Portal informativo de análisis político y social

Agenda Política: Revaloremos el agua

Agenda Política: Revaloremos el agua

Jul 1, 2017

Por Alberto Tejeda //

La escasez de agua no es un tema local, mucho menos un tema nacional, es un tema mundial y debe ser atendido de forma inmediata pero para eso también debe ser abordado por profesionales y sin politizar el tema, sin distingo de partidos o intereses de grupo como hasta ahora ha pasado en Jalisco, porque según estimaciones de la ONU las principales ciudades del planeta comenzaran a tener problemas severos de escases de agua hacia 2030, para lo que recomiendan a dichas ciudades que tomen medidas inmediatas al respecto para aminorar la crisis que se avecina. El calentamiento global está acelerando el proceso de escases de agua. Mientras son pocos los países y gobiernos que han tomado acciones.

La realidad de la ciudad es que cada vez somos más, vemos como la ciudad crece de forma horizontal pero ahora también de forma vertical, en paralelo a este crecimiento viene por lógica el aumento en población que demanda servicios básicos como seguridad, alumbrado, calles y sobre todo agua. Los municipios y el estado han sido incapaces de solucionar la prestación de servicios y ahora esto es un problema que se va agravando volviéndose una bomba de tiempo, específicamente el tema del agua es delicado porque deriva en problemas de salud y aunque hoy en día existen colonias que no cuentan con agua, en otra buena parte escasea, en el resto de la ciudad la calidad del agua es mala según estudios que se han realizado.

Cada vez sentimos como el calor es más intenso, pero además de esto el temporal de lluvias se retrasa y acorta con diferencia al año anterior, no es un problema local, no es un problema de Guadalajara, ni de México exclusivamente sino una problemática mundial. Pero el problema más grave no es la situación, sino que son realmente pocos los gobiernos que han implementado proyectos como políticas públicas para garantizar abastecer de agua a las ciudades. En resumen el problema más grave no es el cambio climático y sus consecuencias sino que quienes deben tomar acciones inmediatas no lo hacen agravando y acelerando el problema.

Necesitamos no solo una presa como El Zapotillo que es más que necesaria, urgente y que debió construirse hace 27 años cuando la propuso el entonces Gobernador Guillermo Cosío Vidaurri, sino también implementar proyectos de aprovechamiento del agua, reciclaje y tratamiento de aguas en la ciudad, pero más importante aún que la sociedad nos concienticemos en el aprovechamiento de la misma, que dejemos de creer que siempre merecemos todo cuando no es así.

La construcción de la presa El Zapotillo trae consigo el sacrificio de dejar bajo el agua tres poblados, Temacapulín, Acasico y Palmarejo para garantizar la existencia de una ciudad de 5 millones de habitantes como es Guadalajara, sí, la existencia, porque sin agua estaríamos en severos problemas y debemos dimensionar el problema y la solución.

Mucha del agua que llega al Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) es de mala calidad y debemos comenzar a cuidar la calidad del agua que consumimos, pero también a rehabilitar la red de agua de la ciudad ya que mucha de esta agua se pierde en fugas de tuberías, pero también sería una oportunidad para implementar sistemas de aprovechamiento de agua de lluvia, tratar aguas y utilizar según el nivel de tratamiento, eso no lo hacemos actualmente y vemos como se desperdician cantidades impresionantes de agua todos los días. Si bien separamos las aguas en potable, y residuales ese es un modelo de hace dos siglos y no hemos aprendido a tratar las aguas, cuidando, tratando y reutilizando el agua que tenemos disponible.

Hoy se requiere hacer cambios importantes pero sobre todo eliminar las politiquerías entre funcionarios, significaría un avance para la ciudad hacia un mejor uso del agua revalorando como un bien preciado, llevándonos a ser una ciudad moderna, de primer mundo, socialmente responsable en el uso, manejo y aprovechamiento de aguas.

Si bien es cierto que el agua es un derecho también lo es que es una obligación de todos cuidarla, cosa que no hacemos, es momento que demos un paso como ciudad, pero debe ser juntos, sociedad cambiando nuestros hábitos de despilfarro y mal uso del agua, empresas, utilizando de forma responsable la misma e implementando protocolos. Politicos, aquí lo más importante, dejarse de politiquerías y grillas, organizarse y avanzar en conjunto con la sociedad y empresarios para poder lograr una mejor ciudad, podemos trabajar en conjunto, yo le entro, ¿quién más? Logremos una mejor ciudad.

%d bloggers like this: