Portal informativo de análisis político y social

ALDEA GLOBAL | El desastre de Trump en México

ALDEA GLOBAL | El desastre de Trump en México

Sep 3, 2016

La visita de Donald Trump a México fue un desastre. Uno de los mayores errores políticos de la administración que tendrá ramificaciones en la relación bilateral y a nivel doméstico.

Para poder discutir es necesario la visita, hay algunos elementos que quisiera resaltar.

Primero, la invitación a México. Se realizó a través de una carta dirigida a los dos principales candidatos para preparar un diálogo la relación bilateral. Trump respondió a la invitación en Twitter y comenzó el desastre: Pinos primero descarta la reunión, para después confirmar que sí existía la invitación y se llevaría a cabo el pasado miércoles. Hillary ya señaló que visitó en 2014 y más adelante visitará el país. Acorde a diversas publicaciones, Pinos no pensó que contestaría ninguno de los dos.

Segundo, los objetivos de Trump. Este punto es enigmático. A pesar de que son más los riesgos de un viaje, se pueden identificar dos posibles objetivos tácticos dentro de una estrategia para pivotear a la elección general. Por un lado, aparentar ser un estadista y mitigar las voces sobre su volatilidad. Debemos considerar que compite contra una exsecretaria de Estado, por lo que una visita con un presidente es la receta idónea para cumplir el objetivo. No debemos perder de vista que, al confirmar el viaje, su equipo de campaña señaló que venían por la fotografía. Por otro lado, suavizar su posición con algunos hispanos. Hay una realidad: Trump necesita más a los hispanos que ellos a él. Observen cómo afecta su narrativa en FL, NV y CO (aunque no afecte en otros estados como CA, NY o IL por las amplias ventajas del partido demócrata).

Tercero, la posición de México. ¿Qué intereses avanzaría el país con la invitación? En el pequeño mundo de los habitantes de Los Pinos se podrían considerar dos escenarios. El primero de ellos es acercar a México al proceso electoral y brindar los datos duros; es decir, moldear el debate. En el mundo ideal de la coordinación de asesores, la visita a México brindaría a Trump con una revelación particular sobre todas las mentiras e insultos que ha dicho en los últimos 400 días y pediría una disculpa. En un segundo plano, acercarse con un candidato que puede salir vencedor el próximo 8 de noviembre.

Asumiendo que estos fueran los objetos, ¿la visita los cumple? Difícilmente. Primeramente, preocupa el estado de los canales formales de la relación bilateral. En cuanto a los canales mexicanos, es claro que la oficina ubicada en el 1911 de la Avenida Pensilvania (Embajada de México en Estados Unidos) posee un diagnóstico sobre el proceso y la adversidad para Trump. Con ello, es fácil determinar que Donald no corrige sus posiciones, las refuerza. De igual forma, es claro el mapa electoral y cómo le es adverso al neoyorquino. De igual forma, la Embajada de Estados Unidos en México jugó un papel secundario. Como pintan las cosas, no sería del todo descabellado pensar que se enteraron por las notificaciones del Washington Post.

En una segunda consideración, preocupa la visión estratégica. Por más que Trump tenga posibilidades de ganar, es un perfil que ha arriesgado de forma considerable en la relación bilateral. El acercamiento muestra la falta de dignidad y entendimiento de los medios de poder que ejercemos. Incluso, hasta en lo básico, conociendo el perfil de Trump, le aceptaron la reunión horas antes de su discurso sobre migración. Esto implica que el republicano tendría la posibilidad de moldear el resultado del diálogo. Dicho y hecho, nuestro pequeño presidente jugó al yo dije-tú dijiste con un candidato.

Ahora parece que entramos al peor de los escenarios: rechazados en el corto plazo por Hillary Clinton, sin haber moldeado el debate con Trump en temas clave como el muro o el TLCAN y con la vergüenza de invitar a tu casa a quien te ha insultado de forma sistemática. Trump venía por la foto y lo logró, nosotros nos quedamos con un #MisiónCumplida al estilo Peña Nieto.

jasalinasm@gmail.com
@salinasja