Portal informativo de análisis político y social

AGENDA POLÍTICA | Nuestro partido político se llama México

AGENDA POLÍTICA | Nuestro partido político se llama México

Sep 3, 2016

El país atraviesa condiciones poco favorables: inestabilidad social, una moral por los suelos, descontento social, crisis económica (reflejada en los hogares de todos), inseguridad, violencia, incertidumbre, corrupción, desconfianza de las instituciones, repudio a los políticos y partidos, un hartazgo generalizado, todo eso tiene como origen una serie de acciones de políticos corruptos y cínicos que han aprovechado el poder para enriquecerse pero también para pisotear a quien menos tiene, lo que enciende el malestar social.

Algo que es cierto es que los partidos políticos, en su concepción, todos son buenos, esa es la concepción y digo todos, el problema no son los partidos sino quienes los han utilizado para hacerse de poder para beneficio personal, pero también para políticos que son cómplices de la corrupción que deriva en la impunidad.

La semana pasada fue una semana dura, una semana en la que la indignación y enojo se hizo notar como pocas veces lo habíamos visto, el problema principal fue que el presidente Enrique Peña Nieto invitara al candidato republicano Donald Trump a Los Pinos, el mismo que ha ofendido a migrantes y al pueblo de México de forma sistemática en los últimos meses, ya sea como una estrategia de campaña o simplemente un odio racista visceral.

Sobre los motivos que orillaron a EPN a invitar a Trump a México se especulan muchas teorías que no entraremos en detalle pues son muy diversas y ya se ha tocado el tema por diversos especialistas.

Al malestar generalizado del país se suma un nuevo aumento a las gasolinas que entró en vigor el 1 de septiembre, justo el día del Cuarto Informe de Gobierno del presidente Peña Nieto. Otra rayita más es que se cambió el formato de dicho informe, no es que a la gente le importe mucho el informe, sino lo que se hace o intenta comunicar, en esta ocasión se convocó a una «sesión de preguntas y respuestas» con lo que parecía un público «diverso» donde preguntarían «lo que fuera», pero en realidad las preguntas eran elogios. Una farsa para muchos de nosotros».

La gente se ha decepcionado de la clase política, la figura presidencial jamás había tenido niveles de aceptación tan bajos como hoy día, todo tiene razones de peso para que sea así, es lamentable pero todo lo que suceda en torno a la figura presidencial y el Gobierno Federal nos afecta como país, pero qué hacer cuando es el propio Presidente quien se humilla y sobaja?

Tal vez lo que rescate un poco la credibilidad del Presidente es que comience por encarcelar a corruptos exgobernadores como Javier Duarte, Padrés, el «gober precioso» o Moreira, pero eso se ve imposible.

Soy de los que cree que este país tiene más gente trabajadora, comprometida, honesta y con ganas de salir adelante que quienes se esfuerzan por destruir, sé que somos más los buenos que los malos, más los honestos que los corruptos, más quienes buscamos mejorar nuestra sociedad y aportar, eso lo sé porque lo he visto, el problema es que hemos perdido la confianza y la fuerza con el tiempo ante el desánimo de un país que no sabemos qué rumbo tiene.

La sociedad mexicana ha demostrado que ante situaciones de crisis que nos han amenazado nos unimos y juntos salimos adelante, lo vimos durante el sismo de 1985 donde la gente fue quien tomó el control de la labores de rescate y marcó un antes y un después en la política en la capital dando origen a líderes sociales y políticos. Lo vimos en las explosiones de 1992, lo vimos en situaciones en las que hemos tenido que solidarizarnos y que hemos logrado grandes cambios, el principal hacer ver que la fuerza que tiene la gente es impresionante, solo necesitamos un motivo.

Necesitamos involucrarnos en los problemas y soluciones de nuestra ciudad y país, necesitamos dejar de ser apáticos, necesitamos ser críticos y proactivos, necesitamos cambiar las cosas, no hay de otra o nos unimos o seguiremos navegando sin rumbo y en este barco vamos todos, lejos de partidos como PRI, PAN, PRD, MC, PVEM, NA creencia religiosa, clase social o preferencia sexual nuestro principal y único objetivo debe de ser México.

Sueño con el día no muy lejano en que podamos unirnos, respetar nuestras diferencias y trabajar en conjunto. Soy de los que sueña con un México de primer mundo con mejores condiciones de vida para todos. Creo más en las coincidencias que las diferencias, nuestro partido debería llamarse México.

Consultor y Analista Político
Facebook: Alberto Tejeda
Twitter: @AlbertoTejedaRT