Portal informativo de análisis político y social

¿ARISTOTEL ES O RAMIRO?

¿ARISTOTEL ES O RAMIRO?

Jul 16, 2011

El que tenga una aspiración en Jalisco por el PRI necesita una de dos: o estar bien en el ánimo de Enrique Peña Nieto, aún gobernador del Estado de México y virtual candidato a presidente por ese partido; o estar bien en el ánimo de Humberto Moreira, líder nacional tricolor. Si se está bien con ambos, mucho mejor.

Por eso, hoy cuando alguien habla de la aspiración de alguien, siempre, invariablemente, surge la pregunta: “¿Lo conoce Peña?” O “¿Cómo anda con Moreira?”. Y es ese parámetro el que parece ir configurando las posibilidades de todos los que pretenden ser desde alcalde de alguna de las ciudades importantes, comenzando con Guadalajara, hasta la principal posición de Jalisco, la de gobernador.

Por ello, en los últimos días ha crecido el debate sobre si Aristóteles Sandoval, presidente municipal de Guadalajara está mejor posicionado en el ánimo del gobernador del Estado de México o Ramiro Hernández está mejor ubicado en la mente de Humberto Moreira, por vía de su amigo, compañero y coordinador de bancada, el senador Manlio Fabio Beltrones.

Y es que ambos personajes o bien sus partidarios constantemente venden la idea de estar bien posicionado en el círculo rojo de los priístas. En el caso de los partidarios de Aristóteles Sandoval, añaden al mensaje que la decisión la tomará el centro, pero en base además de la buena relación que haya allá, en el nivel de las encuestas. Y como no, si ni juntando a todos los posibles aspirantes a candidato a gobernador alcanzan al presidente municipal tapatío en la mayoría de las encuestas publicadas y no publicadas.

En el caso de los partidarios de Ramiro Hernández, insisten en la idea de que las encuestas “valen madre”, que lo importante será la decisión que tome el centro, donde buscarán alguien que les garantice la victoria y que no tenga “lado flaco” para que no les pase lo que en los últimos dos procesos electorales cuando a los candidatos a gobernador del PRI que se los acabaron en el desgaste de las campañas sucias.