Portal informativo de análisis político y social

SEGURIDAD Y VIOLENCIA: DE CALDERÓN A PEÑA: EL CAMBIO NO SE VE

SEGURIDAD Y VIOLENCIA: DE CALDERÓN A PEÑA:  EL CAMBIO NO SE VE

Dic 8, 2013

Por Alfredo Ceja —-

Hace un año cuando iniciaba el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, todos pensábamos que el PRI iba a regresar con la fórmula mágica a resolver lo que había generado tantos problemas en el sexenio de Felipe Calderón: La inseguridad y el narcotráfico.

Mucho se habló sobre que el PRI negociaba con el crimen organizado y que en el primer año se verían resultados de la negociación o de la estrategia para combatirlo, pero después de un año de gobierno priísta vemos que no hubo fórmula mágica o negociación y la estrategia aún no da resultados.  Al inicio del sexenio se planteó una estrategia diferente a la anterior y que daría resultados en el primer año, pero cumplido ese plazo aún no queda clara la estrategia y mucho menos los resultados están a la vista.

LOS NÚMEROS NO MIENTEN

La estrategia de comunicación tal vez funcionó los primeros meses para generar un cambio de percepción en la población, pero con el paso del tiempo es imposible ocultar la realidad. Los números no mienten. Así como en el sexenio pasado fue imposible ocultar los más de 80 mil muertos, en el primer año de la administración de Enrique Peña Nieto es imposible ocultar que el número de detenidos, decomisos de drogas, armas y dinero han disminuido en comparación con el último año del sexenio pasado.

Si bien, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que: “Ha habido una reducción de la violencia”, los números dicen lo contrario, sólo para comparar los distintos escenarios que enfrentaron Calderón y Peña Nieto en su primer año de gobierno, según el INEGI en 2006 (primer año de Calderón) se cometieron en México 10 mil 452 asesinatos, es decir, menos de la mitad de los asesinatos cometidos en el primer año de Enrique Peña Nieto.

Para Alejandro Martí, deben verse resultados en el segundo año del gobierno de Peña Nieto, para que al final del sexenio los resultados sean diferentes al sexenio de Calderón, por lo que afirmó: “Esperemos que el próximo año se le dé a la seguridad la misma importancia que otras reformas, y que sea el tema de Estado. Si el próximo año la seguridad no es el tema central, vamos a acabar el sexenio igual”, aunque se corra el riesgo de una vez más centrar la conducción del gobierno en el tema de seguridad como ocurrió en el sexenio pasado.

Si se hace una comparación entre el último año del sexenio de Calderón y el primer año del Presidente Peña Nieto, nos podemos dar cuenta que hay áreas que han mejorado pero otras dónde no solamente no se ve avance, sino que se ve un retroceso.

En cuestión de números de detenidos, se redujo en el primer año de Peña Nieto, ya que se dieron seis mil 443, es decir, tres mil 143 detenciones menos que en el último año de Calderón con quien se dieron nueve mil 586.

Si hablamos de decomisos de marihuana también disminuyeron en el primer año de Enrique Peña Nieto, ya que sólo se decomisaron 624 toneladas contra mil 142 toneladas decomisadas en 2012, último año de Felipe Calderón.

Otro rubro en el que Calderón superó a Peña Nieto fue en decomisos de dinero en dólares, ya que con Calderón se incautaron ocho millones 646 mil 624, mientras que con Peña Nieto solamente se decomisaron seis millones 794 mil 163, es decir, un millón 852 mil 461 dólares menos.

En cuanto a dinero en efectivo pero en pesos, también Calderón superó a Peña Nieto por cuatro millones 588 mil 852, ya que Calderón en su mandato decomisó 38 millones 988 mil 905, mientras que Peña Nieto solamente decomisó 34 millones 400 mil 53.

También en tareas de detección de pistas clandestinas, Calderón superó a Peña, ya que en 2012 se detectaron 347 pistas y en el primer año de Peña Nieto, solamente se ubicaron 173 pistas.

No en todas las áreas Calderón superó a Peña, también hay logros importantes pero insuficientes en el primer año de Enrique Peña Nieto, por ejemplo en el decomiso de cocaína Peña Nieto confisco 2.5 toneladas, mientras que Calderón en su último año solamente decomisó 2.1 toneladas.

También en autos de lujo y blindados, en el primer año de Peña se decomisaron ocho mil 247, es decir, cuatro mil 640 autos más que en el último año de Calderón en el poder.

En cuestión de armas decomisadas y cartuchos, también el equipo de Peña ha tenido mejores resultados ya que incautaron 19 mil 557 armas y 2.2 millones de cartuchos contra nueve mil 148 armas y 1.3 millones de municiones en el último año de Felipe Calderón.

Como vemos, a pesar de una estrategia de comunicación que busca centrar los mensajes claves en otras áreas y no en temas de seguridad, vemos que los números no se pueden ocultar y comprueban que al menos en el primer año de gobierno no han dado los resultados que esperábamos todos.

 

“GRUPOS DE AUTODEFENSA”

Sin duda alguna, el estado de Michoacán ha marcado la pauta en temas de seguridad nacional desde el sexenio anterior, ya que fue ahí dónde Felipe Calderón inició con una serie de operativos en distintos estados de la República, a pesar de dicho operativo nos dimos cuenta que al final del sexenio el problema de inseguridad persistía y que le dejaba a Peña Nieto una bomba de tiempo.

Al parecer el tiempo se agotó una vez que entró Peña Nieto al poder, ya que han surgido los llamados “Grupos de Autodefensa” que supuestamente están conformados por personas que habitan algunos municipios de Michoacán y buscan defenderse de algunos grupos del crimen organizado que operan en el estado.

Sí en realidad es cierto que están formados por población del estado, es realmente preocupante el clima de ingobernabilidad que se vive en Michoacán ya que el Estado no ha sido capaz de brindar seguridad y esto ha generado que la población busque justicia por su propia mano.

Todo parece indicar que el Gobierno Federal, está apostando a la entrada de la Gendarmería Nacional para comenzar a ver resultados en los índices de inseguridad, esperemos que pronto se empiecen a ver resultados positivos y que la percepción de la población no solamente cambie por la estrategia de comunicación, si no que realmente por el clima de seguridad que se vive en el país y esto se vea reflejado en los números.

Ya nos dimos cuenta y el Gobierno Federal también que por arte de magia no se reducirán los índices de inseguridad, a pesar de ello la estrategia sigue siendo la misma, esperemos que empiece a dar resultados pronto y no sea demasiado tarde para cambiarla.

El sexenio pasado se fue esperando dar mejores resultados, pero la estrategia nunca cambio y los resultados fueron de mal en peor; con esa experiencia ojalá y al gobierno de Peña Nieto no le pase lo mismo y se pase el sexenio esperando los resultados y que no sea demasiado tarde para poder buscar otra estrategia.