Portal informativo de análisis político y social

Mensaje de Alma Chávez Guth con motivo de la exposición de pintura “Una vida, un instante”

Mensaje de Alma Chávez Guth con motivo de la exposición de pintura “Una vida, un instante”

Jun 24, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Alma Chávez Guth *

En nuestro país, ser víctima o familiar de víctima vial es ser una víctima de segunda. A pesar de que por mucho tiempo los siniestros viales ocuparon el primer lugar en muerte violenta en nuestro país, con índices anuales de entre 20 mil y 24 mil personas fallecidas cada año, nuestros gobiernos nunca lo perciben como un problema de seguridad ni de salud pública, no lo ven como lo que es, una tragedia para los familias que marcará sus vidas para siempre.

Hoy, las muertes viales son la segunda causa de muerte violenta en nuestro país, y no por una implementación integral de políticas públicas para frenar y disminuir estos lamentables hechos, sino porque las muertes violentas por el crimen organizado ya superan por muy poco a las muertes viales.

Y estos sucesos tan lamentables ocasionados por la delincuencia sí llaman la atención de la opinión pública y marcan agenda política, mediática y social.

En tiempos electorales se mencionan día a día, pero ningún candidato toca el tema de las muertes viales, que en nuestro estado son alrededor de mil 200 cada año y que, con voluntad política, aplicando la normativa en varias leyes y reglamentos estatales, se pueden evitar en un 90 por ciento.

Previo al decenio de acción por la seguridad vial de la ONU, Jalisco fue motivo de estudio por los índices de muerte, lesiones y discapacidades derivadas de la siniestralidad vial.

Organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, la fundación Bloomberg, la Universidad John Hopkins, la Alianza Global por la Seguridad Vial, entre otros, estaban preocupados por México y en especial por Jalisco y decidieron hacer algo por la seguridad, la salud y la vida de los jaliscienses.

Fue así como ayudaron a la red de familias a crear lo que hoy es Víctimas de Violencia Vial.

En el congreso se discutieron las reformas a varias leyes y reglamentos que dieron como resultado la Ley salvavidas y posteriormente la Ley de Movilidad de Jalisco, primera en su tipo en México y ejemplo mundial.

Este proceso legislativo siempre fue de la mano de la ciudadanía, y todos los partidos políticos se sumaron porque los muertos son de todos, no tienen colores ni partidos.

Gracias a este cambio en el marco legal y en la voluntad política del gobierno, avalado por los expertos internacionales y La sociedad civil organizada, es que se logró reducir el alcohol permitido en sangre a una tercera parte en el Estado, además de la implementación de un Programa de alcoholimetría con pruebas aleatorias en la vía pública vigilado por los visores ciudadanos a fin de evitar la corrupción entre la autoridad y el ciudadano.

Es por ello que este programa está catalogado como el mejor programa de este gobierno estatal y es una buena práctica internacional documentada por la Organización Mundial de la Salud.

Este proceso se dio gracias a un ejercicio de gobernanza y de acuerdos de entre todos los partidos políticos. Las víctimas, las familias y amigos de víctimas viales estamos muy agradecidos por ello y por lo mismo pedimos la mejora y la continuidad del mismo además del fortalecimiento del programa foto infracción, porque la velocidad mata, y la aplicación de la normativa en otros factores de riesgo como son el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil, el uso de casco en motociclistas, los distractores como el teléfono celular, y la protección a los grupos mas vulnerables de la vía como son los peatones, las personas con discapacidad y los ciclistas.

El arte es una de las formas más efectivas de generar conciencia y es por ello que desde que conocí a Jesús Flores y supe de la intención plasmar en lienzos esta problemática social de inmediato la abrace, gracias Jesús por este esfuerzo tan bello, humano y sensible.

Gracias al Ayuntamiento de Guadalajara, en especial a su presidente Enrique Ibarra y a la regidora Luz Sagrario por abrir las puertas a estos proyectos que generar conciencia y reflexión.

Muchas gracias

Todos fuimos, todos somos, todos podemos ser víctimas viales.

(*) Alma Chávez es fundadora de la asociación Víctimas de Violencia Vial .


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad