Portal informativo de análisis político y social

MARCO PALACIOS APARICIO: DENUNCIA TORTURA MÉDICA DE CIRUJANO FALTO DE ÉTICA

MARCO PALACIOS APARICIO: DENUNCIA TORTURA MÉDICA  DE CIRUJANO FALTO DE ÉTICA

Sep 27, 2014

“Algo muy grave es que de parte de un médico suframos un delito que se llama tortura, como nos la aplicó el cirujano Daniel Inman Menéndez, tanto a la paciente que es mi esposa como a toda nuestra familia porque él programó la cirugía para el martes 9, ese día la anula y dice que no puede llegar reprogramándola para el día miércoles a las 10 de la mañana (…) Aquí viene el calvario, que no se presenta y luego manda decir con la enfermera que la cirugía será a la 1 de la tarde, a todo esto la paciente ya llevaba 17 horas en ayuno; luego manda a otro personero para decir que no, que la cirugía sería a las 2:30 de la tarde; el cirujano Daniel Inman Menéndez se presentó a la habitación a eso de las 8:30 de la noche siendo que la cirugía estaba programada a las 10 de la mañana. Se presentó para decir que no podía estar en dos lugares a la vez”.

Irresponsable, inhumano y falto de ética es como describe el médico psiquiatra Marco Palacios Aparicio al cirujano general Daniel Inman Menéndez, luego que éste cometiera una acción que denomina «de tortura médica» en contra de su esposa quien tenía programada una cirugía por un tumor en la glándula tiroides a realizarse en el Hospital Ángeles del Carmen.

«Mi esposa ingresó en el Hospital Ángeles del Carmen el domingo 7 de este mes, se le iba a practicar una cirugía por un tumor que tenía en la glándula tiroides y el centro medular es que el cirujano sería el doctor Daniel Inman Menéndez, el cual cometió faltas a la ética profesional, faltas al humanismo por abandono de paciente en un acto discriminatorio», expresa con tono molesto Palacios Aparicio, expresidente del Colegio de Psiquiatras de Jalisco.

Su testimonio es contundente, el acusado doctor Inman postergó la cirugía dos días completos con el argumento que no podía estar en dos lugares a la vez, dejando la salud de la paciente al aire, pese a tener el compromiso previamente programado.

«Algo muy grave es que de parte de un médico suframos un delito que se llama tortura, este doctor nos aplicó la tortura tanto a la paciente que es mi esposa como a toda nuestra familia porque él programó la cirugía para el martes 9, ese día la anula y dice que no puede llegar reprogramándola para el día miércoles a las 10 de la mañana (…) Aquí viene el calvario, que no se presenta y luego manda decir con la enfermera que la cirugía será a la 1 de la tarde, a todo esto la paciente ya llevaba 17 horas en ayuno; luego manda a otro personero para decir que no, que la cirugía sería a las 2:30 de la tarde; el cirujano Inman Menéndez se presentó a la habitación a eso de las 8:30 de la noche siendo que la cirugía estaba programada a las 10 de la mañana. Se presentó para decir que no podía estar en dos lugares a la vez».

Y es que el psiquiatra Marco Palacios como profesionista de la salud no concibe cómo se puede causar ese tipo de tortura médica y sobre todo la imposibilidad de revertir el daño moral y psicológico de la víctima.

«Me pregunto como médico cómo va a reparar el daño emocional, el daño psicológico, el daño que causó la tortura de decir que pasa a quirófano a tal hora, por otro lado ese comportamiento desprestigia a una institución de gran excelencia y de gran trascendencia en Guadalajara como es el Hospital Ángeles del Carmen. Por otro lado, en los pasillos del hospital hay unos rótulos muy grandes que dicen los derechos de los pacientes a recibir un trato digno y respetuoso, ser atendido cuando se inconformen por la atención médica, aquí en este caso es por la no atención médica, luego recibir atención adecuada y digna, entonces este señor hizo un acto de deshonestidad y falta de moral ante un ser humano, además del daño económico», acusa el esposo de la persona afectada.

Añade: «la programó y luego la canceló, la operaría ese día en la tarde y me moví con otro doctor cirujano que es magnífico que nos hizo el gran favor de operarla de una manera excelente. Afortunadamente el doctor Jorge Arch sí la dejó extraordinariamente bien».

En cuanto a la posibilidad de realizar una denuncia ante las autoridades correspondientes, señala que está analizando esa decisión con su familia.

Indica que hasta el momento presentó su inconformidad ante el doctor Héctor Mejía Michel, director médico del Hospital Ángeles del Carmen y ante el licenciado Monroy quien es el administrador, ellos tomaron nota y que harían junta para analizar el caso.

Para finalizar, Marco Palacios hace un análisis de Daniel Inman a quien como profesionista y como humano no comprende en su actuar. A pesar del calvario, su esposa afortunadamente está bien, no obstante hace un llamado a la concienciación del gremio de la salud en no repetir historias como la que le tocó vivir.

«Inhumano e irresponsable. Es de esas personas que si estudiaron en la Facultad de Medicina no asistieron a las clases de ética elemental para el trato a un ser humano porque nosotros los médicos no únicamente tratamos los cuerpos, tratamos también las emociones, sentimientos y la parte espiritual de un ser humano, no estamos tratando con motores de automóviles, estamos tratando con humanos».

%d bloggers like this: