Portal informativo de análisis político y social

ACUERDOS QUE RESUELVEN

ACUERDOS QUE RESUELVEN

Ago 7, 2011

Más allá de diferencias ideológicas, compromisos partidistas o intereses particulares, se encuentra el bien común de los ciudadanos, a esos a los que desde las trincheras del servicio público se debe servir sin ambages, ni condicionamientos; más aún si en riesgo se encuentra su seguridad económica o personal, por lo que debe privilegiarse la atención a sus urgentes demandas y preponderar acuerdos que resuelvan sus afrentas.

 

Así es como a final de cuentas actuaron los legisladores norteamericanos frente a una profunda crisis en el manejo de su deuda pública, que puso en vilo la certidumbre financiera internacional, en donde reconociendo que incrementar su máximo tope de compromisos crediticios, representa mayor riesgo para sus representados, aunque la urgencia del momento reclamaba llegar a consensos inmediatos para actuar responsablemente hacia el futuro.

 

Guardadas las proporciones y con un propósito distinto como fue la construcción de nuestros presupuestos anuales del 2007 al 2009, fue como los representantes populares que orgullosamente formamos parte de la LX Legislatura en la Cámara de Diputados, instancia en la que generosamente me confiaron presidir la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, privilegiamos los intereses de la ciudadanía, para lograr históricamente con aprobación unánime y oportunas respuestas a las fundamentales necesidades de la nación, los tres programas anuales de gasto más equitativos.

 

Nunca se habían logrado tales consensos en medio de la pluralidad representativa con extraordinarios acuerdos en la historia legislativa de la nación, que afortunadamente en su momento resolvieron las urgentes demandas de los ciudadanos, proporcionando infraestructura para la producción y atendiendo necesidades en materia de salud, alimentación, educación, seguridad, cultura y deporte, entre otras asignaturas, significándose en su momento los más altos presupuestos jamás logrados y mejor todavía, con responsable equilibrio en el manejo de las finanzas públicas.

 

Ciertamente el caso norteamericano, con reiterada recesión económica desde el pasado 2008, no queda resuelto del todo con autorizar un endeudamiento mayor en sus finanzas públicas, sino que pospone la resolución final de su crisis a través de crecientes recortes y mayor responsabilidad en el ejercicio del erario; en ese sentido, la amenaza a la estabilidad económica internacional sigue latente y lo queramos o no, especialmente nos impacta (en ocasiones a favor y otras en contra) al ser vecinos directos de una de las mayores potencias del mundo.

 

Aprendamos de experiencias pasadas, de lo que está pasando en Estados Unidos, Grecia y España, entre otros, donde premiar el gasto corriente en nómina, no en inversión de infraestructura o abusar de los déficits presupuestales, crean sólo una burbuja de bienestar temporal que se paga con una resaca prolongada y bastante costosa.

 

No olvidemos que México tiene prisa de más acuerdos que construyan, así como de más mexicanos capaces de hacerlos posibles, en la firme convicción de que urgen los consensos que resuelvan nuestras más urgentes necesidades y multipliquen equitativamente las oportunidades de crecimiento y desarrollo para todos, ofreciéndonos una mayor certidumbre de que lo mejor, está por venir.

 

* Es consultor y empresario

http://www.mexicotieneprisa.entv.mx

E-mail: info@rapo.entv.mx