Portal informativo de análisis político y social

LA “LEY SALVAVIDAS” DE JALISCO A NIVEL FEDERAL

LA “LEY SALVAVIDAS” DE  JALISCO A NIVEL FEDERAL

Feb 15, 2014

Por Manuel Cárdenas Mendoza —-

Lo único que se persigue es preservar la vida, precisa el legislador Jesús Casillas al dar a conocer en rueda de prensa el impulso a la “Ley Salvavidas” a nivel nacional a la que se han sumado senadores de los diferentes grupos parlamentarios.

El representante de Jalisco ante la Cámara alta señaló que motivados por el éxito que ha tenido el programa de alcoholimetría “Salvando Vidas” en Jalisco, así como El Torito, en la capital de la República, se dio a la tarea de presentar la iniciativa de ley que contempla reducir el número de muertes en accidentes viales y crear una cultura de no alcohol y volante a nivel nacional.

Dio a conocer que en este 2014 impulsar esta ley y un programa nacional de prevención de accidentes, se convertirá en su gran cruzada nacional, considerando que más del 90 por ciento (%) de estas miles de muertes que se registran en las carreteras federales y en las calles de la ciudad se pueden prevenir.

“No podemos cruzarnos de brazos el ver morir a nuestros jóvenes por la combinación irracional de alcohol y volante; si la Ley Salvavidas ha dado resultado en Guadalajara, si El Torito de la Ciudad de México ha sido un extraordinario éxito y ha cambiado las forma de diversión de millones de personas, pues traslademos esas experiencias a todos los Estados del país”, argumenta con firmeza el senador jalisciense que es un promotor convencido del uso de la bicicleta.

“En mi paso por el Senado de la República tengo la firme convicción de impulsar iniciativas de ley que ayuden a generar condiciones para tener un país más seguro y tenemos que trabajar en el tema de la violencia vial que tanto dolor provoca a miles de familias cada año en México”, destaca Casillas Romero entrevistado por Conciencia Pública.

Recalca que los accidentes constituyen la principal causa de muertes en niños y jóvenes, así como la cuarta en nuestro país.

El principal impulsor de la llamada “Ley Salvavidas” como diputado de Jalisco e integrante de la anterior Legislatura, recuerda que el 60% de los accidentes son de tránsito y con similar porcentaje son con presencia de alcohol. Los registros en México son de 400 mil accidentes de tránsito al año y 40 mil mueren en accidentes y 90 mil resultan con lesiones.

Estos números representan una circulación de seis millones de vehículos que transitan por las carreteras del país diariamente, y de los 40 mil que mueren al año pierden económicamente 150 millones de pesos, por lo que alentó el buen funcionamiento de esta legislación, ya que el dato representa el 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel nacional.

Para Jesús Casillas, el 6% de los accidentes ocurren en carreteras y arrojan como saldo un 16% en heridos y 30% de defunciones, por lo que resulta más fácil entrar en las estadísticas cuando se viaja en carretera que en las zonas urbanas.

Se propone cero tolerancia para los choferes de transporte público federal y se tendrá el respaldo de la Policía Federal de Caminos, en las casetas de peaje.

Los programas preventivos que se han instrumentado como los del Distrito Federal han arrojado resultados positivos para evitar que la combinación irresponsable de alcohol y volante sigan llevando el luto a los hogares mexicanos. “En la Ciudad de México disminuyó el 70% de muertes causadas por el alcohol, pues en el 2003 se registraron 671 muertes, mientras que en el 2012 se reportaron solamente 97, un 15% menos a las cifras anteriores”, ilustró Casillas Romero.

La reforma que ha presentado ante el Senado de la República plantea una multa de 200 días de salario mínimo a quien se le encuentre presencia de 50 a 80 miligramos de alcohol por 100 mililitros de sangre o de 0.25 a 0.40 miligramos por aire espirado, igual bajo el influjo de drogas, que es idéntica a la Ley de Movilidad de Jalisco.

El arresto administrativo inconmutable de 12 a 24 horas cuando la cantidad sea de 8 a 130 miligramos por 100 mililitros de sangre y quien reincida se le cancela la licencia.

“Cuando presenté la iniciativa el pasado martes, se sumaron senadores de todos los grupos parlamentarios, porque al final de cuentas lo que se persigue con esta nueva legislación es preservar la vida, los datos son muy reveladores”, externó el Senador.

“Son jóvenes entre 14 y 29 años los que mueren por accidentes viales, nuestro país adquirió el compromiso con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para establecer mecanismos que contribuyan al objetivo del decenio de la seguridad vial, todos los días en este planeta mueran cerca de tres mil personas diariamente a causa de los accidentes viales y en la gran mayoría de ellos hay presencia de alcohol”, puntualizó.

Recalcó que actualmente el Reglamento de Tránsito en carreteras y puentes Federales tiene una sanción en multa anacrónica de cien pesos por conducir en estado de ebriedad, pero el término no queda claro para efectos de tipificación por lo que se considera una ambigüedad jurídica.

Con la reforma se propone se prevé que a partir de la cantidad superior a 0.8 gramos por litro de alcohol en aire expirado superior a 0.4 miligramos por litro se proceda a una multa de 200 días de salario mínimo y arresto administrativo.

La pena será de seis meses a dos años de prisión y la multa de 300 salarios mínimos además de la cancelación de la licencia.

EL IDEAL, UNA LEY NACIONAL: ALMA CHÁVEZ

Para la presidenta de la Asociación de Víctimas de Violencia Vial, Alma Chávez Guth, esta iniciativa de carácter nacional salvaría muchas vidas en México y va en sintonía con el Decenio de Acción por la Seguridad Vial decretado por la ONU en el 2011 y es un gran ideal su consecución.

Recuerda que en México está plenamente documentada la muerte de 24 mil personas cada año por accidentes viales y se calcula que 40 mil personas quedan con discapacidad permanente por este tipo de accidentes.

Alma Chávez considera que si bien se ha avanzado en el tema de prevención de accidentes e instrumentación de políticas públicas a nivel nacional, esta Comisión del Senado debe trabajar para que cada Estado legisle al respecto y así lograr resultados positivos como ha sucedido en el Distrito Federal con el programa Conduce sin Alcohol con una reducción del 70% de muertos y lesionados en nueve años de su aplicación.

Aclara que esta iniciativa del senador Jesús Casillas, de aprobarse y convertirse en una Ley de carácter Federal, tendría aplicación únicamente en las carreteras federales, pero plantea que debería tener un impacto en los Congresos Locales a fin de homologar el grado de alcohol permitido para conducir en todo el país como sucede en otros países como Estados Unidos y Europa.