Portal informativo de análisis político y social

A ÚLTIMA HORA

A ÚLTIMA HORA

Oct 15, 2011

La Ciudad Panamericana Guadalajara 2011, ya es una realidad, nuestra entidad se convierte deportivamente en el centro de atención, si no mundial por lo menos en el Continente Americano, una justa deportiva donde atletas de 42 delegaciones participan. Aparentemente todo suena bonito, pero por desgracia la verdad es muy diferente, desde que empezó a gestionarse la posible sede en nuestra ciudad ha habido problemas, y todavía los tenemos entre eventos y obras pues nomás no se concluyen o se posponen las inauguraciones como el evento de FanFest el desfile se posterga, al igual que el Desfile de Banderas, la Gala del Mariachi, la entrada sur al Estadio de las Chivas no se hizo, así que la salida será un verdadero martirio de por lo menos tres horas para los asistentes.

Y qué decir de las obras del comedor de la Villa Panamericana, pues como dicen “lo rápido disimula lo malhecho”, hay goteras en la instalación, seguramente para que los deportistas sintieran el medio ambiente donde demostraron su incomodidad; pero para rematar los alimentos han dejado mucho qué desear, y bueno la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), tuvo que ordenar el cambio urgente del menú de la Villa.

La mala planeación y la improvisación desgraciadamente salieron a relucir, el “como salga” para algunas personas fue el colmo, las cuadrillas de los trabajadores siguieron a pesar de la pertinaz lluvia, al igual los albañiles haciendo la mezcla, claro, tapando con un plástico la obra para que no se deshiciera y se pudiera secar.

Una tras otra, también goteras en el gimnasio para balonmano ubicado en el Parque San Rafael, la sede oficial de la pelota vasca también han visto pasar los días sin poder entrenar los deportistas en la Unidad Revolución, pues las canchas no están terminadas.

Por su parte, los deportistas de tenis de mesa siguen sin pisar el Domo del Code: la semana pasada apenas se le coloca la duela para el basquetbol y que también albergará esta disciplina, bueno ni los jugadores mexicanos se salvaron porque el Estadio de Softbol que se construyó en la Unidad López Mateos no se ha terminado.

Los jugadores se han limitado a hacer declaraciones y los pocos que han hablado dicen que es una vergüenza, no se puede jugar, no han entrenado, la mayoría lo han hecho en lugares privados y se sienten entumidos ante el inminente comienzo de la justa deportiva. Esto es parte de nuestro folclore… siempre al final se dejan las cosas ¿cuál será la imagen que vamos a proyectar?

¿Y los ciudadanos qué vamos a hacer? Bueno, al parecer las autoridades quisieran que los tapatíos desapareciéramos, pareciera que les estorbamos, no nos han tomado en cuenta, “háganse bolas”, “tracen ustedes mismos sus rutas por donde puedan”, creen seguramente que todos podemos dejar de trabajar para seguir la fiesta, ¡pues no!

Son unos irresponsables, dejan todo para el último momento, las obras están hechas “al aventón”, sobre las rodillas. ¿No que fueron a Río de Janeiro a ver la realización de los Juegos? ¿Que no han realizado innumerables viajes de turismo político, para que aprendan y se les quite el penacho? ¿Acaso se han olvidado que el dinero es de nosotros, a través de nuestros impuestos que no les alcanzaron los más de 400 millones de dólares que llevan gastados para realizar unos Juegos dignos que no nos apenen?

Ya ni llorar es bueno, hay que pedir a rodilla pelona que los Juegos salgan lo mejor posible, por lo menos tendremos instalaciones deportivas a precio de oro que quedarán para la posteridad, infraestructura urbana, el turismo tan mermado tendrá un respiro y parte del comercio le redituará en derrama económica, por lo menos eso nos quedara y el orgullo de ser panamericanos ¿o no?

 

E-mail: nadiamarcela@hotmail.com