Portal informativo de análisis político y social

¿A QUÉ VINO MOREIRA?

¿A QUÉ VINO MOREIRA?

Jun 5, 2011

¿Qué impresión se llevó Humberto Moreira del priísmo jalisciense? ¿Se fue satisfecho con el trabajo realizado por Rafael González Pimienta al frente del PRI? ¿Le quedó claro cuál es la situación real del priísmo y está de acuerdo con la acrítica y condescendiente que ha asumido su dirigencia frente a un gobernante beligerante como ha sido Emilio González Márquez? ¿Se puede hablar de ganadores y de perdedores en este primer encuentro de Moreira?

Lo primero que advertimos es que como haya sido, el que logró ganar puntos sin duda fue el alcalde de Guadalajara, Aristóteles Sandoval, al ser el único de los precandidatos a la gubernatura de hablar en el evento político más importante realizado en Expo Guadalajara. Hay diversas versiones del por qué fue beneficiado. Una que circuló es que lo metió González Pimienta, quien así busca quedarse en la presidencia del PRI con su beneplácito cuando llegue el momento. Otra de que fue por un berrinche que hizo Aris porque no lo invitaron a la cena en la casa de Ramiro Hernández.

Parafraseando a Jelipe Calderón, diremos que “haiga sido como haiga sido”, lo cierto es que Aris ganó los reflectores en un escenario extraordinario donde estuvo presente las fuerzas vivas del priísmo. La señal que se estaría enviando es que ya se orienta la dirección de quien será el candidato del PRI a la gubernatura de Jalisco.

El más molesto por esta distinción fue el alcalde de Zapopan, Héctor Vielma, quien así podría adelantar su decisión de separarse en octubre para iniciar su recorrido por el Estado en tareas proselitistas.

 

UN PRIÍSMO MÁS CRÍTICO

Aparentemente el dirigente estatal del PRI, Rafael González Pimienta sale fortalecido, si consideramos las expresiones públicas del coahuilense cuando precisó que ese tema del relevo no estaba en la agenda y que se vería hasta diciembre, dejando entrever que como se puede ir, también se puede quedar.

La película completa de Jalisco sí se la llevó el ex gobernador de Coahuila. Ese panorama seguramente se lo describieron con lujo de detalles durante la cena que tuvo como anfitrión al senador Ramiro Hernández García, a la que acudieron los tres ex candidatos del PRI a la gubernatura de Jalisco, que han sido derrotados por el panismo (Eugenio Ruiz Orozco, Jorge Arana y Arturo Zamora), así como con los tres ex gobernadores (Flavio Romero, Guillermo Cosío y Carlos Rivera).

Quien más que ellos que enfrentaron al panismo y que al paso de los años están en condiciones de poder hacer un análisis interesante sobre el priísmo y los gobiernos panistas. A este encuentro no se invitó a Rafael González Pimienta por lo que hubo la oportunidad de hablar con absoluta crudeza.

Y fue allí donde seguramente se le dio una revisada al comportamiento que han asumido tanto la dirigencia partidista, como la diputación priísta en el Congreso del Estado, convertido en el epicentro de la política de Jalisco. Y es que tanto Rafael González Pimienta como Roberto Marrufo sed les critica que han estado de la mano en los temas que han sido del interés de ambos, sin haber articulado una agenda que muestre a un priísmo crítico frente a los excesos de un gobernador que se ha distinguido de actuar con irresponsabilidad en el manejo de los recursos públicos.

A Humberto Moreira le debió de preocupar esa pasividad que muestran sus compañeros de partido con el Gobierno de Jalisco, ya que el tema de la corrupción sin duda representa el flanco más débil de esta tercera administración panista y ni por asomo se ha visto a estos dos dirigentes del priísmo articular un discurso combativo que pinte de cuerpo completo a este Gobierno tan vulnerable.

Moreira le pidió a la dirigencia priísta que vayan a la vanguardia en la lucha contra la corrupción al enterarse que a los temas del SIAPA, de la Auditoría Superior del Estado y de Chalacatepec, le han sacado la vuelta.

En los temas que son de verdadero interés del Gobernador del Estado, se ha contado con el beneplácito del PRI. El caso de Chalacatepec, es el más ilustrativo y que es oro molido, considerando que tiene todos los elementos de tratarse algo así como si hubiera sido un robo en despoblado. En fin, en las próximas semanas veremos de qué sirvió al priísmo la visita de Moreira, si realmente lo une y lo fortalece o es el inicio de las divisiones y los pleitos. Vielma quedó muy molesto, mientras que el puntero en las encuestas se levanta como el gran ganador y al senador Ramiro Hernández se le da oxígeno. Rafa González Pimienta sigue a prueba. Así vemos las cosas.

 

E-mail: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com