Portal informativo de análisis político y social

ALDEA GLOBAL | Reformar a la FIFA

ALDEA GLOBAL | Reformar a la FIFA

May 30, 2015

El pasado miércoles, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos hizo pública la investigación de posibles actos de corrupción por parte de funcionarios de la FIFA. Sin embargo, a pesar de los señalamientos, dos días después Joseph Blatter fue reelecto por otro periodo más como presidente de dicho organismo y, con ello, probablemente se cierra la esperanza de reformas institucionales en estos cuatro años.

La FIFA cumplió 111 años de existir el pasado 21 de mayo y, es, al menos en México, una organización que nos acostumbramos a escuchar de forma cotidiana; sin embargo, quizá no sabemos mucho de ella y vale la pena refrescar qué es la FIFA. Es una federación que funciona como foro para seis confederaciones continentales, asociaciones nacionales y empresas. Su labor es «[promover el futbol] en todo el mundo, considerando su carácter universal, educativo y cultural», para hacerlo una herramienta de unión que permita combatir la discriminación (Arts. 2 y 3 de los estatutos de la FIFA).

La FIFA tiene una estructura administrativa, deliberativa y ejecutiva. El órgano máximo en la FIFA es el Congreso, espacio en el cual participan 206 asociaciones con un voto cada una de ellas. (Punto de contención en el clásico dilema entre voto igualitario o ponderado por algún criterio o valor.) El Comité Ejecutivo de la FIFA está integrado por 25 personas (un presidente electo por el Congreso, ocho vicepresidentes elegidos por las confederaciones, un miembro femenino elegido por el congreso y, 15 miembros elegidos por las confederaciones).

Entre las posiciones del Comité se encuentra notablemente la del Presidente. Dicha elección que se llevó a cabo el pasado viernes y en la cual Joseph Blatter resultó electo por una ocasión más, venciendo al príncipe Ali bin Al Hussein de Jordán después que retirara su candidatura al concluir la primera ronda. (En la primera ronda Blatter no obtuvo las dos terceras partes requeridas; sin embargo, los estatutos establecen que para las rondas subsecuentes únicamente se requiere una mayoría de 50%, más uno, número con el que ya contaba Blatter.) El polémico personaje que preside la FIFA llegó a la organización en 1975, pero la presidió por primera vez en 1998 y estará en el cargo cuatro años más.

La elección se llevó a cabo en el contexto de la denuncia más sólida que se ha presentado en las últimas décadas en contra de funcionarios de la FIFA. La denuncia, según declaró Loretta Lynch, Fiscal General de los Estados Unidos, es por soborno y actos de corrupción que datan desde 1991 y han ocurrido año tras año. Primordialmente se enfoca en el proceso de adjudicación de los derechos de televisión y promoción en el mundial de Sudáfrica en 2010, Rusia en 2018 y Qatar en 2022. Además, el punto central se enfoca en sobornos por 110 millones de dólares para consolidar la Copa América que arrancará en 2016 en conmemoración del centenario del torneo. Hasta el momento, catorce personas están involucradas en la investigación y siete de ellas ya fueron detenidas. La Fiscalía en Suiza abrirá también una investigación respecto a los próximos dos torneos mundiales.

Entre los procesados se encuentra Charles Blazer quien por mucho tiempo fue el número dos en la estructura de CONCACAF y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, involucrado en los hechos desde la elección para el mundial de Francia 1998. Según las últimas notas, su cooperación va a ser fundamental para profundizar sobre el entramado de corrupción en el sistema FIFA. Siendo así, como declaró la Fiscal Lynch, esto es en realidad el principio de las investigaciones.

Ante estos hechos y su contexto, es importante discutir algunos puntos sobre la FIFA. Primero, la reforma a la institución. En algunos espacios en medios internacionales se sugirió que con las investigaciones, se lograría la renuncia de Blatter y sería el inicio de la desarticulación de la presunta red de corrupción que concluiría en un proceso de reforma. Sin embargo, el reelecto presidente utilizó técnicas autoritarias para pervertir el proceso y, con ello a una de las más notables instituciones liberales en el escenario internacional.

El jueves por la tarde el análisis de las votaciones anticipaba el resultado, pero los bloques de Asociaciones y en algunos casos las Confederaciones que públicamente manifestaron el respaldo a las fórmulas permitían ver un bloque político con consecuencias en otros tableros: África Central y del Este junto con Asia y Rusia en una parte del este Europeo a favor, otorgando respaldo de Blatter; mientras que la UEFA y los norteamericanos a favor del Príncipe. (Digno de un análisis del poder blando en diversas aristas de la contienda.) Dentro de las quejas del resultado, por ejemplo, es que las asociaciones y confederaciones más importantes estuvieron en contra de Blatter. Por ejemplo, Platini amenazó que la UEFA podría retirarse de la FIFA si no se retira Blatter. Si a este bloque le sumas Estados Unidos, Japón, México y Brasil, tendrías los países con mayor audiencia de este deporte, situación que pondría en peligro los principales ingresos de la institución, obligando su extinción o reforma en carácter de resucitación.

Lo que debe quedar claro es que la reforma a la FIFA tiene que pasar por un replanteamiento institucional que permita mayor supervisión y contrapesos interinstitucionales, como en su momento lo vivió el Comité Olímpico Internacional. Si bien no es perfecto, puede ser el boceto para un modelo de reforma paulatina y apertura institucional en un escenario de gobernanza internacional. Por otro lado, esto nos debe invitar a pedir lo mismo de FEMEXFUT para hacer de ella una organización que verdaderamente cumpla el objetivo de fomentar el futbol en México y los beneficios permeen más allá de las empresas que actualmente controlan este hermoso deporte dentro de nuestro país.

Lo curioso es que en el futbol, como todos los deportes, tiene una lógica adversarial: siempre hay un ganador y un perdedor. Dentro de todos los deportes, el futbol destaca porque a nivel global permite analogías muy fuertes en términos históricos sobre todo aquello que sin éste, no hubiera sido posible: unión, encuentro y desarrollo. Por ello es doloroso y lamentable ver la resistencia a transparentar un sistema corrupto que inflige un modelo que no permite el correcto desarrollo de la afición de los países en los cuales se disfruta tan hermoso deporte.

 

jasalinasm@gmail.com
@salinasja