Portal informativo de análisis político y social

TRAS DOS AÑOS DE SACRIFICIO, VIENEN CUATRO AÑOS DE DESARROLLO: VILLANUEVA

TRAS DOS AÑOS DE SACRIFICIO, VIENEN CUATRO AÑOS DE DESARROLLO: VILLANUEVA

Ago 16, 2014

Por Mario Ávila Campos

El orden en las finanzas regresó a Jalisco y con ello recupera el Estado también una alta calificación crediticia, lo que significa que tras dos años de sacrificio y austeridad en el gasto, vienen cuatro años de desarrollo y de ejecución de planes y proyectos importantes para el futuro de la entidad.

Bastaron 17 meses de la actual administración para levantar a Jalisco en 12 niveles de calificación, luego de que cayó hasta el nivel de “Default” por el incumplimiento en el pago de un crédito en diciembre del 2012, para que hoy dos firmas calificadoras H. Ratings y Fitch Ratings le otorguen un nivel de A -, mientras que la calificadora Moody’s ya coloca a Jalisco en nivel A +.

En el común de los casos los argumentos de las calificadoras hablan de la disciplina en el gasto; el ahorro interno; los niveles de deuda moderados; una economía fuerte y diversificada y la ausencia de pasivos por pensiones no fondeados, como las fortalezas que ha mostrado el Estado para lograr este crecimiento tan rápido en la credibilidad del buen manejo de las finanzas del Estado.

Esto le representa de inmediato a Jalisco un ahorro de mil 800 millones de pesos que se pudieron haber pagado de intereses en los 23 créditos de largo plazo que actualmente se tienen contratados y que suman un total cercano a los 17 mil millones de pesos, aunque adicionalmente las arcas del erario público tiene también otro tipo de pasivos por siete mil millones de pesos, que son en general deudas con proveedores.

LOS ANTECEDENTES

La historia del mal manejo de los recursos públicos en Jalisco toca fondo en diciembre del 2012 cuando en la pasada administración se toma la determinación de pagar un crédito por mil 400 millones de pesos, lo que ocasiona que se caiga en un incumplimiento denominado “default”, que es el nivel que actualmente tiene Argentina, para ejemplificar el caso.

De ello hablaron el secretario de Planeación, Administración y Finanzas del Gobierno del Estado, Ricardo Villanueva Lomelí, así como los representantes de las firmas calificadoras H Ratings, Alberto Ramos y Fitch Ratings Humberto Panti Garza, quienes explicaron con puntualidad en sendas ruedas de prensa ofrecidas esta semana en Jalisco y en la capital del país, de las estrategias que utilizó Jalisco para subir 12 niveles de confianza crediticia en sólo 17 meses de Gobierno, lo que no han podido hacer entidades como Coahuila y Zacatecas, y municipios como Guadalupe , Nuevo León, que cayeron también a los niveles más bajos de confianza en el manejo de sus finanzas.

Recuerda Villanueva Lomelí que la primera gran decisión que tomó el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, todavía en su calidad de gobernador electo, fue intervenir ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que se apoyara a Jalisco en el pago de este crédito, lo que ocurrió de inmediato con las consabidas deducciones a través de las participaciones federales.

Una vez habiendo asumido el cargo, explica que en marzo del 2013 la primera circular que emitió de la Sepaf fue de instrucciones para convocar a la disciplina en el gasto y en concreto para retirar el uso de vehículos y celulares a los funcionarios públicos que ganaran más de 100 mil pesos.

De manera paralela se implementó para el 2014 un presupuesto responsable y ordenado, en donde se determinó no implementar en las dependencias públicas el ahorro del 6.5% que en promedio tuvo el gasto en el Estado, de tal suerte que se lograron ahorros por 729 millones de pesos.

Y en este plan de austeridad participó desde el mismo Despacho del Gobernador, que mientras en el 2013 tuvo un gasto de 7.3 millones de pesos, no sólo no aumentó su presupuesto para el 2014 que con el 6% hubiera llegado a 7.8 millones de pesos, sino que bajó a seis millones 461 mil 484 pesos, es decir, sólo se le asignó un 17.84% menos de lo que la inercia decía que debería haber recibido, es decir en esta sola dependencia se logró un ahorro en el gasto de un millón 402 mil 820 pesos.

En la Secretaría General de Gobierno el ahorro fue de 35 millones 462 mil 428 pesos; en las Unidades Administrativas y de Apoyo se ahorraron 19.9 millones de pesos; en los Organismos Públicos Descentralizados el ahorro significó 624 millones de pesos; en el Poder Legislativo 11.2 millones de pesos; en el Poder Judicial 17.3 millones de pesos; en la CEDHJ, el IEPC, el ITEI y el CESJAL el ahorro fue de 11.4 millones de pesos y en la Contraloría del Estado se gastaron 8.3 millones de pesos menos.

 

LOS INGRESOS PROPIOS

El reto consistía en frenar esa inercia deficitaria, empezando con medidas de austeridad en el gasto y a la vez mejorando los ingresos propios, para lo que se tuvieron que modificar cinco leyes con el fin de mejorar la recaudación, lo que generó 12% de crecimiento de los ingresos propios y la tendencia es que crezcan hasta en un 14.5% para este año.

Al 30 de junio se lleva un 10% de crecimiento de los ingresos propios, pero se tiene un crecimiento del 21% por concepto de derechos, mientras que por el concepto de refrendo se registra a la mitad del año un crecimiento de 36%, ocasionado principalmente por la reducción en el plazo de descuento y la compra-venta de vehículos que aumentó en 22% e impactó directamente en el pago del refrendo.

En la recaudación del impuesto sobre hospedaje, también se hicieron modificaciones para aumentar el ingreso estatal, concretamente en el concepto del 2% sobre hospedaje. Es decir en particular en los conceptos de las tarifas del todo incluido, los hoteleros evadían su responsabilidad ya le pagaban al estado y pagaban cantidades mínimas, hasta que se tomó la determinación de tabular en un 40% el precio del hospedaje, dentro del valor del Todo Incluido.

Así se logró en el 2013 elevar hasta 64 millones de pesos la captación de recursos por este concepto, que por cierto se les regresa para la promoción de cada región como destino turístico y en el 2014 llegará hasta los 74 millones de pesos.

En el reglón del impuesto del 2% sobre nómina la situación también fue favorable y mientras que en el 2012 pagaron las entes federales 46 millones de pesos, para este año se incrementó a 64 millones de pesos la percepción, luego de que instancias como Liconsa, con seis sucursales ya pagan el impuesto.

Sin embargo el ingreso mayor en este rubro se estaría dando para Jalisco en el 2015, una vez que se ha llegado a acuerdos importantes entre los 22 entes restantes falta, por ejemplo con el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Secretaría de Educación, que juntos darían más de 600 millones de pesos pagando el 2% sobre su nómina.

Según refiere el titular de la Sepaf, Ricardo Villanueva, un dato sobresaliente es en el sentido de que en el Fondo General de Participaciones el 33% de los criterios y del con eficiente tiene que ver con lo que cada entidad recaude, “y con ello tendremos más recursos en el 2015, ya que el coeficiente del 2014 Jalisco fue el segundo mejor Estado del país, sólo bajo del Distrito Federal; esto a pesar de que Jalisco junto con Guanajuato, Morelos y Sonora, somos los únicos cuatro Estados del país que ya no cobramos el Impuesto sobre la Tenencia Vehicular”.

Se calcula que por la mejora en la captación de recursos propios le dará a Jalisco un premio en las Participaciones de 560 millones de pesos extraordinarios, la bolsa es más grande que se ha obtenido por demostrar eficiencia en la captación interna.

FUERA DE LA ARENA POLÍTICA

A pregunta expresa, Ricardo Villanueva aseguró que Jalisco se mantendrá al margen de la arena política y aprovechó para fijar su punto de vista sobre la acusación del PMC sobre que en Jalisco el Gobierno del Estado ha iniciado la guerra política con fines electoreros.

“Las elecciones cuando son de Estado, se hacen utilizando las herramientas y los recursos del Estado para esa elección, y yo creo que el gobernador de Jalisco, con estas decisiones de ahorro e inversión escrupulosa para mejorar la situación crediticia, demuestra claramente que en lo más mínimo está pensando en la elección.

“Un gobernador que quiera meterse y ser parte de un proceso electoral, lo menos que se le ocurre es contener el gasto, en lo menos que piensa es en un plan de austeridad, en lo menos que piensa es en no usar los recursos del Estado para cortar listones, para inaugurar obras y para generarse aplausos.

“No piensan en todos los miles de millones que hemos tenido que contener y que pudimos haber utilizado irresponsablemente ‘pateando el bote’ y llevando este déficit hasta entregarlo a la siguiente administración; incluso ese déficit lo pudimos haber utilizado para hacer obras y programas, siguiendo el mismo nivel deficitario en las finanzas”.

Yo quiero ser muy claro –sentenció–, ni yo, ni ningún funcionario de este gobierno trabajamos pensando en ninguna elección.

Finalmente dejó entrever que no habrá más denuncias penales por mal manejo de recursos públicos de la administración de Emilio González Márquez y fundamentó su dicho con el siguiente argumento: “en todos los casos que hemos encontrado, más que un desvío, lo que ocurrió fue que gastaron más de lo que se tenía disponible; por eso no estamos hablando de una responsabilidad penal de desvío de recursos, simplemente fue una mala administración que fue provocando un déficit”.

 

LOS JP OCASIONARON EL BOQUETE FINANCIERO

El funcionario estatal, en compañía de Humberto Panti Garza, director regional de Fitch Ratings para América Latina, en la capital del país y de Alerto Ramos, de H Ratings en Jalisco, admitió que fue la celebración de los Juegos Panamericanos del 2011 lo que le ocasionó el boquete económico a las finanzas de Jalisco.

Incluso se confirmó que en marzo del 2013 justo a la llegada del nuevo Gobierno estatal, “entramos con la calidad crediticia deteriorada y con cuatro mil 600 millones de pesos de deuda a corto plazo, ya que para la Villa Panamericana se compraron tres terrenos, y el último aún no lo podemos utilizar porque no se cuenta con los permisos de habitabilidad”.

Refirió que esto ocasionó entre otros dilemas, que casi mil millones de pesos se le deban hoy al Instituto de Pensiones del Estado y 700 millones de pesos al Iprovipe. Es decir entre los otros terrenos que no se utilizaron y el pago por la construcción de los nuevos estadios, es lo que más lacera la economía actual y lo que ocasionó este gran déficit.

Incluso precisó Ricardo Villanueva Lomelí que en la primera semana de agosto del 2014 todavía se realizó el pago de ocho millones de pesos a un proveedor que hizo la transmisión de televisión de los Juegos Panamericanos.

—-

Las claves de la calificación:

1. El Estado ha trabajado con los bancos acreedores sobre los términos, las condiciones y las obligaciones para evitar que los contratos de crédito puedan representar una contingencia.

2. Los resultados de las acciones emprendidas en la actual administración de contener los efectos del incumplimiento incurrido en diciembre del 2012.

3. La mejoría en la flexibilidad financiera de la entidad, con una política conservadora de endeudamiento y estar al corriente con el pago de sus obligaciones financieras.

4. Mostrar fortalezas como el buen nivel de recaudación local, el perfil adecuado de la deuda pública directa y los indicadores económicos y de bienestar, superiores a la media nacional.

5. Freno al gasto operacional controlando los rubros del gasto corriente y las transferencias.

6. Que el organismo responsable de cubrir las pensiones y jubilaciones de los trabajadores tiene viabilidad de largo plazo, con la reforma a la Ley de Pensiones del 19 de noviembre del 2009.

7. Que los efectos de la contingencia en materia de agua se minimizan una vez que el SIAPA pasó a manos del Estado de Jalisco y con ello se ha mejorado la flexibilidad financiera del organismo como ajuste a las tarifas y mejora en sus niveles de cobertura de servicios.

8. El superávit financiero consolidado del 0.5% del total de sus ingresos en el 2013.

9. El incremento en la captación de los recursos federales, en gran medida a causa, o en premio al incremento de la captación de los recursos propios.

10. Jalisco registra indicadores de deuda moderados, mismos que han permanecido estables en los últimos dos años; al 31 de diciembre del 2013 al deuda directa e indirecta de Jalisco era equivalente al 20.5% de los ingresos totales.

%d bloggers like this: