Portal informativo de análisis político y social

AGENDA POLÍTICA | Merecemos un mejor aeropuerto

AGENDA POLÍTICA | Merecemos un mejor aeropuerto

Oct 1, 2016

El aeropuerto internacional Miguel Hidalgo de Guadalajara es conocido por locales, nacionales y extranjeros, todos coinciden en algo y es que está lejos de tener las características que lo vuelvan un Aeropuerto Internacional, más bien pareciera un lugar en medio de la nada con algunas pistas para recibir un número limitado de aviones al día, una terminal aérea pequeña con poca infraestructura para brindar apoyo operativo y logístico para apenas pequeños vuelos locales, pero la realidad es que tiene la categoría de Aeropuerto Internacional aunque no lo parezca ni merezca dicha categoría. La realidad del Aeropuerto de Guadalajara tristemente es que no es más que una pequeña terminal aérea que no ha tenido mejoras desde el término de su construcción en 1966 hoy en día la capacidad del mismo es insuficiente y no se han visto mejoras por parte de quien posee la concesión de dicho Aeropuerto, el Grupo Aeroportuario del Pacífico. Desde que se le cedió la concesión a la española GAP para que operara el Aeropuerto de Guadalajara no se ha realizado mejora alguna, más indignante aún es que no se han hecho las mejoras y adecuaciones prometidas previo a la licitación del mismo. GAP opera en México 12 aeropuertos, en todos los casos se repite el mismo patrón, no existen mejoras o adecuaciones a los aeropuertos que opera información que contrasta con el hecho que sus ganancias son altamente considerables. Las faltas, omisiones e incumplimientos del GAP hacia los usuarios y con el Aeropuerto de Guadalajara son sistemáticos y de diversas clases y tipos en una larga lista que parece no terminar y agregar nuevos puntos a la misma. Van desde accesos con baches, un estacionamiento con una de las tarifas más altas del país pasando por elementos tan simples como la ausencia de sillas en las áreas de espera nacionales e internacionales, no se diga las goteras en el techo que abundan en toda la terminal.

El GAP presume que es quien «mueve» a millones de usuarios a través de los aeropuertos que opera, la realidad es que quien lo hace son las aerolíneas, el GAP solo administra las terminales, mantenimiento, abastecimiento y realizar las mejoras y adecuaciones necesarias a la misma, esto último no ha sucedido jamás.Las quejas de usuarios por el mal estado de la las terminales son incontables, el GAP de forma soberbia jamás responde, atienden, mucho menos soluciona. El más reciente problema que se ha presentado y que parece que no quieren solucionar es la presencia de mosquitos en todo el aeropuerto y las pistas, un problema que incomoda a pasajeros y seguramente a empleados del mismo aeropuerto pero que el GAP simplemente no soluciona, todo parece que es una cuestión de no querer invertir dinero absolutamente en nada. La ciudad de Guadalajara es la segunda más importante del país y no contamos con un aeropuerto digno de esto, contamos con una terminal aérea que opera en pésimas condiciones y a costo excesivo para el usuario. Algo que no vemos que cambie, mucho menos y aún más preocupante una autoridad que obligue al GAP a realizar las mejoras correspondientes y a las que está obligado, ya no digamos a mejorar su atención hacia los usuarios. Por el Aeropuerto de Guadalajara al año circulan millones de usuarios en miles de vuelos procedentes de diversas partes del mundo, de la mano también fluyen millones de dólares en ganancias para GAP que no se ven reflejados en mejoras en la infraestructura del aeropuerto. No es de esperarse que el mismo GAP tampoco le pague impuestos al municipio argumentando que son una concesión del Gobierno Federal. Algo a lo que cualquier empresa está obligada a cumplir pero que parece que por alguna razón da privilegios al GAP para no hacerlo.La concesión del GAP sobre el aeropuerto de Guadalajara es por 50 años, lo que quiere decir que los problemas seguirán, traspasaran administraciones y sexenios que poco o nada harán para obligar a una empresa extranjera a cumplir con sus responsabilidades y obligaciones, mientras tanto que los usuarios sigan siendo los principales afectados y esto es incongruente ya que dicho aeropuerto sobrevive gracias a los usuarios, es a este a quien debe su concepción, es para ellos para quien fue creado.

¿Hasta cuándo un gobierno estatal o federal obligará a GAP a cumplir con lo que está obligado? ¿Hasta cuándo pagarán impuestos? ¿Hasta cuándo realizarán mejoras? ¿Hasta cuándo tendremos un aeropuerto digno? ¿Hasta cuándo los harán cumplir?

Consultor y Analista Político
Facebook: Alberto Tejeda
Twitter: @AlbertoTejedaRT