hechos.

 

¿Queremos Juegos Olímpicos? 

Primero se necesita contar con siete líneas nuevas de Tren Ligero subterráneo (una que sustituya a la nefasta Línea 1 del Macrobús, otra que vaya por el Corredor Zapopan-Guadalajara-Tlaquepaque-Tonalá, dos diagonales y tres circunvalatorias), un gran parque central de pasto y árboles (con una extensión semejante a las 320 hectáreas del Central Park neoyorquino), ampliar (al menos) a cinco carriles por sentido las avenidas Enrique Díaz de León y Ávila Camacho, contar con una Ciudad Olímpica con las prestaciones que se mencionan en el párrafo anterior, videocámaras en cada esquina de la ciudad, semáforos con sincronización digital y, por supuesto, servicio público de Internet Móvil en toda la ciudad. Parece mucho por construir y desarrollar, lo es, y aún así hay más cosas que las autoridades olímpicas exigirían para que Guadalajara fuera sede de los más importantes juegos deportivos del mundo.

 

Por tanto, la propuesta panista para los Juegos Olímpicos de Guadalajara no es más que pura demagogia electorera y en su lugar deberíamos discutir si ya ponemos límites definitivos a la ZMG, cancelamos definitivamente la ocurrencia de la redensificación e impulsamos un sistema de ciudades medias efectivas, para que las personas ya no tengan que emigrar a la capital de Jalisco para contar con una buena calidad de vida.

 

Twitter: @oscarconstantin

E-mail: oscarconstantino@me.com