Portal informativo de análisis político y social

ALDEA GLOBAL: Caos en la Casa Blanca

ALDEA GLOBAL: Caos en la Casa Blanca

Feb 18, 2017

Por Juan Alberto Salinas

MÁS ALLÁ DE LA REPRESENTACIÓN GRÁFICA, TRUMP TUVO UNA SEMANA EN LA QUE SU TABLERO SUFRIÓ IMPORTANTES DERROTAS EN TRES FRENTES: ATAQUE A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, RENUNCIA DE FUNCIONARIOS Y EL DESISTIMIENTO DE NOMINADOS. 

La portada de la revista Time, publicada en esta semana, mostró al presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, desde la Oficina Oval, con un título provocador: «Nada que ver aquí». La persona del año, acorde a la misma publicación, es también la persona que trajo caos a la Casa Blanca.

Más allá de la representación gráfica, Trump tuvo una semana en la que su tablero sufrió importantes derrotas en tres frentes: ataque a los medios de comunicación, renuncia de funcionarios y el desistimiento de nominados. 

Primero, el ataque a los medios de comunicación por las filtraciones. En la rueda de prensa del pasado jueves a mediodía, Trump tenía programado anunciar a su próximo nominado a Secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Sin embargo, el anuncio concluyó de forma breve y regresó a sus clásicos: gané la elección con el mayor margen desde Ronald Reagan. (No le digan el resultado de George H. W. Bush en 1988; Bill Clinton en 1992, 1996; George W. Bush en 2004; y Barack Obama en 2008 y 2012. Todas superiores a la suya). Más allá de su discurso cotidiano, enfrentó a los medios (particularmente al Times y CNN) y los acusó nuevamente de ser deshonestos al reportar. Todo esto, en una semana que se publicaron una serie de filtraciones sobre conversaciones que sostuvo Mike Flynn —hoy ex Asesor de Seguridad Nacional— el 29 de diciembre con el embajador de Rusia en Estados Unidos. ¿Por qué es polémico? Porque ese mismo día Barack Obama impuso sanciones a Rusia por involucrarse en el proceso electoral estadounidense.

Según Trump, los datos que fueron filtrados a los medios de comunicación son veraces, pero las notas que lo publican, no. Pocas personas como Trump para tener dos ideas contradictorias en una misma oración. (Esta cualidad se extiende también a otros perfiles como Kellyanne Conway y Sean Spicer, consejera y vocero de la Casa Blanca, respectivamente). El centro de los ataques de Trump fue porque los medios publican filtraciones e información clasificada, entre la cual, por ejemplo, se encuentra la llamada con Peña Nieto. Ojo, aunado a ello, no perdamos de vista que las filtraciones tienen como origen funcionarios de la Casa Blanca.

Hay una realidad que, independientemente de Trump, enfrentan los medios de comunicación: el déficit de confianza. En Estados Unidos, como en otras partes del mundo, los medios gozan de una bajísima confianza. Eso crea un espacio para que el presidente los ataque. 

Segundo, la renuncia del asesor de Seguridad Nacional, general retirado, Mike Flynn. Fue uno de los principales asesores del presidente durante la campaña y solamente se mantuvo 24 días en la posición. La renuncia o despido —no sabemos en realidad— llegó después de que se publicaran las filtraciones sobre sus conversaciones. Sin embargo, la parte medular, no es necesariamente las filtraciones, sino: ¿en qué capacidad realizó esas llamadas?, ¿tuvo la autorización del entonces presidente electo? Estos cuestionamientos tendrán un impacto importante en el Capitolio al plantear una investigación independiente sobre los nexos de la administración de Trump con los rusos.

Tercero, el desistimiento del segundo nominado a puestos de primer nivel. El nominado para la Secretaría del Trabajo, Andy Puzder, fue criticado por sus posiciones sobre la automatización de los empleos y algunas consideraciones de la esfera privada. Este es el segundo caso de la administración de Trump y podría haberse dado un tercero con DeVos, hoy secretaria de Educación estadounidense, salvo que Mike Pence desempató la votación en el Senado. De igual forma, no perdamos de vista el rechazo de Robert Harward para servir como sustituto de Mike Flynn como asesor de Seguridad Nacional.

Ojalá esta y otras experiencias permitan reflexionar sobre si se elige como piloto de un avión a quien no tiene horas de vuelo.

E-mail: jasalinasm@gmail.com