Portal informativo de análisis político y social

AGENDA POLÍTICA | Ciberataques, la guerra del siglo XXI

AGENDA POLÍTICA | Ciberataques, la guerra del siglo XXI

Oct 22, 2016

La guerra entre países en la actualidad no solo es armada, ahora también es cibernética y resulta aún más peligrosa por distintas razones, por ejemplo: con un ataque cibernético como el que presenciamos el viernes pasado que dejó fuera de línea por dos horas a poco más de 80 sitios considerados de los más importantes del mundo entre los que se encuentran redes sociales, mensajería y entretenimiento además de medios de comunicación, informáticos y de transacciones financieras, se logra no solo dejar incomunicados a quienes utilizamos dichos servicios sino que además se pueden realizar transacciones financieras, sustraer datos personales, o peor aun información clasificada o acceder a la red militar, todo en un lapso de apenas dos horas que podría causar daños incalculables.
El mundo ha cambiado radicalmente en los últimos 20 años, siendo el internet vital para la vida diaria pero a la vez un arma que puede ser utilizada para realizar ataques con una escala mayor, el evento del viernes se consideró de gran escala y el más dañino de la última década, lo que alertó al Departamento de Seguridad Nacional, el FBI y la misma Casa Blanca, lo que nos obliga a asimilar que en verdad es un tema serio que no debe verse de forma superficial pues va directamente ligado no sólo a la economía sino también la política y por tanto la seguridad nacional.
Apenas el 16 de octubre de este año la cadena NBC reveló que la CIA planeaba lo que llamó «un ataque cibernético sin precedentes» contra Rusia, acusándolo de intervenir en el proceso electoral de EU para influir en la elección favoreciendo a Trump y es aquí donde el tema se complica aún más, porque ya estamos hablando de relaciones diplomáticas entre dos superpotencias que mantienen una tensa relación con motivo de la guerra en Siria.
El incidente, según investigaciones preliminares, arroja que no fue desde el exterior, o sea que no fue orquestado por algún país, lo que descarta la posibilidad de intervención rusa, pero esto no quiere decir que el problema termine porque entonces quiere decir que EU está frente a un enemigo interno, es sabido que hackers han logrado infiltrarse en organizaciones políticas y electorales, lo que ha generado temor, pues demuestra que es un tema meramente político que busca desestabilizar el ya de por sí accidentado proceso electoral de aquel país.
Otro detalle importante y delicado es que todos estamos conectados a internet y cada vez más dependemos de este para nuestra vida diaria, volviéndose indispensable no solo para gobierno, milicia, sistema financiero sino para empresas y uso civil, otro problema es que la infraestructura y protocolos se diseñaron antes que se considerara como un riesgo potencial el ciberterrorismo, porque con un ataque cibernético no solo se pueden deshabilitar las defensas militares de un país sino aún más grave es que se puede utilizar parte de esas misma milicia que hoy en día está controlada por sistemas y redes interconectadas entre sí, lo que se vuelve terrorífico pensar que se pierda control de dicha red.
No es cosa menor que la Casa Blanca se preocupe por el tema así como el FBI al considerarlo un tema delicado, porque lo que está en juego no es cosa menor, estamos hablando de la economía, la seguridad interna y externa así como la posibilidad de ser atacados el 8 de noviembre, día que se desarrollan las elecciones, ya sea interviniendo en el proceso o alterando el resultado final, en pocas horas podría colapsar el sistema financiero o la red militar causando más daño que una larga guerra pero sin bajas civiles momentáneas.
Pero aún más preocupante es pensar si en México estamos preparados ante posibles ataques cibernéticos que penetren la red gubernamental incluyendo la militar, dudo bastante que lo estemos y no es por ser pesimista, pero sí en un país donde nos queda claro que la inseguridad crece día a día con nuevas víctimas, entonces suena lógico pensar que no tenemos capacidad de reacción ante un inminente ataque de estas características.
La realidad global nos lleva a pensar en estos ataques como algo secundario, mas no de prioridad cuando en realidad deben también ser una prioridad no solo para nosotros sino para nuestro gobierno y claro sin hacer menos los otros miles de problemas que ya nos aquejan a diario, es un tema en el que nuestro gobierno debe comenzar a poner especial atención y acciones preventivas.


Consultor y Analista Político
Facebook: Alberto Tejeda
Twitter: @AlbertoTejedaRT