Portal informativo de análisis político y social

3 Pendientes 3

Oye Germán te voy a platicar de un tal Pascual y no es refresco, es embajador, es el enviado de Obama para concertar entendimiento y buenas relaciones entre México y Estados Unidos, sin embargo el señor Pascual… no estoy bromeando, de veras se llama Pascual, como el pato, pero ojalá le hiciera como pato y no como aquel nefasto embajador gringo padrino de Victoriano Huerta, quienes urdieron el asesinato de Madero y lograron que la Revolución en México se prolongara muchos años más y acabará sirviendo para nada… o para casi nada, pues bien, el tal Pascual pese a la visita de Calderón a Obama no será removido mientras los güeros no encuentren un Pánfilo Ganso con quien substituirlo, Pascual es algo más que un embajador, es una especie de virrey de los de hace 200 años, teje intrigas, planea movimientos políticos, ofende Instituciones, tiene a una cuadra de la Embajada un enorme edificio donde dicen los chismosos –no yo– que tiene un impresionante personal de DEA, FBI, CIA, y toda clase de personas ocultas capaces de desestabilizar cualquier Gobierno del mundo ¿será?, pero lo que sí es, es que el tal Pascual está conectado con el brillante proyecto “rápido y furioso”, sí, ese proyecto donde pasaron a México entre otras cosa miles de armas, las cuales fueron a dar a manos de facinerosos –así les dicen ellos, yo no– y de ahí han provocado oficialmente 35 mil muertes, entre delincuentes, civiles, policías y militares, qué chulada de maíz prieto, si a uno por pasarse un alto te andan quitando el coche, ¿y a ellos?… a ellos nada, tonces, claro que si lo quitan tienen que cambiar al de fresa por uno de naranja pero en la línea de Pascual, ¿entendiste burro?, ¡ah!, lo de las armas lo declaro el 3 de marzo el agente John Dodson, de la AFT, dijo en la cadena CBS que el Gobierno gringo permitió deliberadamente el pase de las armas a México, lo dijo él, no yo.

Ahí te va Germán otra de Milio, la Coparmex, convertida en partido político, con derecho a diputado cada tres años, le pegó una zarandeada a Milio, Pablo Lemus se va de campaña y Óscar Benavides entra al cargo de presidente de Coparmex y las mismas intenciones, le dicen públicamente que no confían en la transparencia y en la rendición de cuentas, le dicen que quieren la revocación de mandatos en el sector público y le dijeron “señores políticos, sabemos que a algunos de ustedes ya les urge desfilar por la pasarela electoral –o sea, los compararon con las modelos de ropa de marca-, sepan que durante este año los ciudadanos observaremos sus resultados, no sus palabras y promesas”, ¿incluirían a Pablo Lemus en el mensaje? –pos ándale Milio, tus cuates te ‘stan volteando la tortilla–.

 

Germán, de nueva cuenta como en una carta anterior; te dije, tengo miedo, miedo unido a un sentimiento de pena por El Imperio del Sol Naciente, para Japón, país serio, culto, industrioso, discreto, trabajador y próspero, creo que ocupaba hasta hace unos días el tercer lugar en la economía mundial, me duelen sus muertos y su futuro inmediato, pero tengo miedo porque aquí en México que también es país de actividad sísmica, con la diferencia de nuestros técnicos que no tienen la misma preparación y la mayoría de nuestras autoridades que son de dos pa’ mi bolsa y uno pa’ la obra, hayan construido mal la termoeléctrica nuclear de Laguna Verde en Veracruz, Señores Gobernantes, suprímanla y supriman todas las del mundo, ahí energía solar, eólica, reduzcan los riesgos para la raza humana y la naturaleza, aquí en México ya tenemos bastante con proyectos como el “rápido y Furioso”.

Juan Hernández

E-mail: juanhernandezdistrito19@gmail.com

PD. Amigos japoneses son una Nación ejemplar, se doblan pero no se quiebran, ¡adelante!