Portal informativo de análisis político y social

VIENE LA RESACA PANAMERICANA

VIENE LA RESACA PANAMERICANA

Oct 29, 2011

El gasto de 24 millones de dólares para la inauguración de los Juegos Panamericanos que todavía no se sabe de qué partida presupuestal salieron, equivale a la mitad del crédito que está solicitando Emilio González Márquez para ayudar a los damnificados de 13 municipios del sur de Jalisco a consecuencia del huracán Jova.

Ese será uno de los síntomas de la resaca que comenzará a padecerse en la presente semana porque Jova ofrece dos visiones: la positiva, que permite pedir prestado para tapar huecos, y prueba de ello es que en la lista de 52 municipios se incluyen algunos que no fueron afectados y no aparecen otros, como Tomatlán, que estuvieron en el ojo del huracán.

La parte negativa es que se mantendrán los conflictos, principalmente con el Poder Legislativo, y los señalamientos por malos manejos, cuando desde la óptica de las autoridades una vez terminados los Juegos habría terminado el año y los jaliscienses del pan y circo terminaríamos con el grato sabor del oro, por el récord y las medallas.

Los Juegos Panamericanos, pues, pasarán a la escena electoral y uno de los focos aparecerá en el encargado de la inauguración, que por su cercanía con el gobernador pudo presumir y posicionarse en varios medios de comunicación, sin el desgaste de quienes estuvieron desde hace años en la organización directa, como los integrantes del Copag.

 

SÍNTOMAS

Entre los síntomas de la resaca que vienen pueden citarse seis, cinco de ellos que tienen que ver con dinero:

1. El desvío de recursos originalmente pensados para obras municipales, luego de que en la víspera de los Juegos algunos alcaldes, principalmente de extracción priísta hablaron de que esos dineros fueron a parar a la conclusión de la Villa Panamericana.

2. Reparar el daño a la empresa concesionaria de la caseta de peaje que el gobernador, Emilio González Márquez, derribó en Tonalá en un acto mediático aunque vandálico y que evitó que los vecinos inconformes se manifestaran durante los Juegos.

3. La opacidad conque han manejado los gastos de la competencia porque nadie sabe cómo se ejercieron y con los amparos para ocultar la información que promovieron las empresas privadas y patrocinadoras como punto central.

4. Los departamentos de las Villas Panamericanas y la continuidad de los litigios con los vecinos porque hasta el momento no se tienen el permiso de habitabilidad que debe otorgar el municipio de Zapopan.

5. La seguridad, principalmente cómo garantizar que el tema no retome las primeras páginas de los medios de comunicación porque durante la justa no se redujeron los índices a pesar de la ocupación por más de 10 mil elementos federales, y

6. El recuento de daños del huracán Jova, en cuyo manejo el Gobierno de Jalisco exhibió las costuras, con varias aristas y una comparación vergonzosa con el estado de Colima, el más pequeño del país pero cuyas autoridades tuvieron una repuesta inmediata para ayudar a sus habitantes, pues un día después solicitaron la declaración de emergencia y dos días más tarde acceso a los recursos del Fondo de Desastres.

En cambio, Jalisco solicitó lo mismo pero 15 días después, lo que ha impedido una respuesta efectiva o por lo menos inmediata para los afectados porque estaban metidos en la fiesta y fue evidente que en lugar de mandar ayuda o hacer su chamba, festejaban los triunfos en trinquete de la delegación mexicana.

Otra de las aristas será sin duda la contratación del crédito que resultó patito (Modesto Barros en Tecera Instancia de esta misma edición ofrece datos concretos) porque incluye aspectos para mearse de la risa, porque ampara eventos volcánicos. Y que se sepa, en Jalisco es más factible que llueva a que nazcan volcanes.

Del tamaño de la fiesta, será el tamaño de la cruda, aunque no se descarta que venga acompañada del cinismo político que ha caracterizado a más de uno, cobijado por la impunidad, porque podría haber malos manejos pero ¿y qué?